jueves , 21 enero 2021

Entra en operación el nuevo sistema de justicia penal de Sinaloa

Entra en operación el nuevo sistema de justicia penal de Sinaloa

Culiacán, Sinaloa, a 14 de octubre de 2014.- Este miércoles 15 de octubre entra en operaciones el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Sinaloa, para dar cumplimiento a la obligación establecida en la reforma constitucional de 2008, lo que representa un parteaguas en los sistemas de procuración e impartición de justicia, anunció el gobernador Mario López Valdez.

Explicó que por ley, en automático entra en vigor en el estado la obligación contenida en la nueva legislación, que permitirá consolidar la impartición de justicia de manera oportuna, eficaz, transparente y rápida, que reclaman los sinaloenses.

Se trata, dijo, de un verdadero cambio de paradigma que todos los actores que conforman un Estado democrático de Derecho deben asumir para la entrada en vigor, en todo el país, del sistema procesal penal acusatorio.

Éste deberá estar en vigencia total para finales de 2016, como lo establece la legislación secundaria correspondiente, que no deberá exceder el plazo de ocho años, contados a partir del 2008, cuando se promulgó.

“Creo que vale la pena hacer mención de la trascendencia de la instrumentación del Nuevo Sistema de Justicia Penal y el inicio de los juicios orales en la entidad, para hacer realidad en Sinaloa esta reforma”, señaló el mandatario sinaloense.
Entra en operación en un edificio que está en los límites de Salvador Alvarado y Angostura, contiguo al penal de Angostura, y se construyó con una inversión total de 204 millones de pesos.

Comentó que una vez que esté funcionando y se corrijan todos los pormenores de la operación, hará una invitación al Gobierno Federal para que se pueda inaugurar ese flamante edificio.

Asimismo, López Valdez agregó que de ahora en adelante se enfocarán a conseguir los recursos necesarios para la construcción de los edificios que albergarán las instalaciones del centro de justicia para la zona norte.

El gobernador de Sinaloa señaló que para el primero de junio de 2015 tendrá que ampliarse el sistema para la región norte que comprende los municipios de Ahome, El Fuerte y Choix.

Después el sistema continuará en 2016 para empezar a funcionar el 15 de enero, a partir del municipio de Elota hasta Escuinapa, para concluir el 13 de junio de 2016 en Culiacán, que abarcaría también los municipios de Navolato y Badiraguato.

En total se requieren alrededor de 750 millones de pesos para la construcción los tres edificios restantes, que son parte del trabajo de gestión y de obtención de recursos para crear una infraestructura completa.

Por su parte, el Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, en su calidad de presidente del Consejo para la Implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, expuso que de esta manera Sinaloa se suma a otras entidades de la República que ya tienen un sistema gradual territorial como es el caso de Coahuila, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Chiapas, Nuevo León, Zacatecas, Durango, Oaxaca, Puebla, Guanajuato, Baja California.

A éstos se agregan el Estado de México, Morelos, Chihuahua y Yucatán que lo tienen en todo el territorio. En total, junto con Sinaloa, serán 10 los estados que iniciarán el nuevo sistema en este año 2014.

Explicó que la trascendencia radica en que este nuevo modelo representa un salto cualitativo porque implica no sólo el uso y el aprovechamiento de nuevas herramientas, sino de nuevas figuras que permitirán resolver la mayor parte de la problemática penal.

Lo hará a través de distintas formas que están establecidas en el propio Código Nacional de Procedimientos Penales como son la mediación, la conciliación y las formas anticipadas de juicio. Dijo que esto le imprimirá una celeridad que a su vez generará confianza y seguridad procesal jurídica entre la ciudadanía.

El nuevo edificio de lo que será el Centro de Justicia albergará a todos los operadores del nuevo sistema, desde el Poder Judicial, que son los jueces de control y jueces de juicio oral, hasta ministerios públicos, personal de servicios periciales, especialistas en bienes asegurados, asesores jurídicos.

Asimismo, en el denominado centro de justicia alternativa laborarán psicólogos, trabajadoras sociales, médicos, personal administrativo y de intendencia.

En el área del Poder Ejecutivo laborará personal de la Defensoría Pública, dependientes de la Secretaría General de Gobierno, y contará además con un área de la Secretaría de Seguridad Pública, donde estará una nueva figura como lo es el de la Policía Procesal y la Unidad de Medidas Cautelares.

Por parte de la Procuraduría General de Justicia, el titular de la dependencia, Marco Antonio Higuera Gómez informó que en el nuevo Centro de Justicia Penal laborarán 55 peritos, cuatro agentes del Ministerio Público en dos agencias: una de atención a menores y víctimas del delito y, la segunda especializada en atención a grupos vulnerables.

También, seis especialistas en bienes asegurados, tres asesores jurídicos, tres psicólogos, tres trabajadoras sociales, tres médicos, más trabajadores administrativos diversos, para dar inicio a una nueva etapa de la impartición de justicia en Sinaloa.

Jorge Romero Zazueta, titular de la Secretaría Técnica del Consejo para la Implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, explicó que esto quiere decir que a partir de mañana todos los hechos delictuosos que pudiesen llegar a verse en esa región ya serán del conocimiento del nuevo sistema.

Éste empieza de cero y operará conforme se turnen nuevos casos, incidentes que se registren de mañana en adelante, sólo de carácter penal.

Esto quiere decir que van a coexistir los dos sistemas. Es decir, los asuntos que ya se están tramitando por los jueces en la actualidad seguirán atendiéndose de acuerdo con el Código Penal anterior hasta que se agoten, en tanto que los que se vayan presentando a partir del día de mañana ya serán tramitados procesalmente de acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales.

 

Simple Share Buttons