miércoles , 23 junio 2021

En medio de gritos y golpes trabajadores del Stase aprueban dos años más para Armando Heraldez

En medio de gritos y golpes trabajadores del Stase aprueban dos años más para Armando Heraldez

Por Irene González

Culiacán, Sinaloa.- En medio de golpes y gritos se llevó a cabo la asamblea general del Stase, donde se aprobó la ampliación por dos años del periodo de Armando Heraldez Machado al frente del sindicato.

La asamblea realizada en el salón Las Flores, ubicado por el bulevar Emiliano Zapata inició a las 12:00 horas y en un lapso de media hora el secretario general rindió su informe de labores y se aprobó la propuesta de ampliar su periodo hasta el 2016.

En varias ocasiones se desataron conatos de violencia, en donde los representantes de los medios de comunicación también fueron empujados y maltratados en la revuelta.

Durante el evento, se responsabilizó al ex secretario general del Stase, Gabriel Ballardo, de ser el responsable de la provocación entre los grupos que, incluso, llegaron a los golpes.

070

Mientras, el secretario general rendía su informe de labores, sus opositores gritaban: «ilegal, ilegal y fuera, fuera», pero los gritos eran apagados por los simpatizantes de Armando Heraldez.

Antes de que iniciara el evento, trabajadores pedían que se instalaran urnas para la votación y gritaban: «urnas, urnas, urnas», mientras que otro grupo gritaba al mismo tiempo «unidad, unidad».

El evento estuvo custodiado por personal de la policía municipal y estatal, así como elementos de Protección Civil que incluso tuvieron que cerrar las puertas de acceso porque el número de trabajadores sobrepasaba la capacidad del local.

Ismael Checa Landeros, director de Protección Civil del estado, explicó que en lugar tenía capacidad para cerca de mil 300 personas y afuera todavía quedaban más de mil, por lo que se corría el riesgo de un incidente.

«Las salidas de emergencia de este lugar nada más pueden desahogar una capacidad de esa (mil 300). Si le metemos más, corremos el riesgo de tener el daño a alguna persona. Por lo tanto, nosotros buscando proteger la integridad de las personas. As que estamos definiendo que se cierre porque ya no puede tener la capacidad este local para más personas», explicó.

Checa Landeros advirtió que de permitirse el ingreso a más trabajadores, clausurarían el local.

Sin embargo, al lugar arribó Gabriel Ballardo, quien abrió las puertas para que entraran los sindicalizados que aún se encontraban afuera, lo que provocó jaloneo y empujones.

El ex líder sindical exigió que se le permitiera el acceso a los sindicalizados que se encontraban afuera o que en todo caso se suspendieran la asamblea porque no había las condiciones para que se llevara a cabo.

Trabajadores acusaron que la realización de la asamblea en el salón Las Flores fue parte del engaño del actual comité ejecutivo del Stase para lograr la ampliación del periodo del líder sindical.

085

«Desde las seis de la mañana empezó a ingresar gente por atrás del salón, alrededor de unas 300 personas, gente acarreada», acusó uno de los trabajadores, mientras montaba guardia en uno de los accesos al evento.

«Nos han empujado, nos han jaloneado y responsabilizamos a Martin Beltrán, el de organización; él empujo a una de las compañeras, junto con otra persona. Él llego pidiendo respeto y fue el primero en usar la violencia física», señaló una trabajadora.

Al término del evento, Ballardo Valdez acusó que fue golpeado por varias personas que no pudo identificar e incluso recibió golpes en la cabeza.

«No sé qué acciones vamos a tomar, tuve varios golpes en la cabeza, no se vale, ustedes vieron cómo se desarrolló la asamblea general; lo único que yo quería es que me escucharan dos minutos», expresó.

Acompañado por decenas de trabajadores que se oponían a la ampliación del periodo por dos años de Heraldez, expuso que él pidió la palabra en varias ocasiones, pero le fue negada.

Los sindicalizados que se quedaron al final del evento pidieron a Ballardo tomar las instalaciones del sindicato y realizar un plantón en Gobierno del Estado por considerar que el evento fue ilegal.

Personal de Protección Civil abrió las salidas de emergencia antes de que concluyera el evento ante el temor de una desbandada de gente por los conatos de violencia que se desataban.

En varias ocasiones los sindicalizados, en especial mujeres, corrían a las salidas ante el temor de ser embestidas por la gente que se peleaba, sin embargo, eran regresados por personal del comité.

Simple Share Buttons