jueves , 21 enero 2021

VIDEO. «Sentía que me iban a matar»: Periodista de Noroeste agredido por policías en Guamúchil

VIDEO. «Sentía que me iban a matar»: Periodista de Noroeste agredido por policías en Guamúchil

Por Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- La marcha de apoyo a Joaquín “El Chapo” Guzmán estaba convocada a las 16:00 horas en la ciudad de Guamúchil.

El grupo de periodistas de Noroeste arribó al lugar de la cita poco antes del horario establecido. Inmediatamente después llegaron elementos de la Policía Ministerial del Estado a bordo de 8 patrullas, además de una unidad de la policía municipal y tres más de la Policía Federal.

“Después de eso, cuando empezó a llegar la gente que iba a participar en la marcha, ellos empezaron a actuar de una manera prepotente, a querer disuadir la marcha, corrieron a la gente del lugar, fueron y se pusieron en otro lugar”, cuenta a Café Negro Portal un reportero del diario que fue agredido por policías.

Al fracasar la consigna que llevaban los policías, la marcha se realizó en punto de las 18:00 horas.

Al recorrerse dos kilómetros, a la altura del bulevar Labastida Ochoa y el entronque de la carretera a Angostura, el comunicador se encontraba caminando delante de la manifestación.

“Y observo que la patrulla que iba adelante, la 2250 y la 2148, 2174, no recuerdo exactamente el número, eran policías ministeriales, se bajan corriendo a querer detener a uno de los manifestantes, empiezo a tomar fotos, cuando llevan hacia la patrulla al muchacho que llevaban detenido, no sé por qué lo llevaban detenido, desconozco las causas, al ver que yo estaba tomando fotos, sueltan al detenido que ya iban a subir a la patrulla y se van contra mí”, destacó.

Uno de los ministeriales lo toma del cuello, al punto de sentir que lo iba a ahorcar, otro más lo jala del brazo, otro más le arrebata la cámara fotográfica de otro brazo y uno más lo empieza a golpear.

“Yo les decía, calmados, calmados, no pasa nada. ¡Qué ondas!”, recuerda con rabia.

Llegó el momento que ya no alcanzaba respiración y su vista comenzaba a nublarse, dijo. “Yo siento que alguien me jaló la cámara y sentí que me estaban golpeando la cámara.

Después llega otro de los investigadores y le dice: “Hey, la estás cagando, la bronca no es con él”. “Y ya me la quitan y se van”, resume.

El policía que lo despojó de su instrumento de trabajo se fue con un pedazo directo a la patrulla y después llega otro policía que estaba a bordo de la unidad 2250 y le entrega la parte de su cámara (el lente y la rosca).

Para documentar la agresión, tomó el teléfono y comenzó a tomarle fotos a las patrullas donde viajaban sus agresores. “Me empiezan a decir: te vamos levantar, déjate de pendejadas, te vamos a desaparecer”.

El periodista recibió golpes en el estómago, en la pierna y le propinaron una cachetada.

En ese terrible momento solo pensó en sus hijos. Por un momento pensó que los policías lo iban a matar, agrega. “Pensé muchas cosas. Cuando otro policía me lo quitó, lo que hice fue correr”, dijo.

Directivos y personal de Noroeste acudieron la tarde de este lunes ante la Procuraduría de Justicia del Estado para enriquecer con testimonios la agresión que sufrieron dos periodistas de esa casa editora, uno en Culiacán y otro en Guamúchil.

Simple Share Buttons