miércoles , 5 mayo 2021

El sector Humaya… otra vez bajo el agua

El sector Humaya… otra vez bajo el agua

Culiacán.- La historia se repite como si fuera consigna: el sector Humaya otra vez bajo el agua.

La fuerte lluvia de hasta 113 milímetros que cayó sobre la ciudad la madrugada de este jueves arrasó con todo a su paso.

El viacrucis se repite casi todos los años, cuentan molestos los vecinos, quienes desde las 3:00 horas de este día agarraron palas y cubetas para sacar el lodo y el agua.

Las marcas sobre las paredes de sus viviendas evidencian el nivel que alcanzó el agua: desde 1 hasta 2 metros.

Alejandra García Ramírez tiene 30 años viviendo en la colonia Infonavit Humaya, tiempo durante el cual ya ni cuenta cuántas inundaciones han sufrido.

«¡Ay! Ya ni las contamos», responde al ser cuestionada sobre cuántas inundaciones le ha tocado vivir.

La esperanza se desvanece; la rabia se acrecienta.

Permanece sentada en un sillón, mientras toma un respiro para continuar con las labores de limpieza. No ha probado alimento, pero sí un trago muy amargo.

la foto (9)

Frente a ella, la perrita Doris ladra al desconocer al reportero.

La mascota de la familia, cuenta la afectada, ha sido testigo de varias inundaciones.

la foto (7)

La madre de familia nos invita a realizar un recorrido por su vivienda que año tras año en temporada de lluvias recibe enormes volúmenes de agua que emerge de la fuerte corriente.

Su refrigerador, sala, comedor y cocina fueron besados por el agua chocolatosa.

«A las tres de la mañana empezó a meterse el agua. Ya que empieza a llover, aquí nadie duerme; estamos al pendiente del agua a ver si sube. Desde la una estamos despiertos viendo», relata con desespero.

El año pasado Alejandra también sufrió las de Caín cuando las precipitaciones que dejó el huracán «Manuel» se llevaron todos sus bienes materiales que con tanto sacrificio adquirió.

Los apoyos de la Sedathu todavía no llegan, pese a promesas del gobierno federal, informa mientras sus tres hijas sacan un comedor para desayunar.

la foto (1)

«Todavía estamos esperando; es una burla eso», dijo molesta.

Aquella ocasión el gobierno federal le prometió un vale para adquirir muebles, pero jamás llegó a sus manos, mismas con las que se limpia el sudor para continuar con la limpieza de su hogar.

la foto (2)

«Vinieron como 10 personas a hacernos encuestas a cada casa. Lo que le pagaron a toda esa gente mejor nos lo hubieran dado de apoyo», considera.

Doña Alejandra es la tercera vez que, al igual que muchas familias del Humaya, con sacrificio compra muebles.

Al alcalde de Culiacán Sergio Torres Félix y al gobernador Mario López Valdez le exige que les solucionen el problema del canal que cruza por ese sector, ya que solamente han realizado obras que para ellos son «un mejoralito».

Por los alrededores de esa zona trabajadores de Japac y del Ayuntamiento no se dan abasto para limpiar el lodo y los encharcamientos que dejó la lluvia, mientras en una vivienda de ese sector una familia llora por la muerte de su ser querido.

la foto (3)

Fernando Arciniega desde hace 40 años radica en la colonia Infonavit Humaya y le ha tocado sufrir también cinco inundaciones.

La avenida de agua se sumergió a su vivienda, contigua a donde vivía un anciano que murió impresionado por la inundación.

Cabizbajo, observa con detenimiento el daño ocasionado por la lluvia y suelta: «a empezar de nuevo».

Por su parte, Ulises Salcedo señala que otro año más que sufren una tragedia. «Y los que faltan porque parece que viene más, más adelante, se va a poner peor y cada vez es peor», agrega.

Cuando se registran lluvias, manifiesta, «ni pa dónde arrancar porque de una se viene el agua».

Durante años ha confiado en las autoridades estatales y municipales, quienes les han asegurado que les echarán la mano y el problema se sigue presentando.

Asegura que no le queda otra opción que seguir el pie del cañón y echado pa delante porque, está cociente, las casas se devalúan y no las puedes vender.

Por ahora los vecinos están a la espera de ser escuchados y atendidos por las autoridades y que realmente los apoyos lleguen y no queden solo en palabras.

 

 

 

 

 

 

 

Simple Share Buttons