jueves , 14 noviembre 2019

Comparecen ante el Congreso los secretarios de Salud y de Finanzas

Comparecen ante el Congreso los secretarios de Salud y de Finanzas

Culiacán, Sinaloa.- Con más preguntas a modo que fuertes cuestionamientos, los secretarios de Salud y de Finanzas, Ernesto Echeverría Aispuro y Armando Villarreal Ibarra, respectivamente, comparecieron este día ante diputados del Congreso del Estado.

Convocados por los presidentes de las comisiones de Salud y de Hacienda, Víctor Manuel Díaz Simental y Óscar Valdez, respectivamente, ambos funcionarios defendieron la idea de edificar dos hospitales generales (uno en Culiacán y otro en Mazatlán) bajo el esquema de Asociaciones Público Privadas, mejor conocido como APP.

Al hacer uso de la voz, el presidente de la Comisión de Salud, Víctor Manuel Díaz Simental, aseguró que no está en contra de la construcción de hospitales de primer nivel ya que se trata de garantizar la salud de la población, sin embargo, tampoco se pueden aprobar obras sin un análisis serio, más cuando se trata de enfrentar préstamos muy serios con una deuda mayor a 25 años y que afectaría a aportaciones federales.

El primero en hablar fue el secretario de Salud Ernesto Echeverría Aispuro, quien expuso las necesidades y deficiencias que enfrentan ambos nosocomios y no se trata de la construcción de hospitales nuevo, sino simplemente se trata de una sustitución de espacios que ya cumplieron con su vida útil y que es necesario fortalecerlos.

Arguyó que los dos hospitales tienen una infraestructura obsoleta y sin mantenimiento aun cuando la gran demanda de hospitalización que se tiene.

Desde hace 20 años no se construye un hospital general en Sinaloa, dijo ante los diputados, y el último que se edificó fue el ubicado en la ciudad de Los Mochis y los ubicados en Culiacán y Ahome tienen más de 50 años.

Ningún hospital está certificado, dijo el secretario, quien aseguró que al no contar con ese procedimiento, se está perdiendo la oportunidad de acceder a recursos extraordinarios, pero destacó el recurso humano con que se cuenta.

Pese a las carencias con las que operan, presumió, lograron un reconocimiento de la comunidad médica por el programa de trasplantes que se realiza en el Hospital General de Culiacán, que tiene más de 40 años.

El secretario de Finanzas destacó que para Culiacán el ganador de la licitación que resultó la propuesta más económica fue Consorcio de Promotora y Desarrolladora Mexicana de Infraestructura S.A de C.V y Desarrolladora en Infraestructura en Salud S.A de C.V por 347 millones de pesos.

Para el caso de Mazatlán fue GIA + A, S.A de C.V por 239 millones de pesos.

En total los servicios de salud pagarán para la construcción, equipamiento, mantenimiento y operación de ambos hospitales 586 millones de pesos al año, sin incrementos en términos reales (solo incrementos de acuerdo a la inflación).

El contrato sería vigente durante 25 años, pero los pagos iniciarían hasta que se entreguen ambos hospitales, por lo que se pagará durante 23.5 años.

 

 

 

 

Simple Share Buttons