jueves , 23 noviembre 2017

Receso de mitad de temporada.

Receso de mitad de temporada.

Hemos llegado a la mitad de campaña en las Grandes Ligas, y hasta el momento, solamente dos equipos, uno por liga, han sido los que han dominado totalmente al mejor béisbol del mundo; Astros de Houston y Dodgers de Los Ángeles son las dos novenas que van marcando el paso de la MLB hasta este receso de temporada.

Hablando de los texanos, los Astros desde el inicio de la campaña han demostrado un nivel superlativo a cualquier otro conjunto de la Liga Americana; 60 victorias a cambio de 29 descalabros, y un extenso margen de 16.5 juegos de ventaja de su más reciente perseguidor, los Serafines de Anaheim, casi pueden sellar su presencia en los Playoffs del próximo octubre.

Muy lejos están los otros líderes de división, en el este, los Medias Rojas de Boston apenas tienen 50 victorias y 39 descalabros, mientras que, en la central, los Indios de Cleveland llevan un apretado récord de 47 victorias y 40 derrotas, de nuevo, Houston ha marcado el ritmo en el “nuevo circuito” como lo es la Americana.

Un equipo con talento joven mezclado con veteranía, donde sus principales luminarias residen en el infield, es la carta de presentación de estos Astros, su principal batería integrada por José Altuve y Carlos Correa complementa a la perfección con la fuerza en los maderos de Yulieski Gurriel y Brian McCann, convirtiéndose en una ofensiva balanceada.

Su departamento de picheo no cuenta con nombres rimbombantes, pero peloteros como Dallas Keuchel o Ken Giles, han sabido contener con lo suficiente a los rivales, permitiéndole a la ofensiva batear con total tranquilidad.

=0=

Por el lado de la Liga Nacional, en el viejo circuito hemos visto como dos equipos se han venido para abajo, y eso, es lo que ha aprovechado el actual equipo con el mejor récord de las Grandes Ligas: Los Dodgers de Los Ángeles.

Los californianos, que cuentan con una foja de 61 éxitos y 29 fracasos, han venido de menos a más en la temporada; en sus inicios se vieron sorprendidos por unos impactantes Diamantes de Arizona y Rockies de Colorado, quienes llevaban la batuta en la división hasta el mes de junio, momento en que los Dodgersempezaron a quemar la MLB.

Los Ángeles empezó a ganar, y no respetó equipo rival, tanto a Arizona como a Colorado los despacharon en su casa barriéndolos en sus respectivas series, y jugando a un béisbol total, con una de las mejores temporadas de sus lanzadores, así como con jóvenes revelación, los Dodgers van en caballo de hacienda a la postemporada.

La primera temporada en muchos años donde la rotación de picheo apoya a Clayton Kershaw, revelaciones sumamente interesantes como la de Alex Wood, el regreso exitoso de Rich Hill y Brandon McCarthy, aunado a una temporada “buena” a secas del nipón Kenta Maeda, son los argumentos que ponen a soñar a los fanáticos de los azules.

Por su parte, la ofensiva la comanda puro talento joven: Joc Pederson, CoreySeager y el toletero Cody Bellinger son peloteros que no pasan los 25 años, y todo indica que están siguiendo la fórmula ganadora de los Cachorros de Chicago, quienes con argumentos similares se llevaron el trofeo el año pasado.

=0=

Así las cosas de momento, muchas veces hemos visto a equipos con este paso caer de manera estrepitosa, pero de momento, no parece que vaya a aparecer algún equipo con los argumentos suficientes para tumbarlos del liderato.

Al tiempo.

=0=

Ya para irnos, México cumplió y le ganó a El Salvador tres goles a uno en la primera jornada de la Copa Oro, el torneo más competitivo y complicado de todo el mundo.

Si bien se ganó bien, de nueva cuenta se vieron desatenciones en la defensiva, sello de Juan Carlos Osorio, quien se encuentra suspendido y no puede dirigir desde el banquillo, no obstante, sí puede manipular las decisiones de su auxiliar, Pompilio Páez.

México se contagió del virus Osorio muy rápido, porque, en los amistosos previos a la Copa Oro, vimos un equipo completamente distinto en materia táctica, así que podemos pensar que el cafetalero algo tiene que ver ahí.

Pendientes.

=0=

Ahora sí nos vamos, le deseamos una buena semana.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons