lunes , 23 octubre 2017

Deporte y espectáculos: alternativas para Sinaloa

Deporte y espectáculos: alternativas para Sinaloa

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Culiacán, Sinaloa 2 de marzo de 2017.- Cuando las personas criticamos, estamos obligados, por compromiso moral, a ofrecer propuestas de solución a los problemas; estoy en ese caso.

En columnas anteriores, las críticas vertidas en este espacio han sido constantes, incisivas y hasta crueles. Es por eso que hoy ofrezco un par de ideas y propuestas a la muy delicada situación que vive Sinaloa.

Mucho se habla que la problemática principal de los jóvenes en Sinaloa es la falta de oportunidades profesionales y de alternativas de desarrollo social.

Y que ante las escasas opciones, optan por emigrar a otros estados- en el mejor de los casos- o terminan por unirse a las filas de la delincuencia organizada.

Para nadie es un secreto que las vocaciones productivas de Sinaloa se reducen a unas cuantas (Agricultura, Turismo, comercio y tal vez minería), el resto de las actividades son incipientes.

Uno de los mayores fallos de los últimos gobiernos en materia de desarrollo económico ha sido precisamente ese: el desarrollo de vocaciones alternativas para Sinaloa.

Se concentran en las mismas actividades sexenio tras sexenio (apoyar a los emprendedores tradicionales, otorgar créditos de abarrote, inauguras plazas comerciales, etc), nada nuevo bajo el sol.

Sin embargo, existen un par de actividades sociales que tienen el potencial para ser desarrolladas como vocaciones económicas. Los atletas y artistas sinaloenses son reconocidos a nivel nacional (algunos hasta nivel internacional).

Imaginemos el sur de Sinaloa, específicamente Mazatlán, como un centro de la industria musical nacional. No me estoy refiriendo a ser un centro de espectáculos. La apuesta debe ser más grande: Ser el líder de la industria nacional en materia de grabación e innovación de sonido.

Actualmente ya existen algunos estudios de grabación en Mazatlán que son propiedad de algunas de las bandas más famosas, pero si el gobierno apostara por crear una vocación entorno a esto, el potencial es enorme.

Combinados los esfuerzos de iniciativa privada (que ya existe), promoción de gobierno (campañas nacionales) y academia (formación de áreas especializadas en ingeniería de sonido, diseños de producción, etc.), convertirían a Sinaloa en uno de los líderes en la industria musical.

Los esfuerzos privados ya existen; el desarrollo de la vocación no parte de cero y el gobierno puede ofrecer una alternativa.

Los mismo sucede en el caso del deporte sinaloense. Desarrollar una industria entorno al deporte es una apuesta viable. No únicamente pensar en el deporte como una actividad de promoción social. Hay que aprovechar esta vocación y convertirla en un motor de desarrollo por sí mismo.

Ejemplos hay muchos, es cuestión de apostar a salir de los mismo. Ya existen propuestas, Javier Llausás, un ciudadano comprometido con el bien colectivo, desde hace algunos años navega con un proyecto que puede convertir al deporte en una exitosa vocación económica.

No todo en la vida debe y puede ser grillar. Propuestas para mejorar nuestro entorno hay por montones. Seguir apostando a lo mismo no es la solución y ojalá nuestros gobernantes se atrevan a ver más allá de la próxima quincena y sean creativos a la hora de gobernar.

Un buen gobierno no es el que gestiona más recursos; es el que cristaliza un mejor futuro. Pagar la nómina puntual no debería ser una hazaña de gobierno…GENERAR OPORTUNIDADES Y NUEVAS VOCACIONES, SÍ.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons