martes , 20 abril 2021

Judith del Rincón Castro vuelve a denunciar la trata de personas pese a haber recibido amenazas de muerte

Judith del Rincón Castro vuelve a denunciar la trata de personas pese a haber recibido amenazas de muerte

Culiacán, Sinaloa.- El problema de la trata de personas en Sinaloa sigue latente y las redes de prostitución siguen trabajando en todos los niveles de la sociedad, no solamente en las universidades, afirmó la diputada del PAN Judith del Rincón Castro.

«Es un delito que sigue constante, sonante y vigente; deja muchísimos dividendos económicos y lo vuelve peligroso el hecho de que es una derivación más con otro tipo de personajes del crimen organizado», aseguró en conferencia de prensa.

La legisladora explicó que se trata de una derivación más del crimen organizado, revuelto con intereses de personas que lo protegen dentro y fuera de algunas instituciones.

«No nada más hay una banda de Tlaxcala; aquí hay bandas locales que se dedican a eso», afirmó la presidenta de la Comisión de Equidad, Genero y Familia del Congreso del Estado.

Del Rincón recordó que cuando fue diputada local durante la 59 legislatura denunció la operación de una red de trata de personas en las universidades y, a raíz de esa situación, fue víctima de hostigamiento, amenazas y daños en su patrimonio.

Explicó que incluso cuando pidió que se hiciera una investigación respecto a esta denuncia, la investigada resultó ser ella.

«Recibí amenazas, una corona de muertos en mi casa que decía descanse en paz diputada del Rincón; vidrios quebrados de todos los carros de mi casa, etcétera… y eso me habló de la dimensión del tamaño de los intereses que había pisado al denunciar las redes de trata», expresó.

Aunque por razones obvias, dijo, no agarró miedo, sino más bien fue cierta precaución con tanta amenaza de muerte, no quitó el dedo del renglón de este tema que hoy las autoridades de la PGJE y de la SSP han abordado ante un hecho que está latente.

«Aquí lo triste y lo que yo tengo que lamentar es que siendo un hecho tan denigrante, tan doloroso, donde todos tenemos hijos e hijas que están en riesgo de ser tratados, como le pasó a uno de los taxistas que lo mandaron recoger a unas muchachas que se las pedían uniformadas y las tenía que llevar a unos hoteles de lujo de aquí de la ciudad, la sorpresa de él que cuando va a recoger a un grupo de niñas, una de ellas era hija de él», relató.

Sin embargo, el padre de familia se negó a acompañarla ante las autoridades para denunciar el hecho.

Simple Share Buttons