martes , 24 octubre 2017

Ridículo.

Ridículo.

No cabe duda que nuestro fútbol no crece gracias a los directivos de la Liga MX, decimos esto luego de la resolución a la que llegaron “los de pantalón largo” respecto al caso del Estadio Luis “Pirata” Fuente, donde hace unos días se vivió un lamentable y patético altercado entre las porras del equipo de los Tigres de Monterrey y Tiburones Rojos del Veracruz, riña donde no se respetó ni edad ni género, ni credo religioso.

Un incidente de esta magnitud merece un veto indefinido de un inmueble que evidentemente no cuenta con los requisitos mínimos para garantizar la seguridad de los asistentes, pero, increíblemente, la Liga MX solamente decidió otorgar un solo partido de veto al campo del “Tibu”, ¡un solo partido!

Tomemos en cuenta que hubo personas heridas, se introdujeron armas blancas al estadio, algo que está prohibido, y la cereza en el pastel: un individuo drogándose a medio juego.

Una de dos, o los directivos de la Liga MX son unos timoratos, o de plano hay una red de corrupción muy grande en la organización, recordemos que Fidel Kuri, dueño de los Tiburones Rojos, es un político que tiene nexos muy cercanos con el prófugo ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y, aunque esto ya es un tema netamente político, si consideramos que tiene mucho que ver en esta decisión.

Kuri es un directivo sumamente polémico y que se ha convertido en un cáncer para el fútbol mexicano: la compra de franquicias para llevar al Veracruz a primera división por el camino fácil, el altercado donde intimidó a Edgardo Codesal, ex presidente de la comisión de árbitros, las continuas peleas con reporteros e

intimidación de los mismos son algunos de los asteriscos que tiene el político en su historial, e increíblemente todos se los ha perdonado la Liga MX, ¿corrupción?

La Liga MX, por más que busque vender la idea de que es un torneo competitivo, con buenos dividendos en cuestión de publicidad y promoción, la realidad es que no engañan a nadie y con este tipo de decisiones siguen demostrando que padece el mismo mal que vemos en el gobierno: corrupción.

Si no se ataca este problema de raíz, nuestro fútbol jamás crecerá, plazas como Chiapas, Puebla o Veracruz deben desaparecer porque, lejos de aportar a nuestro fútbol, continuamente le están restando nivel con sus pobres resultados, así como sus problemas directivos.

El fútbol es el fiel reflejo del México en el que vivimos.

Pendientes entonces.

=0=

En otros temas, Dorados de Sinaloa sigue en plan grande, una victoria sobre el ahora ex Súperlider invicto llamado Mineros de Zacatecas es el resultado más reciente del “Gran Pez” en su camino a la Primera División.

Un partido contrastante, con una primera mitad donde jugaron por nota, y un segundo tiempo el cual más que nada fue para asegurar el apretado resultado ante un equipo sumamente competitivo como lo son los Zacatecanos, quienes también pelean por jugar en Primera.

Dorados entendió la necesidad de no dejar ir puntos y están haciendo un buen trabajo, la tabla sigue apretada, y ahora, estacionados en el cuarto puesto, tienen aspiraciones seguir sumando más unidades que le abonen a la meta de recibir la vuelta de la final de ascenso.

La próxima batalla de los peces es en Hermosillo, el rival serán los Cimarrones, equipo que está posicionado en la cuarta plaza del Ascenso MX en su torneo de Clausura 2017.

Ánimo entonces.

=0=

Ya para irnos, nos unimos a la pena que embarga al gremio de periodistas deportivos al enterarnos del sensible fallecimiento de quien fuera cronista de radio de los Tomateros de Culiacán por 16 años, hablamos de Jorge Vilches Martínez, quien desafortunadamente dejó de existir la noche de este lunes.

Un emblema del cronismo deportivo en el béisbol del Pacífico y que sin duda deja un legado importante entre su auditorio, que temporada a temporada seguía los juegos por radio bajo su apasionante crónica.

Descanse en paz.

=0=

Le deseamos una excelente semana.

Hasta la próxima.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons