Sábado , 29 Abril 2017

Ernesto Coppel, nuestro pequeño Trump

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Causó revuelo, sorpresa, ofuscación y un mar de críticas la visita del señor Trump a nuestro país. Fue, por decir lo menos, un desastre en materia de relaciones exteriores; nuestro gobierno no supo salir del enredo que ellos mismos se metieron.

La deslenguada personalidad del candidato republicano parece que también contigo a uno que otro mexicano. Para ser más exactos, al señor Ernesto Coppel le dio por sumarse a la campaña de menosprecio a la mexicanidad.

En desafortunadas declaraciones, el famoso “Neto” Coppel, dueño de la cadena de hoteles Pueblo Bonito y Emerald Bay, dijo en Mazatlán, palabras más palabras menos, que ya estaba bueno de recibir “mexicanitos” en ese destino turístico; que el verdadero negocio estaba con los gringos, quienes pagaban tarifas más elevadas. Sus declaraciones no pararon ahí. Siguió de frente y arremetió con la infraestructura hotelera del puerto calificándola de vieja, obsoleta y desfasada.

La segunda parte de su discurso está bien sustentada desde el punto de vista de la oferta turística; nadie mejor que él para calificar la actividad en la cuál ha sido uno de los pilares en los últimos años del puerto mazatleco, donde no tiene razón es en el desprecio a los “mexicanitos”, máxime cuando él ha sido uno de los mayores beneficiados del turismo nacional en la pasada década.

Si bien Mazatlán inició como un destino turístico para norteamericanos y canadienses durante los 15 años recientes, tuvo que cambiar su mercado a una base más nacional; tanto así que hoy es considerado de los lugares para vacacionar favoritos de los mexicanos. Seguramente los dólares son más apreciados en la comunidad hotelera, pero es una infamia que desprecien a los viajeros nacionales.

Los mexicanos también merecemos una mejor oferta turística. No debemos ser intimidados por sentimientos xenófobos. Si un empresario no está conforme con sus utilidades, nadie lo obliga a invertir su dinero en ese ramo. Si por otro lado aumenta su inversión y ofrece productos de calidad, no importa el lugar de donde vengan sus clientes, las tarifas podrán ser más altas y por ende sus ingresos.

Seguramente el señor Coppel no está muy conforme con sus palabras y más temprano que tarde rectificará sus declaraciones. Los empresarios son la maquinaria económica que mueve al país y son los que generan empleos, pero también tienen una responsabilidad social a la hora de emitir su opinión, sobre todo en estos momentos de discursos de odio.

Después de todo, como sociedad civil, tenemos que ser nosotros los que nos defendamos de los sentimientos discriminatorios que vienen del norte, porque ya vimos que nuestro gobierno no es muy bueno para cuidar nuestra dignidad.

EL MEMENTO DE HOY

rafa

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons