sábado , 8 mayo 2021

¿La segunda estocada de Peña a Malova?

Oswaldo Villaseñor.

En nuestra columna Transición publicada el pasado 29 de junio, hicimos el siguiente comentario que reproducimos de manera textual para utilizarlo de contexto sobre un tema que ya empieza a generar comentarios diversos entre la clase política. La próxima visita del presidente Peña a Sinaloa.

CIUDAD DE MEXICO.-En esta ciudad el rumor es insistente, el comentario, el mismo que se hace desde el 2012. La suerte del gobernador Malova está echada. Hay agravios que no se olvidan.

Y es que la gente a la cual agravió Malova en el 2010 y siguió haciéndolo en los años posteriores ya como gobernador, ahora son las gentes que están cerca del presidente Peña, por cierto, uno más de los agraviados por aquellas fechas.

Hay quienes afirman, que durante la última visita del presidente Peña a Sinaloa, quedó demostrado que efectivamente el mandatario nacional mastica pero no traga al mandatario sinaloense.

Incluso, se dijo, que una gente cercana al presidente le comentó al gobernador, que Peña se había enojado por el discurso pronunciado cuando dijo que solo venía de pasadita.
Desde luego dicen que la reacción del gobernador fue el hacerse el desentendido al minimizar el comentario y asegurar que no buscó incomodar al presidente.

Lo cierto es que con todo y los acuerdos entre el gobernador Malova y el presidente Peña que se dice son meramente institucionales, hay quienes le apuestan a cobrar facturas pendientes por los agravios sufridos en el pasado reciente.

Es por eso que dicen, la suerte del gobernador está echada y hasta adelantan que para finales del mes de agostó o principios de septiembre, el presidente Peña podría regresar a Sinaloa y volver a dejarlo incendiado en lo político, tal y como lo dejó durante su última visita.

Hasta ahí lo comentado hecho en aquella ocasión. Al dia de hoy lo único cierto es que efectivamente ya se anunció la visita del presidente Peña, precisamente para principios de Septiembre, concretamente para el próximo día cinco que pise suelo Mazatleco.

¿Vendrá de nuevo el presidente Peña a “calentar” Sinaloa con algún comentario que mande señales claras sobre el rumbo que vaya a tomar la sucesión?.

Quién sabe, pero ya se adelanta que viene a Mazatlán a clausurar la convención de exportadores donde se hará la entrega de un reconocimiento al exportador del año.

Desde este hecho, hay quienes apuestan ya, lleva mensaje.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-La senadora Diva Hadamira sigue cobrando fuerza y colocando más piezas leales en Sinaloa que al final de los días sin lugar a dudas le serán claves para poder aterrizar su proyecto de conquistar la candidatura a la gubernatura de Sinaloa.

La Senadora se mueve a lo largo y ancho de Sinaloa y fortalece su relación en México con las gentes claves que habrán de opinar a la hora de la decisión final.

Sin embargo hay algo que le favorece y a la vez la perjudica a la Senadora. Su condición de Mujer.

Por un lado le beneficia porque precisamente su condición de mujer la tiene en la lucha y con amplias posibilidades de alcanzar la candidatura, pero a la vez la perjudica porque de acuerdo a las últimas encuestas, los sinaloenses no quieren a una mujer de gobernadora.

Pero lo más raro, es que casi el 80 por ciento de las mujeres consultadas, no quiere a una mujer de gobernadora.

Desde luego, falta muchos meses y los escenarios pueden cambiar.

OTRO PASITO.-Ya que hablamos de encuestas. De acuerdo a las encuestas y sobre todo una que publicó recientemente Roy Campos, los índices de aprobación del gobernador Malova sigue en caída libre y de picada.
Solo el 41 por ciento de los sinaloenses encuestados lo aprueba.

Con estos escenarios a quien perjudica o a quién beneficia, o quién va a ser ese líder emergente que capitalice ese descontento social y se convierta en la nueva esperanza de la sociedad sinaloense.

De entrada, hasta ahorita nadie se quiere alejar; no del gobernador, sino del grupo en el poder que gobierna a Sinaloa y esto mantiene blindado al mandatario estatal.

UN PASITO MÁS.-A Heriberto Galindo aún no le cae el 20. Cuando apareció en Sinaloa, los priistas-priistas lo vieron como el interlocutor con el presidente Peña y el nuevo PRI que regresaba a poner orden en Sinaloa.

Más tardó en mostrarse Heriberto que en entregarse al gobernador y los priistas-priistas sufrieron un doble agravio.

Pero lo más grave es que su discurso no le ayuda. Dice que él no es pleitos, ni de andar buscando culpables, sino él es de reconciliación.

En un escenario donde el 80 por ciento de los sinaloenses espera un cambio que Malova se los prometió y no se los cumplió, pues como que ese discurso no le ayuda para nada.

 

Simple Share Buttons