sábado , 21 octubre 2017

Bajofondo puso a bailar a todos con su Presente.

Bajofondo puso a bailar a todos con su Presente.

Además de su música, la verdadera magia que crean en el escenario la llevan en las venas, con la pasión y goce personal al interpretar cada uno de sus temas y compartirlos con su público, que no puede más que maravillarse y unirse a la fiesta.

Invitados por la Sociedad Artística Sinaloense (SAS) y el Instituto Sinaloense de Cultura (ISIC), Bajofondo y su contagiosa energía hicieron vibrar hasta el último rincón del Polideportivo de la UAS en Culiacán la noche de este miércoles y puso a bailar al más cansado y a relajarse al más estresado.

De un nivel emocional a otro, de la tranquilidad a la catarsis llevaron los músicos argentinos y uruguayos a todos sus fans que se reunieron para rendirle culto al tango, el electro, la milonga, el hip hop, el jazz y el rock, a través de un impecable sampleo, programación y futurista show de luces y multimedia.

Lo que empezó hace casi 15 años como un experimento de géneros tradicionales de la vida urbana en Río de la Plata ha continuado a la fecha en escenarios del mundo pero bajo una nueva forma con sonidos actuales.

Desbordantes como un río, “Lluvia”, “Pena en mi corazón”, “Cuesta arriba”, temas de su más reciente producción discográfica Presente;  “El Mareo”, “Leonel, El Feo”, “Pide piso”, “Código de barra”, entre otras de sus álbumes anteriores, se dejaron escuchar y sentir durante las casi dos horas que duró el concierto.

Así, la guitarra y la voz de Gustavo Santaolalla; los beats, samples, voz y coros de Juan Campodónico; los sintetizadores y la programación de Luciano Supervielle; el violín de Javier Casalla; el bandoneón de Martín Ferres; el contrabajo de Gabriel Casacuberta; y la batería de Adrián Sosa, llevaron al límite la velada cuando al despedirse,  luego de sendos aplausos y gritos de “otra, otra”, regresaron con “Pa’ bailar” y no sólo levantaron a todos de sus asientos sino que decenas de asistentes subieron al escenario para  compartir con el colectivo sus mejores pasos.

Luego de cientos de conciertos en todo el mundo, con un show en diferentes dimensiones, lleno de momentos casi teatrales por su estilo propio e inconfundible y su entrega en el escenario, Bajofondo llegó al corazón de los culiacanenses para quedarse.

Acerca de Angie Rod

Angie Rod es el diminutivo que uso de mi verdadero nombre, quizá porque quedé traumada en mi niñez por tantas planas con el real, pero deja tú el nombre, ¡soy de Mazatlán! Hace muchos, muchos años quería ser corresponsal de guerra y por eso me decidí a estudiar la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación (así dice mi título) y desde entonces, agradezco nunca haber pisado un campo de batalla, y ahora andar por rumbos culichis, luego de haberla hecho (y lo volvería hacer…) de reportera, locutora, conductora y productora de radio; vendedora, capacitadora, burócrata y tuitera. Gracias por pasar por aquí, y dejarte seducir por #ElPlacerDeLaAdicción a #LaCafeína.
Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons