viernes , 5 marzo 2021

Así fue el secuestro del empresario sinaloense Julián de Nicolás Gutiérrez

Así fue el secuestro del empresario sinaloense Julián de Nicolás Gutiérrez

IMPACTO.- Cinco hombres y dos mujeres ingresaron a las oficinas de Homex, una empresa dedicada a la construcción de vivienda y bienes raíces, con sede en Culiacán, Sinaloa, que meses atrás fue declarada en concurso mercantil por un juez.

Las dos mujeres vestían de forma llamativa, por el maquillaje y la ropa podían confundirse con sexoservidoras, pero después se entendería que la vestimenta era una especie de camuflaje, tal vez para vigilar desde el exterior los movimientos de la oficina de Julián de Nicolás, el objetivo del secuestro.

No hubo forcejeo, pero firmeza y decisión que dio la impresión de que el comando sabía lo que hacía.

El primer empleado en ver la operación fue encañonado y uno a uno sometieron y amarraron al resto de personal, sin embargo, los nervios traicionaron a uno de los empleados y tuvo una reacción histérica de risa.

Uno de los hombres preguntó con autoridad por Julián de Nicolás, quien al escuchar los gritos y nerviosismo de sus empleados salió de su oficina y les pidió por favor que no le hicieran daño a su personal.

Pero la actitud del empleado con el ataque de risa histérica molestó a los delincuentes y lo agredieron de un cachazo y golpes que lo dejaron visiblemente dañado.

Todos fueron sometidos y atados. El comando salió de la oficina con Julián de Nicolás, quien a partir de ese momento fue privado de su libertad.

Como pudieron los empleados se liberaron de las ataduras y de inmediato dieron aviso a la familia.

El director de la compañía y hermano del secuestrado, Eustaquio de Nicolás, ex compañero de estudios del Presidente Enrique Peña Nieto en la Universidad Panamericana, informó a las autoridades y trató de asesorarse de forma privada.

No fue necesario, recibió una llamada de un funcionario de primer nivel del Cisen y del procurador Jesús Murillo Karam. Todo quedó en manos de Tomás Zerón, de PGR, el funcionario clave que participó en la inteligencia para detener a Héctor Beltrán Leyva, cabeza del Cártel de los Beltrán Leyva.

Las negociaciones iniciaron con un monto millonario que fue reducido paulatinamente, hasta llegar al tercer día.

El cuarto día, viernes 3 de octubre, a las 14:00 horas, IMPACTO dio la primicia de la liberación de Julián de Nicolás. Se encontraba con su familia y su hermano Eustaquio en la PGR, donde se programó una conferencia de prensa a los pocos minutos, pero no se dio.

Versiones no confirmadas hablan de una fuga el día anterior, pero hasta el momento, y por recomendaciones de seguridad, no se han dado a conocer los detalles de su liberación.

Simple Share Buttons