sábado , 24 julio 2021

El Chapo dejaba propinas de hasta 10 mil pesos en restaurantes de Culiacán, revela Reforma

El Chapo dejaba propinas de hasta 10 mil pesos en restaurantes de Culiacán, revela Reforma

Culiacán, Sinaloa ─ La captura del capo Joaquín «El Chapo» Guzmán ya se resiente… en los restaurantes de esta ciudad.

En los establecimientos de mariscos y carne asada, donde solía comer el sinaloense, los meseros revelan que era generoso con las propinas.

«Hasta 10 mil pesos daba el jefe a todos los meseros», afirma un restaurantero.

El callo de hacha, los camarones y el pulpo eran platillos de cajón.

También solía pedir jugosos cortes de carne y ensaladas.

«Nada excéntrico, sólo exigía que todo estuviera fresco», recuerda uno de los meseros consultados.

Sus escoltas cercaban los restaurantes.

La guardia incluía policías locales, de acuerdo con testigos.

«El Chapo» frecuentaba restaurantes como Los Arcos, Mar & Sea, Las Palmas y el Angulo’s, refieren los testimonios.

Una avanzada del narcotraficante recomendaba a los comensales evitar el uso de celulares y salir del lugar mientras comía «el patrón».

A cambio, «El Chapo» pagaba las cuentas de todas las mesas.

«Era muy amable, generalmente pedía los espacios privados, comía con su gente cercana y no duraba más de dos horas en el lugar», comentó otro empleado.

En el Mar & Sea, ubicado en la esquina de Enrique Sánchez Alonso y Diego Valadez, el hijo de Guzmán Loera, Iván Archivaldo Guzmán, acudió el seis de febrero a comer.

El Ejército fue alertado de un grupo armado en ese lugar. Los militares decomisaron autos y armas, pero el hijo del capo logró escapar.

La economía también era extensiva a los operadores de «El Chapo» quienes comían en restaurantes de bajo perfil como «El Charly».

Aquí los empleados reprochan la captura del capo.

«Pues desde que lo torcieron no ha venido su gente, con ellos se hacía el día. Venta segura y propinas al por mayor, a nosotros nos afectó», refiere un joven mesero.

Hasta mediados de 2013 «El Chapo» llegaba a los restaurantes hasta con 60 gatilleros.

«Mandaba una avanzada, nos decían viene el jefe, se prepara siempre un lugar especial», refiere un gerente restaurantero.

Para la gente, al menos de Culiacán, otros negocios, donde «El Chapo» tenía una asociación, serán afectados en sus ganancias en unos meses.

«Había toda una economía en torno al señor (El Chapo), los albañiles, los choferes, su gente cercana, los restaurantes, los salones de fiesta, varios sectores se comenzarán a venir abajo en su economía, pues dependían directamente de Guzmán.

«Hasta las autoridades van a tener faltantes, Guzmán repartía el dinero a todo mundo», afirmó un empresario de Culiacán.

‘Detención, no cuadra’

En las charlas citadinas en Culiacán «El Chapo» sigue siendo el tema.

En una idea coinciden: lo fácil de su captura.

«Creo que lo pusieron, esa captura no pudo haber sido así nomás», considera don Santiago, en un café céntrico.

Juan, un taxista de 52 años, tampoco se la cree.

«Desde 2007 el Ejército hizo cientos de operativos, la Policía estatal, ministeriales, todo mundo estaba aquí y se provocó muchas balaceras, hubo muertos y gente colgada de los puentes.

«Pero la gente, cualquiera, sabía donde estaba el jefe, iba a los restaurantes, a sus negocios, y nadie se metía con él, lo mismo que con ‘El Mayo’ (Ismael Zambada), así que cuando nos enteramos que lo atoraron sin un balazo, no cuadra», sostiene el ruletero.

Felipe, un empleado hotelero opina que las autoridades decidieron capturar a Guzmán Loera porque ya no «convenía» al gobierno.

«Tuvieron años para detenerlo, siempre sabían de sus movimientos, uno no tiene que ser investigador para saber dónde se movía aquí en Culiacán, sólo cuestión de estirar el brazo y apretar la mano, pensamos que ya se decidieron a atraparlo por algo», comentó Felipe.

En Culiacán se vive ahora un clima de tensión.

Ayer se convocó a una marcha para pedir por la paz en el estado y se llamó a la ciudadanía a trabajar de manera digna.

En las redes sociales manejaron esa manifestación «a favor de la captura de El Chapo» situación que fue desmentida por algunos participantes.

«Ni loco que estuviera uno marchar en contra de El Chapo, amanece un muerto, no, esto fue para pedir paz», dijo un asistente a la movilización, de menos de cien personas.

Simple Share Buttons