Lunes , 27 Marzo 2017
Los diputados que nadie quiere o la tiranía altruista de Quirino

Los diputados que nadie quiere o la tiranía altruista de Quirino

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Se lo han ganado a pulso. Encuesta tras encuesta el Poder Legislativo es de las instituciones nacionales menos populares de los ciudadanos; simplemente su aceptación es nula.

Rosseau (el gran politólogo y escritor francés creador del contrato social) alguna vez dijo que los diputados tendrían que ser los servidores públicos más limpios, altruistas y sacrificados de todo el aparato estatal. En México, evidentemente, no aplica.

El día de ayer, 15 de febrero, el gobernador, Quirino Ordaz Coppel anuncio que enviará al Congreso del Estado una iniciativa de ley donde pretende disminuir el número de regidores y diputados.

En apariencia y aceptación popular esta petición parece apoyar los sentimientos del ciudadano, pero (y es un gran PERO) está reforma a quien más beneficia es a Quirino y sus ansias de control sobre los pesos y contrapesos de la democracia.

En la práctica está plenamente demostrado que los diputados no se comportan como una institución independiente del Poder Ejecutivo; algunos, incluso, llegan al ridículo que someterse sin pudor a los designios del gobernador y hasta lo presumen públicamente.

Es decir, el gobernador controla de facto dos de las tres ramas de los poderes (algunos dirán que también a los jueces).

Sin embargo, con la propuesta de adecuación y la desaparición de diputados y regidores el poder del gobernador se aumenta considerablemente; veamos los siguientes números:

Actualmente la cámara de diputados local tiene PRI (21), PAN (7), PAS (6), PANAL (2), MORENA (2), PVEM (1), PRD (1) diputados. La propuesta del gobernador es desparecer 10 diputado (6 de mayoría y 4 plurinominales) para tener una cámara de 30 diputados.

Aparentemente y bajo el pretexto de lo poco queridos y el ahorro financiero (que no ha sido detallado por el gobernador) 10 diputados desaparecerían de la representación popular.

Lo que no está diciendo Quirino que bajo las condiciones políticas actuales esos 10 diputados podrían ser 8 de oposición y únicamente 2 de su partido y/o aliados.

El partido político del gobernador podría llegar a tener el 75% de golpe y porrazo del control de la cámara, autorizando así cualquier tipo de modificación a las leyes o nombramientos específicos. Estamos ante una trampa de la democracia.

El Estado nunca debe quedar a merced de un solo hombre. Las peores intenciones casi siempre se esconden detrás de las fobias sociales.

Los diputados no han hecho bien su trabajo, pero es nuestro deber como soberanía exigir que lo hagan mejor. Es justo reducir muchos de sus beneficios, pero no debilitemos las instituciones de la democracia bajo el argumento del dinero.

La fortaleza de un pueblo está en sus voces y este gobernador quiere tener menos representantes con los cuáles lidiar.

En política siempre hay que esperar lo peor. Y 30 personas siempre son más fáciles de convencer que 40. Tengamos mucho cuidado con las iniciativas envueltas en piel de cordero porque dentro pueden llevar el más mortífero de los depredadores. Así es difícil, aun así #vienencosasbuenas.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons