jueves , 19 octubre 2017

México 2018.

México 2018.

De manera repentina, sí, pero algo predecible al fin; la Confederación de Béisbol del Caribe hizo el anuncio de que la Serie del Caribe 2018 no se disputará en Barquisimeto, Venezuela; esto como una medida más que obvia tomando en cuenta la crisis geopolítica que está atravesando el país bolivariano.

Lo sorpresivo fue lo siguiente: se acordó que la edición 2018 se jugará en territorio mexicano por segundo año consecutivo y con sede aún por definir; pero, y tomando en cuenta diversos aspectos en materia de infraestructura de nuestra muy querida Liga Mexicana del Pacífico, podemos quedarnos con tres posibles candidatos: Guadalajara, Hermosillo y Mexicali.

Descartamos a Los Mochis, Mazatlán y Navojoa por el hecho de no contar con un estadio de béisbol que reúna los requisitos de un torneo con tal envergadura internacional; no obstante, de esos tres equipos, Mazatlán, en caso de remodelar el Teodoro Mariscal y dejarlo en mejores condiciones a las actuales, se convierte en el “Paraíso del Béisbol del Caribe”: Béisbol de primer nivel, uno de los mejores destinos turísticos de México, y una capacidad hotelera de primer mundo.

Ciudad Obregón, pese a tener un estadio nuevo y funcional, la realidad es que es un destino que no tiene la capacidad hotelera suficiente, aunado al hecho de que su aeropuerto no es internacional, resulta ridículo que esto sea un requisito, pero vamos, las reglas son reglas.

Y descartamos a Culiacán por el hecho de que la edición 2017 se jugó en la capital de Sinaloa; fue un éxito, es cierto, pero requiere un esfuerzo económico importante para la directiva de Tomateros, no obstante, no descartamos que la Serie del Caribe regrese más temprano que tarde.

Brincando ahora a los candidatos, estamos muy seguros que la sede será Guadalajara; la capital tapatía cuenta con todos los requisitos para celebrar el “Clásico Caribeño”, desde un aeropuerto internacional, hasta una capacidad hotelera que sobrepasa las exigencias de la Confederación de Béisbol del Caribe; además, acaban de ser anfitriones del Clásico Mundial de Béisbol, el cual fue un relativo éxito comercial, porque en la cancha, México fue una decepción, aún y con el robo en despoblado por parte de los organizadores.

Lo ponemos por encima de Hermosillo, otra sede sumamente atractiva pero quizás con recursos financieros menores a los que Guadalajara estaría dispuesto a desembolsar, y Mexicali, bueno, cuenta con el estadio, pero la accesibilidad a este destino es un poco más complicada comparada a los otros dos candidatos.

Veremos entonces quién será la sede para el 2018, y auguramos otro éxito total, tal y como sucedió en Culiacán 2017.

=0=

Ahora, pasando a los temas de nuestra Selección, “El Tri”, estamos a escasos dos días de ver el debut de los jovenazos aztecas en contra de la Portugal de CR7, un duelo que se antoja complicado por el hecho de enfrentar a la bestia del Real Madrid, quien está en el pináculo de su carrera.

Los otros dos rivales de México son Rusia y Nueva Zelanda; pruebas que lucen más “fáciles” que enfrentar a Portugal, quien dicho sea de paso es la actual campeona de Europa.

Haciendo un análisis frío de las cosas, Rusia nunca ha sido una potencia en Europa tanto a nivel continental como mundial, si bien ha dado pelea y genera expectación ver a los rojos jugar al fútbol, la realidad es que su “generación dorada” de futbolistas quedó atrás, y no se ve en el futuro cercano que vuelvan a surgir los AndréiArshavin, los Alan Dzagoev, o los AleksandrKershakov, por ello, creemos que la selección anfitriona no representa una amenaza seria para México… Claro, del dicho al hecho, hay un largo trecho.

Y finalmente tenemos a Nueva Zelanda, equipo que es conocido por su Rugby más que por su fútbol, y como recuerdo más reciente, fue precisamente ante los “Kiwis” el duelo de repechaje rumbo a Brasil 2014, donde el Club América, enfundado en el jersey mexicano, consiguió su boleto a la última Copa del Mundo tras derrotar de manera muy sencilla a su rival.

Parece que la mesa está servida para pasar, como mínimo, en segundo lugar, a la semifinal de la Copa Confederaciones, instancia donde enfrentarás a una Alemania o a una Chile, equipos que lucen como favoritos para avanzar dentro de su grupo, el cual es complementado por Australia y Camerún.

Sin adelantarnos, veremos qué ofrece Juan Carlos Osorio en su primer duelo de alto calibre como lo es una Confederaciones, creemos que hay argumentos para pasar, porque individualidades sobran, empero, este es un deporte de conjunto, y el trabajo en equipo será esencial para aspirar a una buena participación en Rusia 2017.

Veremos.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos un buen fin de semana, y nos leemos el lunes con mucho gusto.

Hasta la próxima.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons