viernes , 7 mayo 2021

Cantando por un sueño, Kenia Arellano perdió 46 kilogramos

Cantando por un sueño, Kenia Arellano perdió 46 kilogramos

10003113_10154048922575347_880721746_n

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- Kenia Arellano a los 30 años de edad llegó a pesar 125 kilogramos.
Desde pequeña siempre fue robusta, pero no obesa.

Cuando cumplió 25 años, Kenia –quien mide 1.70 metros– alcanzó los 90 kilos.

Actualmente, Kenia, nacida en Culiacán, Sinaloa y de oficio cantante, tiene 33 años.

En su infancia, como toda niña robusta, sufrió de bullyng escolar, cuando le decían: “gorda, ponte a dieta”.

“En la primaria me decían que me pusiera a dieta, me decían: bola, gorda, me tomaban como punto de referencia”, cuenta a Café Negro Portal.

Desde los 17 años Kenia canta en reuniones, grupos musicales, bares y donde la contraten.

En alguna ocasión un grupo musical la rechazó por ser obesa, pero aun así Kenia se levantaba el ánimo y demostraba lo que más le gusta hacer: cantar.

“Hubo una banda que yo siento que sí me hizo el feo”, confiesa.

Hace 8 meses se armó de valor y decidió hacerse la manga gástrica y perdió 46 kilos.

Los médicos le cortaron el 75 por ciento de su estómago, el cual ahora es de 200 mililitros de capacidad.

“Como muy, muy poquito, hay que nutrirse balanceado”, dice.

Ahora Kenia es una mujer que recobró su autoestima y que se siente maravillosamente bien y sonriendo por la vida.

El cambio de la cantante es tan sorprendente que cuando va por la calle algunas personas se le quedan viendo y “yo nada más los saludo”.

“Me dicen: si no me hablas, yo no te conozco. Incluso, porque sabías que iba a estar yo allí o me veían con gente conocida. Me dicen es que yo si te encuentro en la calle, no te conozco”, reitera.

¿Cómo te sientes ahora? Se le cuestiona.

“Me siento otra persona, no me conozco, me veo en el espejo y no siento ser yo porque durante diez años vi a una mujer muy gorda, pero me siento maravillosamente, me siento emocionada, me siento viva, me siento alegre, muy capaz”, presume.

Asegura que sus amigos le dicen que lo mejor que pudo haber hecho es realizarse la operación ya que, le aseguran, es otra persona.

Kenia Arellano estudió solamente la preparatoria y segundo año de técnico instructora en la Escuela de Música de la UAS.

Se desempeña como administradora de una clínica dental y junto con su hermano y una amiga proyecta abrir un bar.

Kenia canta de todo, “pero lo mío es la bohemia y la trova, pero amenizo eventos y canto de todo”.

Además de cantar, le encantan las mascotas, particularmente los perros y es vocal de la Fundación Huellitas.

Curiosamente la pareja de 11 años de Kenia fue la que la orilló a realizarse la operación, pero desde hace meses tronaron.

Kenia aprovecha para exhortar a la juventud a que luchen pos sus sueños, ideales, que no se dejen vencen y que no permitan que nadie les diga que no pueden lograr algo.

“Todo en esta vida se puede lograr”, dice la joven, quien recomienda a las personas obesas realizarse la operación con un médico certificado que cuente con un buen equipo d trabajo.

Para contratar a Kenia puedes contactarla al número telefónico 66-71 36-02-50.

 

Simple Share Buttons