viernes , 15 enero 2021

Niegan a pareja de homosexuales de Los Mochis casarse y ganan amparo

Niegan a pareja de homosexuales de Los Mochis casarse y ganan amparo

Carlos Rosas

Mazatlán, Sinaloa.- Tres amparos se han presentado ante el Supremo Tribunal de Justicia tras considerar que el actual Código Familiar del estado de Sinaloa es discriminatorio al no permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, dio a conocer Alma Álvarez Villalobos, consultora de Más Proyectos.

Aseguró que Sinaloa, a diferencia de Jalisco, se encuentra muy avanzado en ese sentido por el amparo que se presentó una pareja de homosexuales a una negativa local para realizar un matrimonio del mismo sexo y lo ganaron.

Sin embargo, no especificó el sexo de las personas que pretendían contraer nupcias. Otro de los amparos está por resolverse en los próximos días.

«Es más, Sinaloa tiene un gran avance porque en Sinaloa, si no me equivoco, se ampararon contra una negativa local para un matrimonio entre personas del mismo sexo y lo ganaron. Sinaloa es un estado de avanzada dentro de este país», destacó.

En su opinión, se requiere aprobar todas las leyes que reconozcan los derechos de todos los mexicanos porque mañana vamos a ser adultos mayores.

Sobre la postura del diputado del PAN Francisco Solano Urías, quien señaló que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es un tema a debate en Sinaloa, la investigadora le recordó que los fundadores del PAN Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna hablaban del respeto por la persona, de tal manera que «lo más valioso y fundante para su partido son las personas. No dijeron los hombres, las mujeres, los gays, las personas con discapacidad, son las personas».

En ese sentido, consideró que Solano Urías revise los fundamentos y los principios de su partido para tomar un postura en ese sentido.

«México se rige por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El artículo primero se reformó en junio de 2011 y dice que todas las personas somos iguales, por su origen étnico, nacional, por sexo, por edad, por preferencias sexuales, por discapacidad, por altura. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Seguir caminando en eso», consideró.

Recordó que cuando llegaron a la Nueva España los españoles aseguraban que los indígenas no eran personas y con el paso del tiempo «hemos descubierto no solo que somos personas, sino que tenemos sangre, nos corre el color de la piel, nos corre la lengua».

Para que se hagan realidad los derechos humanos, consideró que se debe discutir el tema ahora que la diputada Sandra Yudith Lara Díaz lo puso sobre la mesa al presentar una iniciativa que reconoce los derechos de las personas, independientemente del sexo, y reconocer lo que ya mandatan la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la propia Constitución Política de México.

«Es necesaria todas las reformas, legales y las reformas en nuestras propias formas de vida para respetar y defender los derechos humanos de todas las personas», agregó.

 

 

 

Simple Share Buttons