martes , 24 octubre 2017

Sinaloa se manifestó y salió a la calle contra el gasolinazo

Sinaloa se manifestó y salió a la calle contra el gasolinazo

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Es tarde de sábado; calurosa para ser principios de enero. La Lomita es origen; Catedral es el destino (Curioso que en Culiacán la sede oficial de las manifestaciones políticas elija dos templos eclesiásticos como marco para las protestas).

Las personas comienzan a llegar. Maximiliano, mi hijo de 5 años, se impacienta y juega entre las fuentes del parque de ciudades hermanas. 4 de la tarde en punto. El contingente alista su salida. Llegó la hora. Culiacán tendrá una manifestación como hacía décadas no vivía: ciudadana, espontánea, jubilosa y emblemática.

Un par de días antes nuestro figurín presidente se paraba frente a las cámaras para dar un mensaje a la nación. Con el estilo de oratoria ochentero y bien practicados uno a uno fueron presentados los argumentos de un doloroso gasolinazo: Culpar al sexenio anterior, pedir comprensión, exculpare de esa responsabilidad, ofrecer sacrificios y preguntar al pueblo que le paga por resolver los problemas de la nación: ¿Ustedes que hubieran hecho?

El pueblo sabe perfectamente qué hacer. La manifestación se extiende. Lo que parecían ser unas cuantas personas al inicio de la marcha poco a poco se multiplican y se extienden por todos los carriles de la emblemática Obregón.

Históricos luchadores sociales, revolucionarios, universitarios y amos de la calle se unen del brazo con señoras de clase media, pequeños empresarios y profesionistas.

La izquierda y la derecha del espectro ideológico se funden entre cartulinas, mantas, consignas, cantos y descontento.

Maximiliano va contento en medio de tantas personas y se une los cánticos.

El presidente emanado del PRI, Peña Nieto, sigue con su mirada adusta. Lanza reto tras reto a la cámara y utiliza la retórica del miedo: -Se van a quedar sin seguridad social, programas de apoyos populares, educación y seguridad. Necesitamos el gasolinazo-nos dice. Pero en ningún momento de su perorata apocalíptica hace mención de los sacrificios que debe hacer la clase dorada de su gobierno. Las suburbans, viajes, comidas, guardarropas dignos de la realeza no son materia a tratar en su errático discurso.

La marcha llega al ayuntamiento. Maximiliano se quiere tomar fotos con la figura más decadente de las frivolidades del gobierno municipal: El Morrín. El nuevo residente del ayuntamiento, Jesús Valdés, esconde tras una sonrisa enmicada sus culpas legislativas.

Él aprobó la reforma hacendaria en su momento y la defendió como uno de los principales logros de su gestión. El pueblo le pagó con la alcaldía. Hoy tímidamente se solidariza contra el gasolinazo. ¡Cinismo ramplón!

Peña Nieto culpa a todos, excepto a él mismo. La gasolina prende fuego en su administración. Los excesos alcanzaron el cascaron vació que su Presidencia… y él mismo. Se despide de la audiencia, dejando tras de sí una amenaza: El aumento es una decisión tomada y no hay marcha atrás. Él ha terminado de hablar. Ahora es tiempo del pueblo de contestar.

Suenan las campanas de catedral 13 minutos antes de las 17:00 horas. No hay confusión alguna. La iglesia se solidariza con el movimiento y se une al pueblo. La marcha llega con 3 mil almas reunidas. ¡YA BASTA!. La manifestación concluye en un ambiente de fiesta.

Culiacán ha puesto el ejemplo de una marcha pacífica. Sin vandalismo, sin ofensas, sin desmanes los sinaloenses demostramos que la violencia es de unos cuantos y el corazón de nosotros es solidario.

Cansado, Maximiliano pide agua. Para un niño de 5 años es un largo camino, pero supo aguantar toda la jornada. Para mi hijo y la ciudadanía son experiencias que los van ayudar a crecer.

Los dos se enfrentan a otro tipo de realidad: comprender el mundo que los rodea y participar más activamente en la toma de decisiones. Por mi hijo y por la sociedad de Sinaloa, hoy más que nuca estoy seguro: #Vienencosasbuenas

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons