viernes , 22 enero 2021

Llegaron tarde las cubetas: Damnificados del Humaya

Llegaron tarde las cubetas: Damnificados del Humaya

Por Seila Alfaro

Culiacán, Sinaloa.- Luego de las lluvias registradas la madrugada de hoy, el alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, hizo un recorrido por las zonas afectadas por las inundaciones, donde se comprometió a apoyar a poco más 400 familias, quienes perdieron todo su patrimonio.

Sin embargo, los vecinos del sector Humaya aseguran que las cubetas y material para la limpieza que envió el municipio llegaron tarde, ya que desde muy temprana hora comenzaron las faenas de limpieza del lodo y agua que dejó la inundación.

Durante un recorrido a la colonia 6 de Enero, donde el agua subió 1.5 metros, debido a que se desbordó el arroyo «El Piojo», el presidente municipal Sergio Torres visitó casa por casa de los vecinos, donde se percató que lo perdieron todo.

IMG_4325

Colchones, camas, comedores, estufas, refrigeradores, ropa, calzado y hasta los útiles escolares de sus hijos fueron algunas de las cosas que con la inundación se perdieron; otros perdieron hasta sus viviendas.

El alcalde Sergio Torres explicó que ante esta contingencia, desde las primeras horas del día salieron brigadas de limpieza y personal de trabajo social para realizar un levantamiento de las familias afectadas.

«Hasta el momento los sectores más afectados son Infonavit Humaya e Issstesin, donde hay 254 viviendas dañadas y entre los enseres domésticos que se perdieron hay 79 refrigeradores, 46 estufas, 49 lavadoras, 39 colchones, ropa y calzado», señaló.

IMG_4302

Torres Félix indicó que desde muy temprano se reunió con el gobernador, Mario López Valdez y el área de obras públicas del Estado para apoyar a las familias donde se comprometieron a llevar recursos, por lo que la próxima semana se repartirán enseres.

«El apoyo que daría el gobernador sería de enseres domésticos, aunque todavía no me dice un monto porque le quedé de llevar el estudio de manera detallada con nombre, teléfono, calles y número de vivienda y que sea un levantamiento real y justa», expuso.

IMG_4330

Aseguró que ya se hizo una solicitud para declarar zona de emergencia a los sectores afectados del municipio por parte de la Secretaría de Gobernación, donde para ello se coordinaron con Protección Civil del estado.

«Ahorita estamos dando kit de limpieza, pero esperamos invertir los 500 millones de pesos, recursos del Ayuntamiento para adquirir enseres domésticos y entregarlos la próxima semana a las familias afectadas.

IMG_4292

Por su parte, el gerente de Obras Públicas, Carlos Alberdo Sánchez Osuna dijo que debido a que fueron lluvias extraordinarias que superaron los 110 milímetros en menos de una hora, las zonas más afectados fueron la parte norte del municipio, donde lo perdieron todo y la parte sur, donde se registraron daños en las vialidades y deslaves de algunas calles.

«Nos agarró en la noche y ya no pudimos sacar nada», vecinos.

Cristina Gallegos, narra angustiada cómo el agua del arroyo del piojo se metió a su hogar en la madrugada.

«Estábamos dormidos, pero mi nieto duerme en la sala, escuchamos un fierro que se cayó y nos despertamos, cuando nos dimos cuenta el agua nos llegaba a los tobillos», manifestó.

Con su rostro preocupado, pues al vivir a la orilla del arroyo, Cristina Gallegos comentó que el cauce se salió y dejó abajo su casa.

«Mi padre salió a ver qué tanto había subido el nivel del agua, pero cuando abrió la puerta el agua se le vino encima, se resbaló al querer salir rápido a tierra firme y se golpeó la pierna y el brazo derecho», expuso.

Socorro Gallegos, padre de Cristina, indicó que es la primera vez que pasa eso (la inundación) en la colonia ya que el agua subía pero no a tal magnitud.

«Tengo más de 70 años, uso bastón, aquí vivimos 3 adultos y mi hija vive tres cuadras más para allá y ella nos puso a salvo, aquí me golpeé, pero gracias a Dios estamos vivios», dijo con desesperación.

El alcalde visitó su casa, donde lo perdieron, en su casa se tuvo que abrir una cuneta para sacar el lodo y el agua y llevarlo al cauce, pero la vivienda sufrió daños en su totalidad.

Otro de los casos fue de María Cristina Aceves, a quienes el agua se les metió por las ventanas de su vivienda y les llegó a la cintura.

«No se puede habitar en la vivienda, se nos acabó todo, no tenemos ropa, los niños sin útiles, todo… todo se perdió. Nos quedamos sin nada y Dios quiera nos apoye porque es la primera vez que paso con ello», comentó.

Simple Share Buttons