lunes , 25 enero 2021

Subsecretaria de Educación Básica se deslinda de conflicto en Cendi número 4

Subsecretaria de Educación Básica se deslinda de conflicto en Cendi número 4

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- La subsecretaria de Educación Básica de la Sepyc, María Guadalupe Gaxiola Zamora, aseguró que la directora del Cendi 4, a quien maestros y administrativos acusan de malos tratos y malversación de recursos, fue reinstalada en su puesto porque merecía una segunda oportunidad.

Pese que se cuenta con documentos oficiales que respaldan el cambio de adscripción de la directora, aseguró que nunca se realizó el cese de esta ya que se trató de una separación de su centro de trabajo, tiempo durante el cual se abocó a capacitarse y se le reubicó en ese plantel porque allí le corresponde.

“Qué bueno que me acusen de eso porque lo único que queremos es que la profesora que tiene su base ahí, de acuerdo con la reforma educativa, tenemos que ubicarnos cada quien en su plantel”, respondió.

Justificó que “todo mundo tenemos derecho a una segunda oportunidad” y con base en la conducta que muestre se tomará una determinación.

La funcionaria les tira la bolita a los padres de familia, quienes, dijo, son los que deben intervenir “porque los afectados son ellos”, y dijo que la maestra fue reubicada porque mostró material de defensa para defenderse de algunas culpas que los trabajadores le estaban imputando.

¿Usted conoce a la maestra? Se le cuestiona.

“La conozco como conozco a muchos profesores del estado de Sinaloa”.

¿Es su amiga?

“No, la conozco como maestra”.

Ellos (los trabajadores) alegan que ella (la directora) presume que usted es su amiga.

“Qué bueno que sea mi amiga, como amigos son ustedes; ahorita debemos practicar el valor de la amistad, que es lo que tenemos que hacer, qué bueno que digan que es mi amiga y si dice ella que es mi amiga, a la mejor es mi amiga”.

Por malos manejos y ofrecer un trato déspota al personal, maestros y administrativos del Cendi IV del fraccionamiento Solidaridad demandan la destitución de la directora María del Socorro Sánchez Aguirre.

Los empleados este jueves cumplieron una semana de paralizar labores, movimiento que, advierten, no abandonarán hasta que el secretario de Educación Pública, Francisco Frías Castro, cese a la directora.

Enrique Zavala González, secretario general de la delegación D1-183, manifestó su inconformidad porque pese a que la directora ya había sido cesada el 30 de mayo de 2011 por las anomalías que documentaron ante la Sepyc, se las volvieron a imponer, pese a contar con un dictamen desfavorable en una comisión bipartita SEP-SNTE y borraron el expediente sin aplicar las sanciones a que se hizo acreedora de no tener ningún cargo directivo por espacio de dos años.

“Ella tiene muchos agravantes de malos tratos, de malos manejos, inclusive con la sociedad de padres de familia ella manejaba los dineros y sobre todo no queremos el hostigamiento laboral”, denunció.

Entregaron documentación donde validan que en el periodo 2011-2012 se autorizó por parte de la Sepyc el cambio de adscripción de Sánchez Aguirre, toda vez que en su desempeño como directora del plantel ha venido presentando irregularidades.

“Dicho cambio de adscripción se fundamenta en el artículo 55 fracción I del Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo del Personal de la Secretaría de Educación Pública. Asimismo, y derivadas de las múltiples faltas de probidad y honradez en que incurrió dicha trabajadora durante sus labores, irregularidades por las cuales se considera que no deberá estar como responsable de un Centro de Desarrollo Infantil durante el ciclo escolar 2011-2012 como consecuencia de su conducta impropia ya señaladas en párrafos que anteceden”, reza un documento entregado a este medio.

A Sánchez Aguirre se acusa de facturas clonadas y folios alterados, por lo cual se hizo acreedora a una demanda ante el SAT.

También se documentan deudas a proveedores desde el mes de enero, alimentos facturados con precios muy elevados que no aparecen en el menú estandarizado, compras en exceso, porciones limitadas en alimentos y de mala calidad, facturación alterada en relación con proveedores, entre otras irregularidades.

A la entrada del Cendi IV los trabajadores colocaron una manta que reza “Dr. Frías Castro: Recuerde sus palabras: “Merecen una medalla por haber aguantado 18 años de calvario y que solo una mente enferma podría reinstalar a quien hizo tanto daño”.

Aseguran que la subsecretaria de Educación Básica, María Guadalupe Zamora Gastélum, así como Mario Pescador Osuna, contralor de la Sepyc, están protegiendo a la directora, según lo manifestado por ésta a la base trabajadora.

Simple Share Buttons