jueves , 22 abril 2021

Dulcina Parra González, «la reportera del crimen»

Dulcina Parra González, «la reportera del crimen»

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- Durante 22 años  Dulcina Parra González  ha participado en la escena del crimen y ha vivido en carne propia la galopante violencia e impunidad que pululan en Sinaloa.

Su sagacidad y valentía para conseguir la nota le valieron el mote de «la reportera del crimen» por el finado periodista Francisco Uribe León, conocido en el argot periodístico como «El Metro Uribe».

A los 17 años, la conductora del programa radiofónico «De Carne y Hueso» que se transmite por Chávez Radiocast fue invitada a realizar sus prácticas profesionales en el programa «La Gaceta del Aire», que conducía «El Metro Uribe».

Dulcina, de 39 años, hoy forma parte de los exitosos programas Altavoz y Guardianes de la Noche», donde comparte sus notas policiacas.

La comunicadora, madre de tres mujeres, por azares del destino, quedó atrapada en el trajín diario de una pluma y una grabadora, pues estudió la licenciatura en derecho.

El profesionalismo de Dulcina para conseguir la nota no ha medido el peligro, pero, ¿cómo logra su objetivo estando dentro del fuego cruzado entre bandas delincuenciales?

«Fíjate que es cuestión de oportunidad y es cuestión de tiempo, parece que ya lo traes. Justo cuando están sucediendo que las balaceras, hechos de alto impacto, o voy pasando por el lugar o alguien me habla y, bueno, tienes razón, no mido las consecuencias del peligro hasta que ya pasa, fregado, estuve en el fuego cruzado».

Carismática, dicharachera, amigable y popular, Dulcina comparte a Café Negro sus experiencias en el periodismo y asegura que también ha sido víctima de acontecimientos que han marcado su vida.

El 19 de diciembre 2009 fue privada de la libertad por espacio de 5 horas por un grupo de sujetos armados.

«Aquí la intención es que yo no diera a conocer los nombres de unos lesionados de arma de fuego que estaban en un hospital privado de aquí (de Los Mochis), ellos habían participado en un enfrentamiento muy grande que se dio entre grupos delincuenciales por la carretera México 15, en El Burrión, Guasave», agregó.

Ese día, sin mediar el peligro al que se enfrentaba, ingresó al hospital Fátima, donde los presuntos delincuentes tenían amenazado al personal médico, y publicó los nombres de los lesionados con arma de fuego.

Un día después ese centro médico fue sitiado por elementos de la milicia.

«Entonces, a una semana, me privan a mí de la libertad, me enseñan fotos, me amenazan, pero igual, saben el trabajo que realizo. Lo único que querían era pues que no pasara esos nombres porque los perjudicaba», manifestó.

Otro de los hechos que vivió para contarlo fue el atentado que sufrió el ex director de Seguridad Pública de Ahome, el comandante Jesús Carrasco, quien constantemente había sido amenazado por el trabajo que realizaba para hacerle frente a la delincuencia.

la foto (3)

El jefe policiaco había sido emboscado por un grupo armado que formaron unos 100 sujetos y al momento de estar en la persecusión, Dulcina llegó al lugar y lo entrevistó, obteniendo declaraciones que trascendieron en medios estatales y nacionales.

En esa entrevista, el comandante culpó a elementos de una corporación policiaca de Guasave de participar con los delincuentes.

«Se expresa de ellos de una manera con mucho rencor, con mucho coraje, a través del medio al cual represento», cuenta.

Es tal la confianza de sus fuentes en ella que Dulcina en su más reciente hazaña fue invitada por familiares de desaparecidos para ir en busca de éstos en tres fosas clandestinas que fueron localizadas en el campo pesquero El Colorado.

la foto (4)

Dulcina, junto con algunos familiares, tomó una pala y comenzó a escarbar. Allí estaban tres cuerpos de personas que habían sido enterradas.

Los restos humanos habían sido enterrados aproximadamente hace ocho meses.

Inmediatamente la reacción de la autoridad no se hizo esperar y fueron al lugar de los hechos para investigar el hallazgo.

Asegura que si se le hubiera dado aviso a las autoridades policiacas que en ese lugar se encontraban cuerpos enterrados clandestinamente, éstas no hubieran acudido al lugar, por lo que la familia, con su apoyo, comenzó a excavar.

Incluso, los cuerpos fueron localizados un viernes por la noche y fue hasta el día siguiente acudió la autoridad para dar fe de los hechos.

la foto (5)

«La confianza de la gente es muy importante como tú bien lo señalas, porque en ese sentido pues hablan al espacio que yo represento y, bueno, tratan de hacer un enlace entre el noticiero y la autoridad, a veces por temor a represalias o por temor a hacer filtrado quién denunció algo», manifestó.

la foto (10)

Afortunadamente, en sus coberturas que han sido de alto riesgo, Dulcina siempre ha contado con el respaldo de su medio y de sus compañeros. «O será que ya estamos dando el viejazo, como dicen luego», responde entre risas la popular periodista.

la foto (9)

Pese a ganar la noticia, sencilla confiesa que no hay celos ni envidias profesionales de sus compañeros y «si me piden el apoyo yo puedo pedir el apoyo de alguien que vaya entrando, se me da también, mijo».

la foto (6)

Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido Dulcina, está el más reciente que le fue otorgado por el Ejército Mexicano, pero el más importante: el de la sociedad.

la foto (8)

 

Simple Share Buttons