viernes , 5 marzo 2021

Hijo de tigre pintito. Padre ex diputado impulsa a su hijo para que sea auditor

Hijo de tigre pintito. Padre ex diputado impulsa a su hijo para que sea auditor

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- En el periodo de 1987-1989 a don Enrique Ferrer Gómez le tocó ser presidente de la entonces Comisión de Glosa de la 52 legislatura, hoy Comisión de Fiscalización, encargada de desahogar el procedimiento para elegir al nuevo auditor superior del estado.

Formado en la administración del finado gobernador Adolfo Valdez Montoya, Ferrer Gómez, ex subsecretario de Promoción Económica en la administración del ex gobernador Juan Millán Lizárraga, fue diputado y le correspondió presentar al pleno los dictámenes de las cuentas públicas del estado y de los 18 municipios.

Hoy, a 25 años, regresó al lugar que donde legisló por un periodo de tres años para impulsar a su hijo, Enrique Ferrer Borboa — quien se desempeñada como administrador en el Congreso del Estado en la 60 legislatura– como el nuevo auditor superior, cuya convocatoria para registrarse vence hoy, a las 17:00 horas.

Destacó que en este proceso se valorará las capacidades, experiencia, honestidad y, sobre todo, la vocación de servicio.

«Yo creo que esos elementos van a contar mucho en el momento de que la comisión revise la documentación de todos los aspirantes», agregó el ex presidente de la Comisión de Glosa.

Prueba de que el procedimiento para elegir al nuevo auditor, dijo, es la participación de más de 12 aspirantes a ocupar el cargo para transparentar el uso de los recursos públicos, donde la participación de la sociedad es muy relevante porque finalmente es ésta la que toma en consideración y selecciona los valores que están surgiendo.

En ese sentido, consideró que la Comisión de Fiscalización que preside el diputado Gómer Monárrez Lara valorará la documentación y el perfil de cada uno de los aspirantes, quienes deberán cumplir con los requisitos establecidos por la convocatoria.

De las cualidades de su hijo, resaltó que «no es que me gane el cariño y el orgullo que le tengo a mi hijo, lo conozco, sé de su preparación, me tocó impulsarlo que fuera un buen  contador público».

Además, como buen padre, lo impulsó a que realizara sus estudios de posgrado en el Tecnológico de Monterrey al grado de culminar una maestría en negocios.

El aspirante a auditor, Enrique Ferrer, de 49 años de edad, entregó a la oficialía de partes del Poder Legislativo la documentación que lo acredita como aspirante al cargo.

Con 15 años de experiencia en auditoría financiera, control y responsabilidad, confía en que la Comisión de Fiscalización lleve a buenos términos el procedimiento para elegir al nuevo auditor, con un esquema transparente y apegado a lo que establece la ley.

Entre otros cargos, ha sido secretario de finanzas del PRI, director administrativo y titular de la Unidad de Estudios Económicos y Financieros de la 60 legislatura.

 

Simple Share Buttons