domingo , 9 mayo 2021

«Yo no soy boxeador»: «El Pitón» a «Chenel»

«Yo no soy boxeador»: «El Pitón» a «Chenel»

Por Seila Alfaro

Culiacán, Sinaloa.- «Yo no soy boxeador para subirme a un ring», aseguró el alcalde de Angostura, José Ángel Castro Rojo.

«Mira, no tengo nada en contra del «Chenel», pero tampoco puedo ocultar las situaciones que dejó con sus malas acciones y que caigan en mi responsabilidad sin ser observadas», dijo luego de que su antecesor José Manuel Valenzuela López «Chenel» declarara que se dejara de resentimientos.

Castro Rojo explicó que en días pasados, durante el banderazo de inicio del revestimiento de calles del Ejido Protomartir, en su discurso, el director de Obras Públicas hizo la aclaración de que desde el 2012 esas vialidades fueron revestidas con recursos del Impuesto Predial Rústico, aunque fueron comprobados los gastos, ésta no fue ejecutada.

«Creo esa fue su molestia porque se le pegó una «tocadita en un evento, donde el director de Obras Públicas hizo la aclaración de los trabajos y se habló con el comisario ejidal y dijo que tienen más de 10 años que no se les hacía ninguna obra, que quiero decir con esto, que en la administración pasada fue aprobado por cabildo el recurso, aunque se comprobó con facturas el gasto, no se construyó», argumentó.

El presidente municipal aseguró que no existe resentimiento alguno, pues han estado en pláticas y han desayunado juntos, pero su responsabilidad es responder por sus acciones y no por las cosas malas que hayan hecho en años pasados.

Al cuestionarle si aceptaba el reto de realizar una pelea de box, José Ángel Castro dijo que él no hace ese tipo de «piruetas», pues para ello están los campeones del ring, como lo es el «Príncipe Cuadras», quien el pasado fin de semana se llevó el campeonato mundial en el municipio de Guamúchil, por lo que aprovechó a tomarse fotos.

«Yo de rines y de boxeadores no sé nada, sólo fui a presenciar la función, pero nosotros estamos en otras, pues me sé subir en un tractor, sé montar a caballo y me sé sentar en una silla de la presidencia para administrar los recursos del municipio, por lo que es mi obligación y mi responsabilidad», aseveró.

Castro Rojo señaló que para que un pleito se dé tiene que ser de dos, pero cuando un loco se «despotrinca», debe de haber otro, por lo que no va en esa ruta, sino asumirá su responsabilidad que es el municipio y no se apartar de una verdad que allí está y que se debe dar a conocer.

Simple Share Buttons