martes , 19 enero 2021

FALSA ALARMA BOMBA DE PALACIO DE GOBIERNO: MALOVA

FALSA ALARMA BOMBA DE PALACIO DE GOBIERNO: MALOVA

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- El gobernador del estado, Mario López Valdez, aseguró que se trató de una falsa alarma y detectaron en el sistema de rastreo que una persona hizo el reporte desde un teléfono, la cual ha hecho varias bromas con anterioridad.

El mandatario estatal, quien también salió en estampida después de recibirse la amenaza de bomba, confió en dar con el responsable de la llamada que provocó el desalojo de los burócratas.

Reveló que el sistema de emergencias C4 recibió una llamada anónima que advertía que al edificio gubernamental habían ingreso unas personas portando maletas para luego colocar bombas., y confió en que los policías cumplan con su función para ponerlo a la luz de los medios «para que se le quite lo chistosito».

«Pudimos detectar el número de teléfono desde donde salió la llamada y descubrimos que ya van en más de una decena de ocasiones que desde ese teléfono se han hecho llamadas falsas», agregó.

El gobernante aseguró que hay mentes enfermas y sin oficio que lo único que causan es miedo y terror, pero «habremos de dar con él y habremos de aplicarle un castigo».

Al momento de la entrevista, el gobernador aclaró que personal especializado mediante el uso de perros, determinaron que se trataba de una falsa alarma ya que no se encontró artefacto alguno.

López Valdez destacó que el protoloco los obliga a hacer el desalojo del personal y una revisión de las instalaciones para descartar cualquier peligro.

Lo anterior lo comentó el gobernador luego de que cientos de trabajadores que laboran en las oficinas de Palacio de Gobierno fueron evacuados por una supuesta amenaza de bomba.

Elementos de Protección de Civil, de la Secretaría de Seguridad Pública y del Ejército realizaron un recorrido por los tres pisos y el sótano de Palacio de Gobierno.

Mario López Valdez dijo que cuando le avisaron no se quería salir de su despacho, pero lo sacaron ya que estaba seguro de que se trataba de una falsa alarma.

«Pero me dijeron, oiga, usted no puede correr esos riegos, pero, bueno, vine a atender mi agenda aquí a un restaurantito enfrente», agregó.

Simple Share Buttons