lunes , 8 marzo 2021

[Especial] A un año del huracán «Manuel», sus efectos siguen doliendo

[Especial] A un año del huracán «Manuel», sus efectos siguen doliendo

Por Seila Alfaro

Culiacán, Sinaloa.- Eran las 4:00 horas del jueves de 19 de septiembre de 2013. El huracán «Manuel» había tocado tierra en el estado de Sinaloa.

Fuertes vientos y lluvias intensas anunciaban una tragedia.

CAM00829

El meteoro ingresó por la isla de Altamura, en el municipio de Angostura, donde, sin decir agua va, acabó con todo a su paso.

En esa región debido a la intensidad de las precipitaciones, se desbordó el canal principal y luego la crecida de arroyos partió las carreteras desde Guamúchil hasta Mocorito.

Mientras atardecía, las autoridades de Seguridad Pública y Protección Civil evacuaban a 700 familias de las comunidades de Chinitos y el campo pesquero La Reforma, ya que las marejadas también llegaron hasta las viviendas de los pescadores.

«Manuel» no se conformó con devastar los estados de Veracruz, Guerrero, Tabasco y parte de Tamaulipas, sino que se estacionó por espacio de horas en Sinaloa, dejando inundaciones y zonas intransitadas.

Poco más tarde, los efectos de este meteoro también golpearon el municipio de Navolato, donde fueron evacuadas alrededor de 200 familias de la comunidad Punta Yameto y de la sindicatura de Altata, además que en la cabecera se resistían a ser evacuadas 10 mil personas de las comunidades de Toboloto, El Limoncito y La Vuelta en la sindicatura de San Pedro.

También colonias como Las Vegas del Río, Batey, 5 de Febrero y parte de Chulavista, donde el cauce del arroyo creció más de 1.5 metros.

De la misma forma se inundaron parcialmente las comunidades de sindicatura de Sataya y Villa Ángel Flores «La Palma»; Las Puentes y otras colonias en Villa Juárez; El Bolsón, Yameto, Dautillos, Avándaro y El Tetuán.

Por tal motivo, el cauce del río Culiacán rompió la comunicación de la carretera de Navolato a Dautillos y el puente en San Pedro que cruza a la carretera México 15, dejando a miles de personas incomunicadas.

La alarma seguía en amarilla-naranja, por lo que continuaron las lluvias para la mañana del 20 de septiembre.

Las lluvias dejaron a la ciudad de Culiacán bajo el agua.

100_9787

La carretera Maxipista, rumbo a Mazatlán, estaba inundada, así como el canal Oriental; la crecida del cauce del dique Los Pobres y el dren Los Becos. Qué decir de la México 15, rumbo a Los Mochis. La rúa estaba destrozada por el cauce de los arroyos que colindan por las colonias Infonavit Humaya y fraccionamiento Santa Fe.

Más de 60 comunidades afectadas del municipio de Culiacán, entre ellas Las Víboras, Renato Vega Amador, El Alhuate, la Popular, Las Quintas, La Campiña entre muchas otras.

Todo era devastación, desesperación y miedo en la capital del estado.

El huracán cobró dos víctimas en Culiacán. Un joven del fraccionamiento Villa Fontana falleció al ser arrastrado por la corriente. Un niño más perdió la vida tragado por el drenaje pluvial en el fraccionamiento La Conquista.

Aún año de la devastación, los daminificados solo han recibido migajas de parte de las autoridades. Los recursos del Fonden, para muchos, nunca llegaron.

«Hemos gastado más de lo que hemos recibido por parte de gobierno porque las deudas aún año no se han terminado, seguimos pagando», manifiesta Sergio Olivas.

El vecino de la colonia Infonavit Humaya, Sergio Quintero Contreras narra cómo pasaron los estragos de «Manuel».

Tiene un pequeño abarrote cerca del colector pluvial «Agustina Ramírez».

Sentado en una silla de plástico junto a su esposa, se muestra preocupado.

Toma aire, se rasca el cuello y relata su viacrusis: «Ya ni nos acordamos, mija. Mira, bueno, ya no nos queremos acordar. Fue como a las dos de la tarde ya que desde el 17 de septiembre se soltó la lluvia y de un de repente se vino el agua, arrasando con todo».

Explicó que nadie vino a rescatarlos, la puerta de acero se dobló más de la mitad, quedando detenida de una sola bisagra y dando paso a su vivienda, revuelta con lodo.

Alcanzaron a salir por el ventanal por donde atienden a la clientela.

100_9799

«Nos subimos al mostrador y observamos la mercancía flotar. Refrescos llenos, pan, galletas, papas fritas, la máquina registradora, todo se perdió. Llegamos a la orilla de la carretera a pedir auxilio, pero nadie escuchaba», comenta como si en ese momento reviviera lo acontecido aquella tarde de la contingencia.

Traga un poco de saliva y dice: «El agua subió un 1.40 metros y se llevó todo a su paso, colchones, todo del abarrote, comedor, televisión, sala, grabadora, todo, no sacamos nada».

Otra de las afectadas es la señora Pastora Olivas Estrada.

Nos recibe en su casa con una sonrisa, mientras su esposo se queda en el jardín aplastando botes, los cuales vende para juntar algunos centavos y mantener la casa.

«Se me fue todo, nosotros inauguramos el conjunto habitacional, jamás había pasado eso, pero quÉ le vamos a hacer, ni modo, ni modo», comentó.

Doña Tola, como todos los vecinos la conocen, vive en la parte de abajo, su casa es un departamento de dos recámaras.

También lo perdió todo: ropa, cobijas, sala, comedor, abánicos, electrodomésticos.

IMG_4938

Sólo rescató estufa y refrigerador, los cuales aún no termina de limpiar.

«Gobierno me apoyó con vale de mil 200 pesos y, ¿qué compré? Pues comida en ese momento. Hace poco Sedathu nos dio un vale de 5 mil pesos para que lo hiciéramos efectivo en Coppel, pero no he sacado nada, estamos pensando; no sé, un abanico, una licuadora, un burro de planchar, no lo sabemos todavía», expuso.

En algunas partes todavía conservan algunos muebles dañados por el huracán. Unos rotos, otros no han podido quitarle las manchas, pero aún funcionan.

IMG_4937

Mientras tanto, los vecinos del Infonavit viven con miedo, algunos más están enfermos de los nervios ya que no han podido superar ni económicamente ni emocionalmente la tragedia, ya que son insuficientes los recursos que han otorgado las autoridades.

Con el huracán «Manuel» se afectó el 30 por ciento de la red carretera estatal, 462 escuelas, 500 empresas, alrededor de 147 mil hectáreas de diversos cultivos y algunos tramos de vías férreas, además del fallecimiento de tres personas y 146 mil 270 personas damnificadas de 10 municipios.

El Gobierno del Estado estimó la cantidad de mil 200 millones de pesos en daños, de los cuales 30 millones de pesos serían para Culiacán, pero a un año de esta contingencia son pocos los recursos que hay llegado al gobierno municipal.

El secretario del Ayuntamiento, Guadalupe Robles Hernández, aseguró que la administración pasada estimó 30 millones de pesos en daños para el municipio de Culiacán, pero el Fondo Nacional de Desastres sólo reconoció 2 millones de pesos, monto que no ejerció el Ayuntamiento, por lo que fue remitido a la Sedatu.

«Según el Fonden, no hubo muchos daños; sólo inundaciones, por lo que los 2 millones de pesos fue para bacheo, lo cual no ejerció el Ayuntamiento. Ni un sólo centavo agarró de ese dinero», aseveró.

IMG_6661

Ante esta situación, Robles Hernández señaló que no es que haya sido olvidado Sinaloa en los apoyos del Fonden, sino que el recurso se fue a otros estados, donde sí hubo pérdidas humanas y zonas devastadoras, como es el caso de Guerrero.

«No se han recibido recursos para infraestructura en Culiacán, principalmente, sólo para el apoyo de despensas, kits de limpieza, láminas, colchonetas, estufas, electrodomésticos y cobijas», comentó.

La experiencia que deja el huracán «Manuel» fue el estar siempre alerta, el conformar un Comité Municipal de Protección Civil, tener un atlas de riesgo y estar en pláticas con la ciudadanía que vive en zonas de riesgo.

HPIM0622

«Quiere decir que la ciudad tenemos 76 arroyos, cuando se acerca una tormenta de este tipo tenemos que dejar a un responsable de las llaves de tal escuela que será albergue, estar preparados que si hay un canal azolvado realizar los trabajos en tiempo y forma antes de las contingencias, significa estar siempre alerta y preparados», sostuvo.

Reiteró que ahora en estos meses, donde se forman los meteoros más fuertes, están en alerta y no están en «relajamiento». .

Simple Share Buttons