domingo , 18 abril 2021

Labastida no dará el «beso del diablo» a funcionarios de Malova que aspiren a la gubernatura

Labastida no dará el «beso del diablo» a funcionarios de Malova que aspiren a la gubernatura

Por Seila Alfaro

Culiacán, Sinaloa.- El ex gobernador de Sinaloa, Francisco Labastida Ochoa ,rechazó dar «el beso del diablo» a algún funcionario para impulsarlo para ser aspirante a la gubernatura en las próximas elecciones del 2016.

«Si los números no me fallan, a Malova le quedan 2 años 9 meses, me parece un desatino andar haciendo política y promoción en estos momentos», consideró.

Al cuestionarle sobre la promoción de su hijo Francisco Labastida Gómez de la Torre, coordinador de Proyectos Estratégicos del gobierno estatal, señaló que su primogénito ya tiene mayoría de edad (44 años) para preguntarle directamente a él, por lo que no dio declaración alguna para comprometer su posición.

Labastida Ochoa aseguró que el equipo de Malova tiene gente muy buena y trabajadora, pero se negó a dar nombres.

Francisco Labastida Ochoa (Los Mochis, Sinaloa; 14 de agosto de 1942) es un economista y político mexicano.

Labastida es graduado en economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Realizó además estudios de posgrado en Santiago de Chile en el Instituto Latinoamericano de Planeación Económica y Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe sobre Planeación de la Educación.

Militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1964, fue miembro del gabinete del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) como secretario de Gobernación, secretario de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y director General de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE). Ha sido además embajador de México ante Portugal.

Además gobernador de su natal Sinaloa, secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal y subsecretario de Programación y Presupuesto.

Él fue el primer candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional en haber perdido en una elección presidencial, siendo su opositor, el ex gobernador de Guanajuato, Vicente Fox Quesada, quien ganaría la elección.

El 2 de julio aceptó imediatamente su derrota después de la publicación de los primeros datos preeliminares.

Simple Share Buttons