jueves , 24 junio 2021

Mujeres empresarias de Culiacán se pintaron sus uñas… pero también las afilaron

Mujeres empresarias de Culiacán se pintaron sus uñas… pero también las afilaron

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- Las mujeres empresarias de la ciudad se pintaron sus uñas, pero también las afilaron.

Por un lado, la líder nacional de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, Ana María Sánchez, desconocía a Edna Fong como presidenta de AMMJE Capítulo Culiacán y daba por cancelada la convocatoria para elegir presidenta, en el salón El Conquistador del hotel San Luis se imponía a ésta por un año más con un voto mayoritario.

Como si se tratara de un desfile de modas, un grupo de socias de la Asociación de Mujeres Empresarias Capítulo Culiacán hizo las veces de maquilistas para embellecer a la modelo, Edna Fong, quien acababa de ser ratificada como presidenta de la agrupación por un año más.

Al ver al reportero, murmuraron entre sí y le clavaron miradas de asombro.

Los enormes tacones y mujeres de caras pintadas formaban un bloque para evitar que el comunicador se acercara a Edna Fong, quien simulaba que acaba de ser expuesta a una pelea en un ring sin batalla.

Dos de las socias pidieron espera.

«Espéreme tantito, chance, por fis», suplicaba una de las agremiadas de cabello rubio al tiempo de aventar su cuerpo para que el medio reculara.

«La belleza ante todo», secundaba otra de las socias.

Luego vienen las risas, incluida la del reportero, ante un rostro desencajado de una candidata que era felicitada por las socias del organismo.

«Maquillaje, producción», se escuchaba una voz que se perdía en medio de un salón casi vacío, donde un par de meseros comenzaba a destender los manteles y a recoger platos, cucharadas y tenedores.

Por el costado del restaurante, salía Eva Guerrero Ríos, la otra aspirante, a quien se le descalificó del proceso por no reunir la documentación que se requería para participar, acompañada otras mujeres allegadas a su grupo, quienes anunciaban: «Allá arriba está Edna».

Previamente, un grupo de reporteros había abandonado el hotel ya que el compás de espera había terminado, ya la sesión para elegir a la presidenta se realizó a puerta cerrada.

Al observar que el comunicador se rehusaba a abandonar el recinto, una de las socias advierte: «De hecho, ahorita va a salir».

«Pero no viene nadie, más que yo», se le contesta.

«No importa; dale tantito espacio», responde.

Disculpa, ¿de dónde vienes?

De Altavoz y de Café Negro.

«Ah, muy bien», acota la mujer, quien procede a acercarse al grupo y secretearse entre sí.

En cuestión de minutos se acercan otras dos féminas más, quienes aclaran que AMMJE Culicaán fijará un posicionamiento a a través de un comunicado, sobre el proceso interno que vivió la mañana de este martes lluvioso y sobre las declaraciones vertidas por la presidenta nacional de la agrupación.

«Tú como medio debes de entender y esperar la respuesta. Dame tu correo y tu número telefónico», pide una de las agremiadas.

El smarphone del reportero comienza a tomar algunas placas del interior del recinto cuando las mismas dos mujeres aseguran que se requiere de una fotografía, ellas la pueden hacer llegar y en cuestión de segundos envían la imagen que ilustra esta noticia.

La respuesta no se hace esperar, mientras las mujeres nos acompañan a la puerta.

 

 

 

 

 

 

Simple Share Buttons