Martes , 23 Mayo 2017
Participación aceptable.

Participación aceptable.

Recientemente las Águilas del América culminaron su actuación en el Mundial de Clubes de la FIFA, y si bien su desempeño se considera como “bueno” a secas, si hay algunas cosas que dejaron un poco a deber, sobre todo por el hecho de haber regresado a México con el cuarto sitio, cuando se pudo aspirar a un tercer puesto.

Los azulcremas dieron participaciones dignas en sus tres compromisos, se alzaron con un triunfo de alarido en contra del Jeonbuk Motors de Corea del Sur, equipo que si bien no superaba a los mexicanos en cuanto a técnica e individualidades, su habilidad colectiva y velocidad en el traslado del balón puso en aprietos a la tropa de Ricardo La Volpe; las águilas batallaron, sí, pero supieron resolver el partido en tiempo regular.

El duelo ante el Real Madrid estaba marcado como un partido perdido, la diferencia entre ambos planteles se mide hasta por el nivel de las ligas; el Madrid es un coloso del fútbol mundial cuyo poderío no conoce rival, por ende, lo más lógico era buscar perder con dignidad y vender cara la derrota.

Hasta cierto punto el América le hizo frente a los galácticos, la tropa que dirige Zinedine Zidante batalló enormidades para poder sacar adelante el partido, y si bien las Águilas no atacaron mucho el marco rival, pudieron mantener a raya durante un gran lapso del juego a una de las delanteras más poderosas en la historia del fútbol.

Finalmente, consideramos que el América pudo ganar el partido ante Atlético Nacional, pudieron soportar los embates de una desventaja temprana en el partido, ya que a la media hora de juego caían 2-0, sin embargo, la reacción de los azulcremas merecía coronarse con una remontada total pero debieron conformarse con el empate en tiempo regular, y, por motivos de tiempo, se tuvo que ir directamente a los penales los cuales son un volado; se pudo aspirar a muchísimo más, pero haber igualado un encuentro complicado ante el campeón de Sudamérica tiene hasta su mérito hasta cierto punto.

Esta pequeña “pretemporada” si le podemos decir así, no los hará perder ritmo de competencia, pero sí los merma físicamente, caso contrario a los de la Universidad Autónoma de Nuevo León, quienes están muy descansados, aunque con un ritmo de competencia cortado de tajo; volar desde Japón hasta la Ciudad de México equivale a unas catorce horas de avión, y si a eso le sumamos el cambio de horario,

sin dejar de lado que llegarán prácticamente directo a Coapa para preparar el juego del jueves, será una losa muy pesada para los jugadores.

Las Águilas cumplieron en Japón a secas, y ahora deben sacar adelante una final que luce complicada, pero tomando en cuenta a los rivales que enfrentaron en su aventura por la tierra del sol naciente, Tigres debería ser un día más en la oficina para Ricardo La Volpe y compañía.

Veremos.

=0=

Con esto nos despedimos.

Hasta la próxima.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons