miércoles , 18 septiembre 2019

«El nuevo PRI» y sus nuevos inquilinos: los malovistas

«El nuevo PRI» y sus nuevos inquilinos: los malovistas

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- La clase política estatal del PRI presumió unidad, aun cuando la inasistencia de los ex gobernadores Juan Millán Lizárraga, Jesús Aguilar Padilla y Antonio Toledo Corro al Consejo Político Estatal del partido que fue atestiguado por el dirigente nacional César Camacho.

El ex gobernador Francisco Labastida Ochoa allanaba el vacío.

En medio de acarreados y un lleno total en el salón Figlostase que fue prestado por el secretario del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, Armando Heraldez Machado, el dirigente nacional del PRI hacía un llamado a la unidad al priismo estatal frente a la elección de 2015, cuando se renovarán las diputaciones federales.

El ambiente de fiesta resaltaba en un atestado auditorio, donde entraron por la puerta grande algunos funcionarios malovistas, entre ellos los secretarios de Administración y Finanzas, Armando Villarreal Ibarra;  de Innovación Gubernamental, Karim Pechir Espinoza de los Monteros; de Proyectos Estratégicos, Francisco Labastida Gómez de la Torre; de Educación , Francisco Frías Castro, así como Gerardo Hervás Quindos, director de Inspección y Normatividad; Jesús Antonio Marcial Liparoli, subsecretario de Gobierno; Bernardo Xavier Cárdenas Soto, subsecretario de Normatividad; Gustavo Zavala, jefe de la oficina del gobernador; Monica Vargas, hija del secretario General de Gobierno, entre otros.

Una actitud nerviosa delataba a los que en 2010 se fueron a apoyar a un candidato emanado de una alianza opositora, pero en la fiesta del PRI parecía no importar.

la foto (10)

Los apapachos y saludos eran captados en las placas de los fotógrafos y camarógrafos.

El alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, dio una cátedra como buen orador al instalarse el consejo político, al tiempo que pregonaba que el PRI «es el mejor partido de México».

En la parte delantera del presídium fueron sentados los suspirantes por la gubernatura: Diva Hadamira Gastélum Bajo, Daniel Amador Gaxiola, Aarón Irízar López y Heriberto Galindo Quiñones con la ausencia de Gerardo Vargas Landeros, secretario General de Gobierno, quien solicitó licencia al consejo político luego de diferencias con el PAN.

la foto (7)

El dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, aseguró ante la multitud que sin 2015 no hay 2016. Por ello el exhorto evidente: ganar los 8 distritos electorales que estarán en disputa en 2015.

«Vamos a mantener la racha. Primero del 12, luego el 13. Ahí viene el 15 y de una vez que quede claro: sin 15 no hay 2016. Así de que a trabajar duro», los apuró.

El mensaje para quienes aspiran a un puesto de elección popular fue más que claro de parte del presidente. «Sí nos importa la unidad. Esa que tiene que ver con respetarse, con saberse escuchar, con estar consciente que la presencia del otro no solo es importante, sino indispensable y que ese otro, muy probablemente tenga la razón y en actitud humilde de saber reconocerlo, pasar de la dinámica del yo a la dinámica del nosotros».

En un discurso de casi 20 minutos, les dijo que el triunfo que se avecina el próximo año será resultado del trabajo en unidad.

Destacó que hoy todos han sido testigos de una renovación y siempre una renovación trae consigo la esperanza.

El mensaje improvisado no paraba ahí. También hubo discurso para el gobernador de Sinaloa Mario López Valdez.

«Quiero decir al gobernador del estado que si mantiene la actitud apoyadora en la política transformadora de Enrique Peña Nieto y sus propuestas son buenas para Sinaloa, va a contar con nosotros. De otra manera, va a tener una explicación razonable de gente que sabe hacer política. Solo pido lo que ofrezco, ofrezco respeto y pido respeto. Ofrezco respaldo y pedimos respaldo los priistas», dijo a la multitud, arrancando el aplauso de los presentes.

También destacó que es necesario hacer altavoz a las reformas impulsadas por el presidente de la República Enrique Peña Nieto.

El PRI tiene claro el rumbo de aquí a agosto próximo y en el muy corto plazo, «tenemos que lograr antes del 15 de septiembre cuando menos un millón 605 mil firmas de ciudadanos priistas y simpatizantes que respalden una decisión política que no es del PRI; es de los ciudadanos».

Queremos, dijo, garantizar la representación de todas las fuerzas políticas y que el pluralismo siga siendo parte en la toma de decisiones.

En el evento rindieron protesta 370 de los 400 consejeros políticos. 

 

 

 

 

Simple Share Buttons