miércoles , 14 abril 2021

María Serrano tuvo una posición envidable como senadora que no supo aprovechar, le responde Edgardo Burgos

María Serrano tuvo una posición envidable como senadora que no supo aprovechar, le responde Edgardo Burgos

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- La ex senadora María Serrano Serrano durante seis años tuvo una posición envidiable que no supo aprovechar: tenía tiempo, recursos, reflectores y posicionamiento para ser uno de los cuadros del PAN por la gubernatura del estado en el año 2016 y lamentablemente no la veo posicionada.

Así le respondió el presidente estatal del PAN, Edgardo Burgos Marentes, a Serrano Serrano, quien en entrevista con Café Negro aseguró que estaba preocupada porque la dirigencia estatal del PAN no estaba preparando liderazgos por la renovación de la gubernatura.

De entrada, el dirigente panista le ataja: “Mi trabajo no es fortalecer ni preparar liderazgos por la gubernatura de Sinaloa”.
En cambio, dijo, su responsabilidad como dirigente es fortalecer las estructuras del panismo en Sinaloa, por lo que difiere de la opinión de quien fuera secretaria adjunta de Acción Nacional.

“Ella tuvo, acordarte de su propio ejemplo, seis años como senadora de la República, un puesto envidiable que te da tiempo, te da reflectores, te da posicionamiento y te da recursos. Ella pudo haber, en el buen sentido de la palabra, aprovechado ese status que le dio ser senadora para ser uno de los cuadros que hoy se mencionasen y pues lamentablemente no la veo posicionada”, agrega.

“Primero darle la bienvenida a la ex senadora María Serrano, teníamos tiempo sin saber de ella; entiendo que estuvo por un largo tiempo en Londres, radicando porque tiene a su hija Mariana, a la cual aprecio. Darle la bienvenida a Sinaloa, qué bueno que está de regreso a la política sinaloense”, dijo Burgos Marentes.

Aseguró que si él estuviera muestreando a algunos posibles personajes del PAN por la gubernatura con miras a 2016 recibiría también la crítica, y esgrime: “Me dirían que si por qué, pues, estoy muestreando candidatos de algunos que se sientan afectados. Creo que ese no es mi papel ni mi trabajo”, aclara.

En ese sentido, consideró que los cuadros de Acción Nacional que tengan interés por participar por cualquier candidatura deben estirar las piernas, hacer trabajo político y comunitario, posicionarse y la tarea institucional es otra.

“¿Qué te quiero decir con eso? Pues que cada quien agarre su responsabilidad de cara y de frente a las elecciones y que haga su trabajo político para tratar de acercarse a una posibilidad de una candidatura”, explica.

Ponderó que le encantaría que hubiera muchas cartas del panismo para encabezar candidaturas en los municipios, distritos y para la gubernatura en 2016, pero falta tiempo, circunstancia y coyunturas.

“Pero no es el trabajo del dirigente estar construyendo cuadros. Ese no me corresponde como dirigente del Partido Acción Nacional y ella lo debiera saber porque ya fue secretaria general adjunta, fue secretaria de elecciones y ella también debiera de intuir que si yo empiezo a poner en la palestra a algunos posibles candidatos puedo recibir la crítica fuerte, tú lo sabes, de parte de algunos personajes del partido porque van a decir que estoy favoreciendo a unos u otros”, arguyó.

Destaca que recibió el partido con 9 delegaciones y 9 comités municipales y actualmente se tienen 15 comités y solamente tres delegaciones, por lo que proyecta convertir el resto de delegaciones en comités en el primer semestre de este año.

“Valoramos su presencia, ya que el partido la necesita de forma comprometida, ya que no se puede hacer política a larga distancia”, insistió.

“Ese ese sentido, tengo que ser imparcial y fortalecer la institución, que esa sí es mi chamba”, concluye.

Pero, ¿qué dijo María Serrano?

Aunque admite que ella no es nadie para destaparlo, la ex senadora del PAN María Serrano Serrano aseguró que si Heriberto Félix Guerra vuelve a contender por la gubernatura de Sinaloa, “yo estoy segura que volvería a mover los corazones de Sinaloa”.
“No soy nadie para destaparlo”, responde entre risas al ser cuestionada si ella destaparía al ex secretario de Desarrollo Social en la administración de Felipe Calderón Hinojosa como candidato del PAN por la gubernatura.

Aseguró que le encantaría que Heriberto o cualquier panista o ciudadano decidiera contender por esa postulación.

Pese a las derrotas electorales que ha sufrido Heriberto, destacó que mantiene su liderazgo y “puede ser un candidato muy positivo y muy importante para Sinaloa por toda su experiencia que tiene, no solo en Sinaloa, sino a nivel nacional” que lo ha dotado de mucho profesionalismo, por lo que confía en que sea un excelente gobernante.

Lo peor del caso, apunta Serrano, no ve una dirigencia estatal del PAN preocupada por la elección que viene para renovar la gubernatura del estado reforzando liderazgos fuertes, ni para la conformación del congreso y de los ayuntamientos.

A parte de él (Heriberto), ¿a quién más le gustaría usted que se impulsara?

“Bueno, en este momento tendría que hacer un análisis porque, te digo, he estado un poco ausente y he perdido un poco la información de los liderazgos que tenemos en Sinaloa porque tenemos muchos”, señala.

Esos ciudadanos, asegura, están preocupados por el desarrollo, bienestar y transformación de Sinaloa.

Serrano Serrano no le dice no a las alianzas ni tampoco sí, porque es momento de que el PAN resurja con fuerza, con optimismo y con unión con liderazgos “que nos permitan que la sociedad voltee a vernos”.

“Yo creo que Heriberto ha hecho tan bien la tarea que cuando fue candidato a gobernador, nosotros ganamos la elección, nunca he tenido dudas”, dijo estar convencida.

Destacó que ella estuvo encabezando la defensa jurídica del triunfo de Heriberto, pero el Tribunal Estatal Electoral no se atrevió a anular la elección donde se registró una diferencia del 1 por ciento, siendo el órgano electoral había reconocido que había irregularidades y comprobadas.

También rechaza que en 2004 haya habido alguna negociación con el PRI para que Jesús Aguilar Padilla fuera el gobernador.

“Negociación no hubo, faltó un compromiso más fuerte, una lucha más agredida de nuestro partido para que ese triunfo se defendiera, porque jurídicamente se hizo todo”.

Simple Share Buttons