Lunes , 21 Agosto 2017
Arranque perfecto.

Arranque perfecto.

Después de haber tomado unas quizás no merecidas, pero muy necesarias vacaciones en el lugar más feliz del mundo, así como también en un paradisiaco país en medio del Océano Atlántico, estamos de vuelta con toda la actitud para escribir de lo más importante que ha sucedido en el deporte, y, sobre todo, de lo que está sucediendo con “El Gran Pez” en una nueva aventura por la Liga de Ascenso.

No hay que ignorar el arranque turbulento en el aspecto extra cancha de Diego Ramírez como estratega de Dorados, incluso nos tomamos el tiempo de escribir al respecto en este espacio, pero lo que sí podemos decir, es que el entrenador está dejando en ridículo a aquellos detractores que cosechó en sus primeras semanas al frente del equipo.

Un inicio perfecto es el que ha tenido Dorados en el Apertura 2017, tres jornadas se han disputado, y en las tres el equipo ha cosechado los tres puntos que se otorgan por la victoria, y la manera en que hanconseguido estos resultados también ha venido en todas sus presentaciones: viniendo de atrás, resolviendo duelos apretados, y, con respecto al último partido, ganando con autoridad en cancha ajena.

La última víctima fue el equipo de Venados de Mérida, un resultado de dos goles a cero donde se nulificó al rival en todo frente comparable, con un estilo de juego basado en el orden y en el correcto trato del balón, acompañado de transiciones rápidas y un conocido juego de “relevos” en las bandas de ataque ha sidosello de Diego Ramírez en esta naciente aventura.

Es histórico este arranque de torneo, nunca en la vida Dorados había cosechado tres victorias consecutivas al empezar un campeonato, y con una cuota de ocho goles a favor por apenas tres en contra, da para ilusionar en demasía a los aficionados de Culiacán, los cuales se fueron decepcionados y golpeados del Estadio Banorte aquel 20 de mayo, cuando Lobos BUAP, hoy el equipo sensación de la Liga MX, consiguió su boleto al máximo circuito.

Es un larguísimo camino el que debe recorrer el club para poder conseguir otra oportunidad de regresar a Primera División, pero si de algo estamos seguros, es que el equipo actual luce con mejores argumentos para pelear ese boleto a la Primera División.

Veremos con el tiempo.
=0=

En otros temas importantes que han sacudido al deporte mundial, mientras nos hablábamos de tú con el ratón más famoso del mundo y viajábamos a altas velocidades en una montaña rusa con la música de la conocida banda “Aerosmith”, nos enteramos de una noticia sumamente impactante: el París Saint-Germain se saltó cualquier libreto existente en el fútbol y puso en la mesa 222 millones de euros para llevarse a sus filas a la luminaria brasileña, candidato a ser el mejor del mundo en los próximos 3 años y el embajador principal de las fintas y las filigranas, hablamos de Neymar Jr.

Primero que nada, debemos mencionar que el fichaje del carioca por el equipo parisino se dio en medio de una novela larguísima, donde hubo supuestos arreglos desde julio pasado, hasta una foto del defensa centralcatalán Gerard Piqué asegurando que Neymar no iba a ningún lado; incluso, el FC Barcelona amenazó con denunciar al París ante la UEFA con el objetivo de clarificar la procedencia de tanto dinero, ¿cómo rayos era posible que un equipo pagara tanto por un jugador?.

En fin, como se dice en el periodismo español, un enorme “culebrón” se gestó en torno al brasileño, y al final, fue el PSG quien terminó llevándose al extremo izquierdo a la ciudad luz, un destino acorde al gusto por los reflectores que tiene Neymar Jr.

Hablando del comprador, el París Saint-Germain fichó a ese jugador que le hacía falta en sus filas, si bien ya contaban con figuras importantes como: Thiago Silva, Dani Alves, Javier Pastore, Ángel Di María, Julian Draxler o el propio Edinson Cavani, es de admitir que el hueco dejado por Zlatan Ibrahimović era enorme; la necesidad de tener a un futbolista del top 3 era necesaria pero sumamente complicada de concretarse, y al final, tomaron el único camino existente: el dinero.

Y hablando del vendedor, el FC Barcelona ha visto como el ricachón del país galo le desarma uno de los tridentes más temibles en la historia del fútbol, además, los catalanes sabían que Neymar Jr. representaba el futuro del equipo al ser el sucesor inmediato de Lionel Messi, quien ya está en sus temporadas finales con la entidad blaugrana.

Pierde mucho el Barcelona, pero también tiene un mundo de dinero para rearmar un equipo que se viene quedando viejo en materia de edad, 222 millones de euros es una excelente suma para comprar a talentos jóvenes que renueven la imagen del club y lo mantengan en los primeros planos aún y cuando Messi se marche a su planeta; sin embargo, ya vimos que la actual presidencia de los culés es sumamente timorata, y auguran tiempos difíciles para el estandarte deportivo de la provincia de Cataluña.

Los 222 millones de euros pagados duplican la cantidad de dinero que, hasta hace un año, era lo máximo que se había pagado por un jugador, hablamos del traspaso de Paul Pogba al Manchester United, por quien pagaron cerca de 105 millones de euros y quien, hasta la fecha, sigue causando polémica debido a su supuesto “bajo rendimiento” con los Diablos Rojos, sin emabrgo, en opinión de su servidor, Pogba fue la bujía para que el United regresara a Champions League.

Ahora, ¿cómo recuperará el PSG el dinero invertido?, es una respuesta muy sencilla: la venta de camisetas.

Me atrevo a decir que no pasará más allá de Octubre para cuando el París Saint-Germain recupere esos 222 millones de euros en venta de camisetas;haciendo unos cuantos cálculos, una camiseta del equipo parisino cuesta 120 euros con el nombre y número de Neymar Jr., basándonos en el precio que pagué por mi jersey de Javi Pastore que compré en mi visita a la ciudad luz dos años atrás.

El PSG deberá vender 1 millón 850 mil camisetas de Neymar para recuperar la inversión, y si tomamos en cuenta que dicha elástica se agotó en las tiendas del PSG durante el día de su presentación, y contando con la opción de comprar dicho jersey por medio de la tienda en internet, me atrevo a decir que ya llevan una cantidad importante en búsqueda de recuperar la inversión, fácil, por arriba de las 250 mil camisetas vendidas.

El fútbol se ha vuelto comercial y sumamente inflado, atrás quedaron los 30 millones de euros que pagó el Real Madrid por Ronaldo Nazario, o los 35 que pagaron por David Beckham, cifras que en aquel entonces eran de escándalo; ya veremos qué sucede dentro de un año, cuando los equipos busquen al próximo talento en ciernes cuya cláusula de recisión sobrepase los 100 millones de euros.

Por lo pronto, bienvenue à Paris, Neymar Jr.
=0=

Con esta información nos despedimos por hoy, le deseamos una excelente semana.

Hasta la próxima.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons