viernes , 7 mayo 2021

¿Cambio o continuidad en Sinaloa?

Oswaldo Villaseñor

Un alto funcionario federal revisaba recientemente los diagnósticos políticos que sobre Sinaloa se hacen con miras a la elección federal del próximo año y el seguimiento que desde ahora se tiene al proceso de sucesión gubernamental.

En la probable asignación de candidaturas a las 8 diputaciones federales aparecían como beneficiarios del reparto de posiciones- ojo no candidatos- los nombres de la Senadora Diva Hadamira, Jesús Aguilar, Mario López Valdez, Juan Millán, Emilio Chauyfet, Alfredo Villegas, los empresarios Leovi Carraza- un Coppel, Héctor Melesio Cuen, Daniel Amador, entre otros.

En pocas palabras, se trataba de los padrinos de quienes pudieran figurar como candidatos a las diputaciones federales y a quienes supuestamente habría que tomar en cuenta en el reparto de las posiciones para mantener los equilibrios políticos en el partido.

Y después de revisar los diagnósticos; decía. “Al gobernador solo le tocará una candidatura”.

Otro funcionarios presente, le reviraba. “Si ese es el diagnóstico, le van a tocar las 8 por lo que se ve”.

¿Por qué atinaba a preguntar?,

La repuesta era convincente. Porque al que le pongas la mano de esos personajes y con mayor razón a las propuestas de estos, tienen un gran compromiso y lealtad con las gentes que realmente gobiernan Sinaloa y con el gobernador Malova como representante actual de este grupo.

Si es el de Chauyfett, es de Malova, si es el de Diva, es de Malova y Juan Millán, si es el de Alfredo Villegas, todos son de Juan Millán y así sucesivamente.

El comentario final de este alto funcionario quedará para la reflexión. “Ellos aprendieron a conocernos a nosotros y nosotros no aprendimos a conocerlos a ellos”. En pocas palabras, el grupo político sinaloense que gobierna Sinaloa ya les comió el mandado al CEN del PRI y al propio presidente de la República.

Efectivamente, el CEN hará la lista y el presidente Peña la palomeará, pero todos, absolutamente todos los posibles integrantes, ya están abrazados por quienes gobiernan Sinaloa.

Este escenario que se pinta para el 2015, no pinta muy diferente para el 2016 cuando se juegue la sucesión en Sinaloa a pesar de que las encuestas recientes mandan señales muy claras de que la sociedad sinaloense quiere un cambio al cual le apostó en el 2010 y que se les vició.

1.-En las encuestas previas a la elección del candidato del PRI a la gubernatura –antes de la división- escribíamos en este mismo espacio, que este partido no tendría ningún problema para mantenerse en el poder. El único obstáculo que se ve, decíamos, es el alto porcentaje de sinaloenses que ya quieren un cambio y el posible agotamiento del millanismo tras doce años de gobierno y excesos que se han cometido.

2.-Efectivamente, en las encuestas de aquella época, poco más del 40 por ciento de los sinaloenses querían un cambio que se vio reflejado tras la división del PRI y la esperanza de que Mario López Valdez no sería parte de lo mismo.

3.-En sí, Malova supo capitalizar los votos duros que le dio el PAN, PRD, PT, Convergencia, un ala del PRI que exigía cambios en las formas de su partido y sobre todo, votos que le dio una gran parte de la sociedad que pocas veces participa, pero que en esa ocasión salió a votar en una forma de provocar un cambio y vio en él la esperanza de que este llegara.

4.-Hoy las encuestas arrojan números más fuertes. La de Roy Campos arroja que el 59 por ciento de los sinaloenses reprueba el gobierno de Malova. Entre las clases más bajas, el 69 por ciento no está conforme con el gobierno actual.

5.-En otras encuestas a las cuales hemos tenido acceso, hay un dato interesante. El 73 por ciento de los sinaloenses quiere un cambio y el 84 por ciento considera que nada ha cambiado con el gobierno de Malova.

6.-Pero en estas mismas encuestas hay otro dato que puede explicar todo y obliga a despertar la duda de si en Sinaloa habrá cambio o continuidad en el 2016. El 58 por ciento de los encuestados no quiere saber nada de política y de los políticos. En pocas palabras, no está dispuesta por el momento a participar.

7.-Así con estos escenarios que se dibujan por el momento y viendo lo que pudiera darse en el 2015 una vez que se elijan a los 8 candidatos a diputados federales, todo parece indicar que en Sinaloa pudiera haber continuidad, no porque la gente lo quiera, sino por el fuerte control político que se tiene de la clase política que si participa.

8.-Así en el 2016 no hay duda de que el presidente Peña va a palomear, pero de las opciones que desde Sinaloa le manden.
Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Hay algo que distingue a Héctor Melesio Cuen del resto de dirigentes partidistas en Sinaloa. “No se duerme en sus laureles”.

Ahora su partido el PAS, le entró a la moda de las consultas –para que vean que si toman en cuenta a la gente- y recoge firmas para impulsar una iniciativa de ley que permita la revocación de mandato y la segunda vuelta.

Al PAN le tronó su consulta por un salario digno con el video sexual de sus diputados federales y ahora el PRI hace su consulta para reducir diputaciones y senadurías pluris.

En fin, están de moda las consultas ciudadanas.

OTRO PASITO.-De verdad que es admirable el oficio político que tiene el líder del Congreso Jesús Enrique Hernández Chávez.

Durante la sesión de derogación de la ley mordaza, no faltaron los gritos y los abucheos. Chuquiqui no solo permaneció estoico, sino que alentaba a sus diputados a aplaudirles a quienes los abucheaban.

Y es que estaban defendido en esos momentos la libertad de expresión, no podría ser de otra manera. En pocas palabras, Chuquiqui mostro temple y tablas que muchos políticos nuevos no tienen y no se les ven por ningún lado.

UN PASITO MÁS.-El rector de la Universidad de Chapingo, Carlos Villaseñor estuvo de paso en Sinaloa. Vino a Sonora a firmar un convenio de colaboración con el gobierno de allá para impulsar la investigación agrícola.

Este mismo proyecto estaba destinado para Sinaloa donde se invertirían muchos millones de pesos en investigación y se operaría en las antiguas instalaciones del Centro de Investigaciones de SAGARPA en el Valle del Carrizo, ahora abandonado.

Ni modo, los vecinos si lo quisieron.

 

 

Simple Share Buttons