miércoles , 28 julio 2021

Edgardo Burgos «es un niño berrinchudo que no está a la altura para ser dirigente del PAN»: Adolfo Beltrán

Edgardo Burgos «es un niño berrinchudo que no está a la altura para ser dirigente del PAN»: Adolfo Beltrán

Por Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- El dirigente del PAN, Edgardo Burgos Marentes es un “niño berrinchudo” que con sus declaraciones en redes sociales contra el senador Ernesto Cordero Arroyo lo único que busca es debilitar al aspirante a la dirigencia nacional, aseguró el ex diputado local del PAN Adolfo Beltrán Corrales.

“Parece niño y eso muestra la debilidad de su persona de andar haciendo berrinche. Ya casi tiene una semana haciendo berrinche de por qué no lo invitó, vergüenza le debería de dar andar diciendo que no lo invitaron, pues por algo no lo invitaron”, agregó.

El actual tesorero del Comité Directivo Municipal del PAN señaló que por lo anterior, Burgos Marentes debe renunciar al cargo de presidente estatal para irse a coordinar la campaña de Gustavo Madero, quien busca la reelección en la dirigencia nacional.

“Con ese ingrediente de que (Edgardo Burgos) defiende férreamente a uno de los que pudiera ser pretenso a dirigir al Comité Ejecutivo Nacional del PAN, pues debe renunciar, porque yo estoy seguro de que ninguno de los candidatos que en su momento se registren para la dirigencia nacional pues no van a tener confianza de que el dirigente de Sinaloa se mantenga al margen como debe de ser”, consideró.

Aseguró que el golpeteo político de Burgos Marentes hacia Cordero Arroyo obedece a la renovación de la dirigencia nacional, con lo cual pretende desacreditar al senador de la República para beneficiar a su candidato, Gustavo Madero.

“Edgardo Burgos se ha convertido en un golpeador de Ernesto Cordero”, aseguró.

Aseguró que si bien es cierto el dirigente panista tiene el derecho de votar y de reunirse con quien desee, no tiene derecho a que de manera pública sostenga el apoyo a uno de los aspirantes en detrimento del resto.

El ex legislador señaló que no ha visto la misma saña que Edgardo Burgos aplicó contra Cordero Arroyo para ponerse del lado de la ciudadanía y decir las cosas que están mal en el gobierno o que señale a los de enfrente.

“A lo contrario, el dirigente del PAN, golpeando a los panistas, pues estamos muy mal”, condenó.

Resumió que Edgardo Burgos es un niño berrinchudo que no está a la altura para ser el dirigente del PAN porque no agarró experiencia en la elección local pasada, donde el panismo perdió la mayoría de los cargos de elección popular que estuvieron en juego.

Simple Share Buttons