Sábado , 29 Abril 2017
Policías de semáforo

Policías de semáforo

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Ahí están. Nadie los nota, pero son guardianes inmóviles de los semáforos. De unas semanas a la fecha es común observar elementos de la corporación de Tránsito sirviendo de operadores de las luces que regulan el tráfico. Así es, al menos en la ciudad de Culiacán y según reportes en otras ciudades del estado también está sucediendo.

No lo dicen. Su molestia es evidente; sin embargo, cumplen con su deber. Los agentes que acuden a una academia son ninguneados por la sociedad y reciben sueldos bajos poco apoco se desmoralizan y sirven de testigos resignados para desalentar a los cada vez menos ciudadanos quieran servir en las corporaciones policiacas.

En pleno siglo XXI la tecnología no tiene cabida en nuestra ciudad. La ineptitud de las autoridades se soluciona con más ineptitud.

El control, buen funcionamiento y mantenimiento de los semáforos depende del Gobierno del Estado. Así está estipulado por cuestiones políticas, de reglamentos y control presupuestal. Tendrían que ser los ayuntamientos los encargados de esa responsabilidad. Los semáforos no funcionan, están en mal estado, algunos fundidos y la mayoría desincornizados.

No se ve por ningún lado el presupuesto destinado al correcto funcionamiento de nuestras vialidades.

El ayuntamiento de Culiacán no únicamente solapa la ineptitud estatal, también es cómplice. Destina recursos de la comuna vía personal para solventar las carencias del estado. Los pocos elementos que puedan tener nuestras corporaciones tienen que ser destinados a la operación monótona de los semáforos.

Este trabajo bien pudiera ser subsanado con inversiones en tecnología o, mínimamente, la presencia de burócratas estatales que no requieren distraer de sus tareas a policías capacitados.

Si el gobierno del estado y el ayuntamiento de Culiacán no quieren dar su justa dimensión a nuestros elementos de seguridad nosotros como ciudadanos estamos obligados a hacerlo, ¿cómo pedirles que se arriesguen por nosotros si su trabajo es descalificado? Ya sea el ayuntamiento o el Gobierno del Estado, uno de los dos debe dar solución a esta problemática de manera inmediata. El déficit de seguridad es muy grande para que se den estos lujos de ineptitud tecnológica.

Los problemas de nuestro estado son variados y prominentes: inseguridad, corrupción, desfalcos, desempleo, bajos salarios. Etc., pero si no podemos resolver las pequeñas cosas que marcan gran diferencias, estamos condenados a la eterna incivilidad y retraso social.

Puede parecer una insignificancia ver a un policía cuidando un semáforo, pero recuerde que detrás de esa acción hay una cadena de ineptitudes y corrupción. Quiero vivir en una sociedad que apueste por el futuro y el orden; no por las ocurrencias, los parches y el “ahí se va”.

Dignifiquemos a nuestras policías. Un policía en un semáforo representa la derrota de la motivación, burocracia nociva y el retraso comunal. Nadie debe permanecer indiferente en los pequeños detalles de su sociedad.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons