miércoles , 21 abril 2021

BEBÉ DE 1 AÑO 4 MESES SUFRE ATAQUE DE MORDIDAS EN GUARDERÍA DE CULIACÁN

BEBÉ DE 1 AÑO 4 MESES SUFRE ATAQUE DE MORDIDAS EN GUARDERÍA DE CULIACÁN

Un nuevo caso de agresión fue denunciado en un centro educativo de la ciudad de Culiacán. Ahora una menor de edad de maternal fue atacada a mordidas supuestamente por otro infante.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en la guardería Plenitud Infantil de la colonia Infonavit Humaya.

Ese día Judith García llegó con su hija (de un año 4 meses de edad) en brazos a las 8:00 horas y se la entregó a las niñeras en la puerta del plantel.

Al llegar a recogerla, a las 18:30 horas, cual fue su sorpresa: su hija Dania Yulisa García Soto estaba llena de moretes, al parecer ocasionados por mordidas de un pequeño.

“No me avisaron nada, hasta que yo llegué me recibió la directora y me dice: señora, ¿puedo platicar con usted un momento? Sí, le dije, ¿qué pasó? Lo que pasa es acepté, recibimos un niño mordelón. Eventual, me dice. Pues mordió a la niña”, denunció.

La reacción de Judih no se hizo esperar. Cuestionó a la directora, Melita Elizabeth Ontiveros Bojórquez, si su hija había recibido muchas mordidas, a lo que la responsable de la guardería respondió que sí.

Según lo manifestado por la directora, el niño fue retirado del aula de clases, pero como hubo empatía entre los dos menores, el infante regresó al lugar y la volvió a morder.

“¿Cómo le dije? No va a ser posible, le dije, no había nadie allí que se diera cuenta que la niña se volvió a acercar a él”, le reclamó.

“Pues, mira, yo estuve todo el día aquí, pero yo nunca escuché que la niña llorara”, argumentó la directora.

Después del reclamo, otra de las maestras entregó a la menor en brazos de su madre. “Y al momento de entregarme a la niña, está mordida, pero no dos veces, tenía tres en el brazo, una en la espalda, otra en el cachete, otra en el ojo y le dije: no puede ser esto posible, oiga”.

La madre, encolerizada por la situación, le reclamó a la directora que cómo era posible que la niña presentara varias mordidas, supuestamente no llorara y que nadie se haya percatado.

“No salió del disculpas y la pena, pero no dio una explicación razonable”, lamentó.

Por estos hechos, los padres de la menor interpusieron una queja ante la Secretaría de Educación Pública y presentaron una denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia para que se investigue el hecho.

Judith aseguró que en ningún momento la directora y las maestras le presentaron o señalaron al menor agresor.

Asegura que al momento de darse cuenta que su hija había sufrido un ataque a mordidas quedó decepcionada porque ella depositó la confianza en las instituciones y le entregan a su pequeña con lesiones en su cuerpo.

En ese sentido, cuestionó que la directora no haya cumplido con su responsabilidad al tratarse de una institución privada, donde seguramente las maestras no tengan la capacitación suficiente para atender a menores de edad.

Simple Share Buttons