Lunes , 21 Agosto 2017

Ex gobernadores a la sucesión

Oswaldo Villaseñor

LOS MOCHIS, SINALOA.-Este sábado fue un día de muchas señales dentro del juego sucesorio en Sinaloa.

En un privado del hotel más emblemático de esta ciudad, el senador Daniel Amador se reunía con el alcalde de Ahome, Arturo Duarte, algunos de sus funcionarios, con el presidente del Comité Municipal del PRI, Marcos Osuna y algunos dirigentes de organizaciones. La reunión era privada.

Cuando empezó a tocar el tema de la sucesión en Sinaloa, sus revelaciones hicieron que más de uno de los presentes abriera los ojos.

“Hay que ser claros, el gobernador no tendrá poder de decisión, no lo podemos ver como priísta y no será invitado a la mesa de las negociaciones”.

Pero el senador Daniel Amador iba más allá y afirmaba. “Tampoco le debemos de dejar toda la responsabilidad al presidente Peña para que él decida, los priístas tenemos que hacer lo propio para que al final escoja al mejor”, afirmaba.

En eso estaba el senador cuando se da la irrupción de algunos representantes de medios de comunicación y el Senador Gaxiola empieza a balbucear, a querer recomponer sus comentarios y decir que Malova si estará en la mesa y acto seguido empieza a hablar de algunas gestiones que realiza para el alcalde de Culiacán, Sergio Torres, amén de ofrecerle apoyo de donación de banderas al alcalde Arturo Duarte para que durante los lunes cívicos las regale a las escuelas. Eso sí, aclaro.

“No importa que no esté yo presente”.

Pero si eso ocurría adentro de un privado en dicho hotel, afuera, en el restaurant, compartían el pan y la sal el ex gobernador Francisco Labastida Ochoa y el empresario atunero, Leovigildo Carranza.

Desde luego, siempre se ha dicho. El restaurant de este hotel es el mejor lugar a visitar cuando quieres una entrevista “espontanea”.

Desde luego así fue. Labastida fue el centro de atención de todos los comunicadores presentes. El tema no era otro. La sucesión.

Algo fue evidente en Labastida. Su cara endureció cuando se le preguntó por Jesús Vizcarra y su proyecto político.
Labastida aclaró algo hasta ahora desconocido. Dice que él personalmente le dijo a Jesús Vizcarra en el 2010 que no era un buen candidato, que no lo apoyaría y se lo dijo de frente porque él no es de dos caras.

La pregunta de rebote era obligada. ¿Y hoy lo considera un buen candidato?. Labastida hábilmente sacó la vuelta a responder y dijo que era muy prematuro hablar de ello.

¿Lo apoyaría?. Se le vuelve a preguntar. “Yo no apoyo a precandidatos, solo a candidatos” es su respuesta.

Pero en 2010 usted apoyó al precandidato Malova, se insistía. “Bueno… esa fue otra historia”.

Pero si Vizcarra es candidato que sucedería, otra vez la interrogante. “Bueno primero hay que ver si quiere, yo no me puedo meter en la cabeza de Jesús Vizcarra a ver qué piensa”.

En fin, Labastida como buen torero de la política esquivó las preguntas y nunca respondió nada positivo a Jesús Vizcarra.

Pero qué relación tienen estas dos posturas hoy descritas. Muchas y variadas.

1.-Lo dicho por el senador Daniel Amador es una realidad. Malova no decidirá quién será su sucesor, amén de que los números de desaprobación de su gobierno no le ayudan mucho.

2.-Esta situación, lo habíamos dicho tiempo atrás, ya empezaba a preocupar a quienes realmente gobiernan Sinaloa y buscaban diferentes opciones o estrategias que les permitiera, si no conservar el poder por otros seis años, cuando menos si negociar el respeto y seguridad de sus intereses.

3.-Fue así como se ideó primeramente la posibilidad de que los ex gobernadores, Francisco Labastida, Juan Millán y Jesús Aguilar se pudieran unir para expresarle algunas consideraciones al secretario de gobernación Miguel Angel Osorio Chong y al líder del PRI, César Camacho y si se podía hasta al mismo presidente Enrique Peña Nieto. En pocas palabras, no estar a la espera de que la decisión llegue desde México sin haberlos tomado en cuenta.

4.-La aparición de Jesús Vizcarra en escena con todo y que no saben que es realmente lo que quiere y si puede o no ser candidato a la gubernatura, obligó seguramente a adelantar los tiempos de aparición de los ex gobernadores. Hoy los tres, han iniciado un fuerte activismo en Sinaloa en busca de ser entrevistados y desde luego fijar posturas.

5.-Ahí es donde entra y se entiende la postura de Labastida referente a Jesús Vizcarra. No están dispuestos a que el empresario de la carne llegue, y si llega, no lo haga previo a la toma de acuerdos con cada uno de ellos.

6.-Es por eso que las estrategias han empezado y los ex gobernadores van a la salvación de sus intereses y feudos con mucha anticipación y para ello los hilos y puentes empiezan a moverse y construirse para encontrar al mejor candidato para ellos y que desde luego coincida con las decisiones que se tomen en la ciudad de México. En este juego solo quedarían tres cartas.

7.-Durante los últimos días ha sido visible como gentes muy ligadas al ex gobernador Jesús Aguilar de repente aparecieron como los principales apoyadores del senador Aarón Irizar. Los diputados Jesús Burgos, Ramón Barajas, en Guasave, el delegado de la Sagarpa, Rolando Zubía y el diputado federal Alfredo Padilla en Ahome, este último Millanista de hueso colorado.

8.-Así Aarón Irizar, Labastidista de nacimiento, Millanista por adopción y ahora con el apoyo “evidente” de Jesús Aguilar, podría ser una de estas cartas.

9.-La segunda carta, es la del actual Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas, pero que ya no podría llegar con el aval de Malova porque esto lejos de impulsarlo lo descartaría.

10.-Gerardo Vargas se ha convertido en el operador por excelencia de las gentes que están detrás del gobierno de Sinaloa y para los ex gobernadores sería la carta que de continuidad a la garantía de sus intereses, amén de que es el que tiene los hilos del poder y ha sabido construir importantes alianzas no solo con priístas sino que la clase política de todos los partidos.

11.-La tercera carta, sería aceptar la posibilidad de que Jesús Vizcarra fuera el candidato y ahí ya aparecen dos hombres mencionados en esta columna como los enlaces. Jesús Aguilar y en empresario Leovigildo Carranza.

12.-En fin, la baraja ya ésta echada y sobre la mesa. Los ex gobernadores quieren parte del pastel, si ya no se puede tenerlo completo.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Un gobierno que no es capaz de garantizar la salud de sus gobernados, definitivamente es un mal gobierno.

Hoy el gobierno estatal y los municipales cambiaron de estrategia en la prevención del dengue, no invirtieron recursos por la mala administración que traen o simple y sencillamente les valió, pero lo cierto es que hoy el dengue se les salió de control y se encuentra convertido en un verdadero problema de salud pública.

Pero más lamentable escuchar al encargado de la salud en Sinaloa, Ernesto Echeverría al culpar prácticamente a la gente de padecer el dengue por no tener bien limpias sus casas. Así lo dijo.

En fin, las autoridades de Salud, minimizan y no reconocen los masivos casos de dengue, pero la realidad dice todo lo contrario.

 

 

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons