martes , 26 septiembre 2017
El género en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte

El género en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte

Sin duda, el TLCAN se ha convertido en el motor principal del crecimiento del comercio exterior y en la base de la competitividad internacional de nuestro país.

Recordemos que desde su entrada en vigor, en 1994, el tratado fue muy controversial pues no todos lo consideraban exitoso; sin embargo, a 23 años de su nacimiento, México ha cuadruplicado el comercio de bienes con Estados Unidos y multiplicado en 6.5 veces el comercio a nivel mundial.

Se han dado a conocer diversas posturas positivas y negativas acerca de los resultados que trajo para nuestro país, lo cierto es que el TLCAN creó una de las áreas de libre comercio más grandes e importantes del mundo; actualmente, alberga 482 millones de habitantes (7% de la población mundial), genera 28% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y realiza el 16% del comercio global.

Hoy día nuestro país está preparado para hacer frente a esta nueva etapa de renegociación y modernización del TLCAN; mismas que deben generar beneficios en diversas áreas como el acceso de bienes y servicios a los mercados del TLCAN, la modernización de procedimientos aduaneros y facilitación de comercio, congruencia de las normas fitosanitarias y zoosanitarias, protección de la propiedad intelectual de creadores naciones, apertura en servicios e inversión, entre otros.

México está consciente y lo ha reiterado en diversas ocasiones: los términos de la negociación se llevarán a cabo bajo un escenario que sea beneficioso para las tres partes. Por ello, ha sido enfático en reiterar su disposición de trabajar de manera conjunta con los socios del TLCAN para aumentar la competitividad regional y continuar generando oportunidades de comercio en inversión en América del Norte.

En la actualidad nos encontramos ante un contexto de suma importancia en materia comercial. Volvió más competitivo al sector exportador, impulsó el desarrollo de varias regiones del país y generó miles de empleos y atracción de inversiones, particularmente en el sector manufacturero.

Con todo y estos beneficios, resulta pertinente modernizar dicho tratado, de tal forma que, los tres países puedan ajustarse a los nuevos retos de la economía global.

Ha comenzado esta primera ronda de negociaciones que se lleva a cabo en Washington, D.C. y dos son los elementos fundamentales que abonarían mucho a este instrumento comercial, y que fueron incluidos dentro de las prioridades de negociación de México: el género y el fortalecimiento en materia laboral.

La incorporación de la perspectiva de género dentro de algunos de los capítulos, así como en materia laboral ayudarían a reducir y/o eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres que existe en los sectores automotriz (mano de obra mayoritariamente masculina) y de manufactura (mano de obra mayoritariamente femenina); mismas que fueron las propias industrias las que generaron mayor número de empleos con el TLCAN.

Sabemos la trascendencia de la modernización del TLCAN por las importantes puertas de oportunidad que se abren en materia económica y que se reflejarán en más empleos, por ello, es fundamental que el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump tenga claridad de la importancia que tiene este tratado para el progreso y desarrollo de los tres países.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share ButtonsCompartir
Simple Share Buttons