viernes , 23 abril 2021

La libró Malova

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, estuvo en Sinaloa, pero esta vez no hubo sorpresas mayores como se esperaba o cuando menos se había especulado sucedería.

Efectivamente, el presidente vino a Sinaloa a entregar un premio a Jesús Vizcarra, tal y como se había adelantado con mucha anticipación, solo que no fue a él solo, sino junto a otros empresarios, a quienes se les reconoció su trayectoria como exportadores mexicanos.

En pocas palabras, no se cumplió o cuando menos no de manera explícita, un posible destape de Jesús Vizcarra como supremo aspirante del PRI a la gubernatura de Sinaloa.

Incluso, Jesús Vizcarra volvió a reiterar una vez más que no está interesado en buscar la gubernatura de Sinaloa en el 2016.

Pero, además, hubo un detalle adicional que señala que no se cumplió el pronóstico hecho y del cual ya se especulaba con mucha insistencia cuando se afirmaba que el presidente daría otro golpe político al gobernador Malova.

El presidente fue muy respetuoso e institucional en su discurso, al hablar de las bondades de sus reformas estructurales y del cambio que ya está gestando en el país.

De esas señales que se esperaban encontrar para tratar de descifrar por donde se definiría la sucesión en Sinaloa, esas no se vieron por ningún lado y no llegaron.

En pocas palabras, al gobernador Malova le fue bien a juzgar, por lo que se esperaba sucedería y que finalmente no sucedió.

El presidente Peña así como vino se fue, sin dejar caliente el ambiente político en Sinaloa como si lo hiciera en su pasada visita.

Pero, además, Jesús Vizcarra, a pesar de ser galardonado y recibir el espaldarazo de su amigo el presidente, tampoco dio señales claras de que le entrará al juego sucesorio, sino hizo todo lo contrario, enfrió a quienes lo ven como la opción de cambio en Sinaloa al reiterar que no buscará ser gobernador del estado.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

 

Simple Share Buttons