martes , 17 octubre 2017

La clase política del Edomex, en todo su esplendor

Estuvieron los que debían de estar. Quizás una que otra ausencia a destacar, pero ese es material para otro análisis. Como todo buen evento, la convocatoria logró reunir a los interesados en el tema en sí, a los mirones y a quienes desean que los volteen a ver.

Desde el gobernador del estado, su gabinete prácticamente en pleno, diputados federales y locales, senadores de la República, alcaldes, representantes de los distintos poderes en Sinaloa, representantes de las distintas cámaras empresariales, medios informativos y un largo etcétera; todos estuvieron presentes y atentos, a un momento en particular: el reencuentro entre Mario López Valdéz y Jesús Vizcarra Calderón, frente a Enrique Peña Nieto.

El Congreso Mexicano de Comercio Exterior (COMCE) sirvió de marco para el “ansiado” reencuentro.

Realizado del 3 al 5 de septiembre en el Centro de Convenciones de Mazatlán, el primer mandatario asistió para hacer entrega del Premio Nacional de Calidad de Exportación 2014.

En esta ocasión se reconoció el trabajo de 11 empresas mexicanas, cuatro de ellas sinaloenses y, en uno de esos casos, la empresa SuKarne, propiedad del ex candidato a la gubernatura en Sinaloa en el 2010. Nada fuera de lo común, en principio.

Pero, la política es una apasionada de las coyunturas y ésta no la iba a dejar pasar. Para tratar de entender lo sucedido el pasado viernes y sus posibles consecuencias en la vida política local, habría que sentar los antecedentes del reencuentro y dibujar “ese” momento del cual fui testigo, como tantos otros.

La última vez que estuvo Peña Nieto en Sinaloa fue sumamente distante en su trato con el Gobernador. A pesar de haber dormido en Mazatlán, el presidente no vio a López Valdez hasta el momento del evento en la planta del Crestón; ni un minuto antes.

Y, por si fuera poco, no le permitió sentarse junto a él, el Estado Mayor colocó a un empresario de por medio. A estas condiciones de orden privado, el presidente decidió darle un toque público: “no pierdas esperanzas Mario”, haciéndole ver al Gobernador el interés que él tiene en “nombrar” a su sucesor. Lo hizo en tono de “chascarrillo”, cosa que pocas veces se permite el Jefe de Estado.

De Vizcarra y Peña Nieto se dicen muchas cosas. Aunque todas ellas van en el mismo sentido: Enrique Peña Nieto decidió quién será el candidato a gobernador en Sinaloa hace 4 años, “no va a cambiar de opinión”.

Entre ambos se presume una amistad.

En su toma de posesión, al sinaloense se le vio en la quinta fila. Han viajado juntos en giras presidenciales a Asia. Para nadie pasó desapercibido que éste exitoso empresario haya incluso regresado a vivir a su tierra, hace apenas un año. ¿Por qué o para qué regresar?

Frente al mar de especulaciones, Vizcarra se autodescarta de cualquier aspiración política; eso es lo que inquieta a más de uno, pues lo hizo casi al más puro estilo de López Obrador: “a mi denme por muerto”. La historia es clara. AMLO ha buscado dos veces la presidencia.

Lo del viernes fue una historia distinta, en apariencia. No hubo chistes ni desencuentros, ni siquiera tratos especiales hacia uno frente al otro. Todo lo contrario. Se trató de un acto protocolario.

Para más de un observador, Malova “la libró”, pues todas las apuestas previas a la ceremonia estaban en su contra. Incluso, algún comensal llegó a decir: “que regresen las entradas”.

El Jefe de Estado mexicano le dio un trato de mandatario estatal. Incluso, fue cortés en su discurso y muy ameno a la hora de la comida. Y, lo más importante, frente al gran público se prestaron atención, escucha.

Hasta aquí todo va bien, aunque el Diablo está en los detalles. Resalto dos puntos:

1. La visita de César Camacho, presidente del PRI. Dos días antes de la visita de Peña Nieto a Sinaloa, el también ex gobernador del Estado de México vino a Sinaloa para tomarle protesta a los nuevos Consejeros nacionales de su partido.

Ahí, frente a la clase política del estado, lanzó la siguiente advertencia al gobernador Malova: “si no se recibe de él respeto y respaldo para las políticas del presidente Enrique Peña Nieto, entonces se va a encontrar con una explicación razonable de personas que saben hacer política”. ¿Puede una advertencia como ésta tomarse a la ligera? ¿Se lee por separado? No lo creo; yo no lo haría y, sugiero que usted tampoco.

2. Peña Nieto trata de manera formal al gobernador y sorprende “su buena relación”. Lo que es más, “no tiene ningún gesto para especial para Vizcarra”. Esta lectura es completamente errónea. Acompañando al ex candidato, al momento de recoger su premio, lo acompañaba su Sra. madre. Por lo general, la gran mayoría de los galardonados eran miembros de la empresa, ejecutivos, consejeros, etc. Pero si esto no fuera suficiente, destaco la libertad con la que la Sra. Calderón rompía el protocolo. Se le acercaba al Sr. Presidente, él mismo la trataba con calidez, como si fuera parte de un diálogo que continuaba. Como amigos de familia. Gestos como esos no son permitidos por el Estado Mayor, a menos que se platiquen de antemano. ¿Qué mensaje estaba enviando el primer mandatario a la clase política de Sinaloa? Para más de alguno, pasó desapercibido. La forma es fondo.

Un apunte final. Si existiera una tipología sobre clases políticas partidarias, con su correspondiente división en los estados, la del PRI del Estado de México sería sin duda la más elaborada. Los distingue su oficio político, su centralismo, pero sobre todo, su excesiva sutileza (saben ser suave cuando hay que serlo y rudo por si se requiere); aunado a lo anterior, se identifican por su excesivo respeto por las formas.

Los que asistimos al Centro de Convenciones de Mazatlán vimos la escuela de la clase política del Edomex en todo su esplendor. El que sabe, sabe y el que no, que aprenda.

Que así sea.

PD. ¿Sabes por qué te escribe papá? Porque quiere dejarte constancia para la historia. Una historia que hoy cumple 7 años. Pocas veces en mi vida me he sentido tan feliz, tan contento, tan llego de energía, de vida, agradecido con lo que soy y con lo que vivo; pocas veces me detengo a disfrutar lo que ustedes en casa me hacen SER. Uno de esos momentos será siempre nuestro viaje al DF, nuestro primer viaje tú y yo solos. Me hiciste sentir el regalo divino de eso que llaman ser “padre”. Gracias mi Nicole. Tu papá te ama; siéntelo. La historia que mejor ser recuerda es la de los sentidos. ¡Feliz cumpleaños, preciosa!

juanalfonsomejia@hotmail.com
Twitter: @juanmejia_mzt

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons