miércoles , 24 febrero 2021

El crimen de Luis Donaldo Colosio fue fraguado desde el poder: Alfonso Durazo

El crimen de Luis Donaldo Colosio fue fraguado desde el poder: Alfonso Durazo

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- El crimen de Luis Donaldo Colosio fue fraguado desde el poder, dice convencido Alfonso Durazo.

Previo a la presentación del libro “Colosio, el futuro que no fue”, en el Museo de Arte de Sinaloa, el ex secretario particular del finado candidato presidencial del PRI señaló que ese crimen se dio en el contexto de una lucha encarnizada por el poder.

“Coincido con la sospecha pública de que fue un crimen en virtud de que se dio en el contexto de una disputa encarnizada por el poder y nada menos que por el poder presidencial”, dijo.

¿Ese poder fue Salinas?

«Mira, es el poder de los grupos del poder político o económico que en aquel momento sentían que perdían con la candidatura de Luis Donaldo, o bien que aun no perdiendo con la candidatura de Luis Donaldo, tenían interés en tomar ellos el control y la conducción del país”, agregó.

Por lo anterior, señaló que a 20 años del crimen del finado candidato presidencial la mejor manera de honrar su memoria es el esclarecimiento de su asesinato y el seguimiento de sus ideales.

Finalmente, dijo, se deben retomar los ideales de Colosio porque el país necesita de una nueva ética pública.

“El país necesita un estado socialmente responsable, necesita democratizar el ejercicio de la disputa del poder”, reitera.

Durazo tampoco encuentra alguna similitud entre los ideales del presidente Enrique Peña Nieto y Luis Donaldo Colosio.

“Francamente no lo veo. Si tú hablas con un priista es probable que encuentre alguna similitud”, dijo.
Por tanto, aseguró que está muy lejos de cumplirse el ideal del ex candidato presidencial asesinado el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, en Tijuana.

Luis Donaldo, destaca, era una persona de una extraordinaria sencillez que no lo transformó el poder, jamás se subió en un ladrillo, jamás perdió la esencia de su estilo y mucho menos era un personaje afecto al escaparate mediático.

Más aún, agrega, fue un funcionario público que se condujo con una ética excepcional.

“Pero también creo que es posible avanzar en el cumplimiento de ese ideario porque a 20 años de distancia de que fue postulado Luis Donaldo, nos queda cada vez más claro que es necesario transitar por la ruta de la democratización del poder, por la ruta de la responsabilidad social del estado y por la ruta de conducir el gobierno bajo patrones mínimos de ética pública”, agregó.

 

Simple Share Buttons