martes , 18 mayo 2021

Policías encapuchados denuncian despido injustificado

Policías encapuchados denuncian despido injustificado

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- Un grupo de policías estatales encapuchado denunció despido injustificado de la corporación.

Acompañados por su asesor legal Ricardo Arnulfo Mendoza, los gendarmes acusaron que de un día para otro las autoridades los dejaron a ellos y a sus familias sin el sostén diario.

El vocero del Frente Sinaloense de Policías «Por el respeto a la legalidad ya los derechos humanos», cuyo nombre se omite por temor a represalias, leyó un comunicado dirigido al presidente de la República Enrique Peña Nieto, al gobernador del estado Mario López Valdez, a los 18 presidentes municipales y sociedad en general, en el cual destaca que «los policías de todas las corporaciones municipales y estatales del estado de Sinaloa estamos solicitando su apoyo para evitar que se nos despida injustamente de nuestro trabajo».

Algunos compañeros nuestros ya han sido despedidos sin causa justificada, sin haberles dado la oportunidad de defenderse y tampoco se les ha respetado el derecho a recibir una indemnización por su trabajo,quedando el policía de un día para otro sin empleo y sin ingresos económicos para subsistir, insistió el policía, acompañado de tres hombres más vestidos de negro y con el rostro cubierto con pasamontañas.

«Quienes decidimos ser policías lo hicimos por vocación, somos los policías quienes nos enfrentamos diariamente a la delincuencia para que la sociedad desarrolle en paz sus elementales actividades», expuso.

Destacó que muchos policías han sacrificado su vida por servirle a la sociedad y el gobernador del estado públicamente ha comprometido su apoyo y ha llegado el momento para hacerlo, y aclaró que reubicarlos en otras áreas no es posible ni la mejor solución.

Por ello primero exigen la instalación urgente de una mesa de diálogo interinstitucional con facultades para solucionar este conflicto porque es de orden público y de interés social.

Segundo: la reinstalación inmediata de los policías que hasta hoy han sido suspendidos y despedidos injustamente de sus empleos, así como el pago de los salarios que han dejado de percibir; tercero, la suspensión inmediata ante los órganos competentes de todos los procesos administrativos tendientes a la suspensión y destitución de policías en Sinaloa.

Cuarto: se dejen sin efecto los exámenes practicados por el Centro Estatal de Evaluación y Confianza para aplicarlos de nuevo, pero ahora asistidos por un asesor jurídico y un representante de la Comisión de Derechos Humanos para evitar violaciones a los derechos humanos y constitucionales de los elementos de policía.

«Quinto: se nos dé una respuesta urgente a este pliego petitorio», enumeró.

Ricardo Arnulfo Mendoza dio a conocer que en Sinaloa hasta el momento han sido despedidos 200 policías de las diversas corporaciones, de los cuales 35 ya presentaron amparos ante los jueces de distrito.

Ponderó que los exámenes de control y confianza que han sido aplicados violentan los derechos humanos y las garantías individuales de los policías, razón por la cual están pidiendo la nulidad de los mismos para que se vuelvan a hacer.

El abogado acusó que el Centro Estatal de Evaluación y Confianza está actuando como la Santa Inquisición hasta con imaginación y prejuicios.

Incluso, dijo que hay casos donde elementos del Ejército durante 10 años pasaron los exámenes de control y confianza y luego decidieron probar suerte como policías del estado de Sinaloa y los reprobaron.

Simple Share Buttons