martes , 17 octubre 2017

La ineptitud tiene cara de inundación

La ineptitud tiene cara de inundación

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Regresa la temporada de lluvias a Sinaloa. Lo que es una bendición para la mayoría de las familias del estado, para unos cuantos la pesadilla comienza.

Nadie puede ignorar que nuestras ciudades padecen de la eterna maldición de las inundaciones anuales. A las primeras gotas de precipitaciones, las lagunas brotan a diestra y siniestra. ¿Pero qué hacer cuando nuestro patrimonio se pone en riesgo por la ineptitud de las autoridades?

Durante las administraciones de Jesús Aguilar como gobernador y Jesús Vizcarra Calderón como alcalde se realizaron trabajos de reencarpetado y pavimentación en las principales avenidas de la ciudad de Culiacán. Al más puro estilo de la política electorera, los trabajos nunca fueron realizados a conciencia. Desde luego, se privilegiaba la foto a la calidad de la obra. Las fallas no tardaron en llegar.

Ante la premura por inaugurar las calles, muchas de ellas quedaron desniveladas, sin las caídas de drenaje adecuadas u obras complementarias de desfogue y al día de hoy son una especie de represas generadoras de damnificados.

Un grave ejemplo de ello vivieron el pasado 24 de julio los vecinos del sector sur de la ciudad, más específicamente las colonias que se encuentran a los costados de la Av. Patria (5 de Mayo, 10 de mayo, Rafael Buelna, La Huertas, Lázaro Cárdenas, Toledo Corro, CNOP y algunas otras). El agua alcanzo hasta el metro de altura en algunas casas, poniendo en riesgo el patrimonio de las familias. La desgracia es que no fueron lluvias anormales, fueron lluvias normales para la temporada.

El problema se agrava cuando el ayuntamiento hace oídos sordos y niega cualquier responsabilidad en el hecho. La impotencia de los vecinos está llegando al límite pues no tienen idea a quien acudir.

¿Qué hacer cuando eres un ciudadano que paga sus impuestos, no vives en un asentamiento irregular, tus autoridades fueron los causantes de las afectaciones y nadie se quiere hacer responsable? Es una realidad lastimosa en la que viven miles de vecinos que no tienen culpa de lo que les sucede. Puede ser que el presupuesto para solucionar estos problemas sea millonario, pero asumir la responsabilidad es el primer paso para encontrar la solución… tristemente no es así.

A últimas fechas mucho se ha discutido formas, ejemplos y definición de gobiernos populistas. Sinaloa tiene varios de ellos y Culiacán abandera esa tristemente célebre forma de política pública. Cuando la ineficiencia, ineptitud, desinterés y desidia se juntan en un gobierno, los ciudadanos son los que pagan las consecuencias, mientras los gobernantes alegremente regresan a sus casas bien equipadas y protegidas de cualquier mala planeación.

Después de todo, qué se puede esperar de gobernantes sin el más mínimo sentido de empatía y ganas de hacer otra cosa que no sea grillar y jugar a la “operación política”. De vez en cuando hay que trabajar gobernando. No hay que ser.

EL MEMENTO DE HOY

torres

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons