lunes , 17 junio 2019

«Me declaro listo»: Ricardo Hernández Guerrero, aspirante a la diputación federal

«Me declaro listo»: Ricardo Hernández Guerrero, aspirante a la diputación federal

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- Ricardo Hernández Guerrero reconoció que aspira a una candidatura por la diputación federal en el 2015, lo cual no es producto de la casualidad, asegura, ya que es algo que ha estado construyendo desde hace tiempo.

Señaló que ha estado dando seguimiento a las manifestaciones públicas que lo sitúan como aspirante a la legislatura federal, lo cual, dijo, «no es producto de la casualidad porque yo, efectivamente, tengo esta aspiración, que estoy construyendo, desde hace tiempo, con trabajo y que esto que se está percibiendo no es producto de la casualidad, te repito».

El hijo del presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Jesús Enrique Hernández Chávez, subrayó que «me declaro listo, muy entusiasmado porque además debo decir que esto que tú percibes pues lo percibió la gente, me han manifestado y me han expresado apoyo, solidaridad y yo estoy echado pa delante».

Ricardo Hernández Guerrero asegura que su posición en el PRI como subsecretario de Administración y el hecho de ser hijo del diputado Jesús Enrique Hernández Chávez no le generan ninguna ventaja para participar en el proceso interno una vez que se publique la convocatoria.

«Como yo, hay otros cuadros del partido que tenemos los méritos suficientes para esta aspiración», agrega.

Señala que no pudiera estar más orgulloso que ser hijo de Jesús Enrique Hernández Chávez y de trabajar para Luis Vega, secretario de administración del PRI, pero es «una buena oportunidad para decir que yo tengo mi propia carrera política, empecé desde muy joven y también debo decir que nadie debiera extrañarse de mi aspiración porque también aquí en el Comité Ejecutivo Nacional también los que trabajamos aspiramos y esto, de ninguna manera, debe ser considerado una ventaja porque no lo es para efecto de lo que pretendemos».

Su aspiración, reitera, es algo natural y es una circunstancia de la vida que tiene que ver en un contexto de una propia carrera política que ha venido construyendo.

Hernández Guerrero, de 34 años, reconoce que con el nuevo PRI, es una ventaja ser joven en todos los sentidos, sin que esto te ponga del otro lado e incluso en los estatutos del partido está establecido que el 30 por ciento de las candidaturas a diputados federales deben ser jóvenes menores de 35 años y él se encuentra dentro de ese rango.

Asegura que los jóvenes en funciones han demostrado que son electoralmente rentables, como es el caso de algunos diputados locales y el mismo secretario general del PRI, Jesús Valdés Palazuelos.

 

 

Simple Share Buttons