domingo , 9 mayo 2021

El jefe de la Unidad de Transparencia, Juan Pablo Yamuni, se desintoxica y presume su nuevo peso

El jefe de la Unidad de Transparencia, Juan Pablo Yamuni, se desintoxica y presume su nuevo peso

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- Desde el mes de febrero de este año Juan Pablo Yamuni Robles, jefe de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, se propuso adelgazar.

El sedentarismo y la mala alimentación fueron causantes de que subiera algunas tallas.

Yamuni, de 45 años de edad, llegó a pesar 111 kilogramos.

Preocupado por mejorar su apariencia física y estar en armonía con su estado de salud, se propuso establecer un régimen de desintoxicación.

Comenzó a leer mucho sobre el tema, al grado de apasionarse con el mismo y bajar los primeros 8 kilogramos.

El funcionario asegura que después de los 35 años, debido a cambios en su metabolismo, comenzó a engordar.

Sin embargo, gracias a una agresiva dieta que emprendió a inicios de año,Yamuni, quien mide un metro con 81 centímetros, bajó los primeros 8 kilogramos y va por otros 8 más.  

A lo largo de estos tres meses los pays y los pasteles, los cuales le encantan, ya no le hacían ojitos porque pudo más su fuerza de voluntad para bajar de peso. 

Auque reconoce que le encanta lo dulce, «con el antojo no me quedo» y los consume en reducidas cantidades, ya no como antes.

Al prinicipio se sometió a una dieta agresiva, misma que ha tratado de sobrellevar para mantenerse en forma.

«La verdad es que me puse a leer el tema y me encantó el tema de desintoxicación porque actualmente la vida es mucho menos natural; es mucho más artificial y que provoca que nuestro organismo se vaya llenando de toxinas», agregó.

Ahora Yamuni Robles en vez de tomar un café negro prefiere un te verde y en lugar de consumir tortillas opta por productos a base de fibra.

«Es más la soya, son cosas que se las dan de comer a la vacas para que engorden. Por qué nosotros vamos a estar comiendo mucho de eso. La leche, el lácteo, me van a criticar los de la industria, somos el único mamífero que está tomando leche en edad adulta. La lactosa es un carbohidrato para el organismo y he tratado de sustituir las cosas con leche de almendras por leche de coco que es muy fácil de hacer. La verdad que hemos estado avanzando en eso, poquito a poquito, eventualmente yo espero sentirme mejor», destaca.

¿Y cuánto pesabas? ¿Cuánto pesas ahorita?

«Híjole, esos son datos personales que la ley prohíbe divulgar, pero sí te puedo decir que tengo 8 kilos menos», responde el jefe de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas al tiempo de estallar en risa.

¿Y cómo te sientes?

«Me siento muy bien, más ágil, con más energía, con mejor humor también. Siempre cuando te sientes bien de salud te sientes más ligero, te ayuda en tu ánimo».

¿Y qué dejaste de comer?

«No, no he dejado de comer nada. Si hay algo, a mí me gusta mucho el dulce desafortunadamente, pero en lugar de comer doble ración me como media ración y si lo puedo evitar, pues lo evito, pero no he estado con ansiedad de estar en una dieta así rigurosa».

Yamuni Robles rechaza que en su infancia o adolescencia hay sufrido el famoso bullyng escolar e incluso presume que cuando era joven siempre fue muy delgado.

Comenta que empezó a aumentar su peso en su vida sedentaria de familia y la presión por el trabajo, pero «yo estoy seguro que se puede ajustar».

El funcionario asegura que cuando entras a un proceso de este tipo sales de un círculo vicioso porque al consumir bastante carbohidrato y harinas finas, el organismo te pide que consumas más.

«Como no te nutres correctamente, el cuerpo te dice: pues voy a comer lo que sea con tal de que en lo que caiga el organismo pueda obtener ese nutriente que me falta o el calcio, el magnesio, lo que sea», puntualiza.

Recientemente Café Negro Portal reveló que funcionarios robustos, obesos, flaquitos y mamados forman parte del gabinete del gobernador Mario López Valdez.

La rutina de trabajo ha ocasionado que muchos de éstos presenten sobrepeso, por lo cual una alimentación sana y balanceada es, para muchos, un sueño imposible.

Más de 24 horas de trabajo (para algunos, no todos) les imposibilita comer en casa, practicar algún deporte o hacer ejercicio.

El 70 por ciento de la clase política estatal es obesa, ventanea el secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, quien se cuenta entre los pasaditos de peso del gabinete estatal.

Esta cifra es similar a la población de Sinaloa, revela el funcionario, quien dijo a Café Negro Portal que 7 de cada 10 personas en el estado presenta este problema y los secretarios de estado no se escapan, incluyéndolo a él mismo.

Así, pues, Juan Pablo Yamuni les puso el ejemplo a sus compañeros de gabinete y sigue firme en su objetivo: bajar 8 kilos más.

 

Simple Share Buttons