viernes , 23 abril 2021

¡Cuidado! Gobernadores y ex gobernadores al volante

¡Cuidado! Gobernadores y ex gobernadores al volante

108933_zoom 1888491_10151859604161371_25870465_n A9TcE-MCQAAubkS d10 Felipe-Calder-maneja-por-1689342 imagen MILLAN

Por Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- ¿Qué tienen en común los ex gobernadores Juan Millán Lizárraga, Jesús Aguilar Padilla y el actual jefe del Poder Ejecutivo Mario López Valdez?
“Su gusto” por manejar, nos cuentan sus jefes de prensa.

Juan Millán Lizárraga estableció una característica muy particular en su administración: a su llegada a los eventos oficiales siempre venía al volante.

Rosa del Carmen Lizárraga, ex coordinadora de Comunicación Social, revela que “Juan Millán es una persona a la que siempre le ha gustado manejar, no por tener desconfianza traer una persona que maneje la camioneta; simplemente no le gusta”, dijo Rosy Lizárraga.

Asegura que a Juan Millán le gusta mucho manejar porque es, para él, una manera de relajarse.

“En una ocasión que a mí me tocó comentar con él esta situación, a mí me dijo: es que a mí me gusta mucho manejar, Rosy; yo me relajo mucho manejando”, confesó.

Recordó que en las giras de trabajo de un municipio a otro, con distancias de hasta dos horas, el ex gobernador prefería manejar que soltarle el volante a otra persona porque era una manera de llegar relajado a las giras de trabajo.

“Además de que también va escuchando la música que él le gusta” que, según Rosy Lizárraga, va desde ópera, banda hasta baladas.

“Al señor le gusta estar escuchando como puede ser Marco Antonio Solís, como puede ser algo de banda, puede ser la Osla, le gusta la música variada, no así en específico un tipo de música”, cuenta.

La ex directora de Información en el gobierno de Renato Vega Alvarado, Ana María Alvarado, no recuerda haber visto manejando al finado gobernador.

“Tenía distintos, pero casi siempre Nicolás Mascareño o el Lobo manejaban”, ponderó,

Los choferes de Renato nunca andaban a alta velocidad o presionados por las distancias que se recorrían para llegar de un extremo del estado a otro, de acuerdo con la actual coordinadora de Comunicación Social del alcalde de Culiacán Sergio Torres Félix.

Las giras del ex gobernante estaban tan bien planeadas que le daban el tiempo suficiente para realizar su trabajo, hacer relaciones públicas y atender cara a cara a la gente después de cada uno de los eventos.

Isaías Ojeda, ex director de Información en el gobierno de Francisco Labastida, destaca que su jefe sí manejaba, aunque en muy contadas ocasiones.

“En muy pocas ocasiones, pero sí lo hacía”, confiesa el periodista.

Aclara que la chofereada de Labastida no era tan frecuente como la de Juan Millán, Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez, pero cuando lo hacía era para acompañar a algún personaje político o porque prefería irse solo.

El comunicador, quien actualmente forma parte de la flotilla de monitoreo de comunicación social del gobernador Mario López Valdez, agrega que Labastida viajaba mucho en un autobús de que disponía el estado para el traslado de los funcionarios.

“Había camiones para prensa, había un camión para el Ejecutivo”, recuerda.

“Entonces era raro verlo manejar carros chicos, camionetas, pero sí lo hacía cuando quería hacerse acompañar por alguna persona especial”, reitera.

Alberto Camacho, ex director de Información y Relaciones en los sexenios de Juan Millán Lizárraga y Jesús Aguilar Padilla, expresa que ambos ex gobernadores manejaban porque les gustaba.

“Juan Millán siempre dijo que a él le gustaba manejar porque decía que no había encontrado un chofer que fuera mejor que él”, agrega el periodista.

En tanto, Jesús Aguilar Padilla, subsecretario de Agricultura, manejaba su gusto. “Nunca daba una explicación en particular por qué lo hacía”, dijo Camacho.

“De vez en cuando tenía que venirse de Los Mochis, de Mazatlán, cuando había una gira que tenía que hacer por tierra, le pedía a su jefe de seguridad que él manejara para él venir descansado o hacer otras cosas”, señaló.

Elisa Pérez Garmendia, coordinadora de Comunicación Social del gobernador Mario López Valdez, asegura que para su jefe el hecho de manejar es una manera de relajarse.

“Finalmente, siempre ha sido muy independiente en el tema de la manejada. Cuando él quiere relajarse de una gira a otra, maneja y de alguna manera es un modo de atención cuando él lleva algún acompañante, un presidente municipal o alguien quien le acompañe en la gira, sobre todo porque tiene más privacidad para platicar abiertamente”, contó.

Pero el gusto de Malova no solo ha sido por manejar su vehículo Suburban, sino que hasta ha volado el helicóptero oficial del gobierno de Sinaloa.

Al arribar a Culiacán el 22 de agosto de 2012, el ex presidente Felipe Calderón manejó una camioneta suburban por alrededor de 10 kilómetros hasta llegar al municipio de Navolato donde pondrá en operación la troncal del Libramiento Culiacán.

A lo largo de este recorrido, el convoy presidencial fue escoltado por elementos de la Policía Federal y un helicóptero.

Simple Share Buttons