viernes , 7 mayo 2021

Si a los diputados se les aplica el examen de control y confianza, ¿el Congreso se quedaría solo?

Si a los diputados se les aplica el examen de control y confianza, ¿el Congreso se quedaría solo?

Irene Medrano Villanueva

¡Aplicar el control de confianza a todos los diputados…! Solicitaba desde la tribuna el diputado Héctor Melesio Cuén Ojeda.

La propuesta les caía de sopetón a los legisladores quienes se volteaban a ver unos a otros.

¡Mmm…mmm, todos, vamos a salir raspados! Advertía el diputado Mario Imaz.

“Esa propuesta no la vamos apoyar, porque nos quedaríamos sin chamba y sin sueldo”, bromeaban.

El diputado del PAS aclaraba que si los policías fueron suspendidos, por haber reprobado el examen de Control y Confianza por presuntos vínculos con la delincuencia organizada o consumo de drogas, ¿Por qué se les reinstalan? Sí estos vínculos no eran cierto, ¿Cuántos elementos estarán en la misma situación?

Estas inconsistencias y la poca claridad de las políticas en materia de seguridad, decía, aumentan el clima de desesperación a que son sometidos estos elementos policiacos, esto puede alterar la tranquilidad que se vive en el estado, el enojo que genera por la forma en que son tratados y acusados por las autoridades puede causar una tragedia.

Los policías presentes, algunos callados, otros platicando entre sí, proponían “que también le hagan el examen al gobernador y al Procurador, porque a lo mejor el secretario general de gobierno lo reprobó y dicen que no se lo han aplicado”.

¡Adelante con la propuesta… pero que a los diputados nos apliquen también el antidoping! Proponía la diputada del PAN María de la Luz Ramírez, pero luego aclaraba: “ah y que sea sorpresivo”.

Lo que plantee el diputado Cuén está bien, advertía la diputada Sylvia Miriam Chávez, pero que también proponga un examen de sensibilidad, porque lo de los policías está cabrón.

Esto es una injusticia, no tienen ni para ir a la Coppel, decía.

Los policías encapuchados –para no ser presa de la delincuencia organizada-, algunos se tronaban los dedos, otros con su mirada fija en la tribuna, como deseando que su situación se resolviera con posicionamientos, veían desfilar a los legisladores que hablaban “pero que no vemos una respuesta a nuestra desesperación, puras palabras”, señalaban.

¡Claro que nos duele…! Sentenciaba la diputada Sylvia Myriam desde la tribuna.

Llegaba se posicionaba y con los brazos en el estrado, luciendo un llamativo collar que despertaba la curiosidad de los presentes, de entrada decía ¡yo aquí no soy palera de nadie!, luego señalaba “veo a un gobernador mortificado…preocupado por lo que les pasa a los policías”.

“Y eso que no es palera de nadie…” bromeaban los diputados, mientras la diputada de Nueva Alianza decía estar preocupada porque “ahora quien nos va a defender de la delincuencia” y guardaba silencio.

“El chapulín colorado, no”, señalaban los legisladores y nuevamente la diputada Chávez López, advertía quien nos va a defender… de los periodistas, hizo una pausa “he se le chispoteó todito” bromeaban reporteros, y la diputada aclaraba: sí quien va a defender a los periodistas.

Luego el diputado José Felipe Garzón López rompía la defensa de los policías para proponer desde la tribuna que se inscriba en el Muro de Honor del Salón de Sesiones, el nombre de Clemente Vizcarra Franco, a quien consideró como uno de los hombres más cultos que ha dado Sinaloa, jurista, historiador, catedrático, universitario, político, poeta, cuentista, ensayista y filósofo, pero humilde, noble e íntegro, de convicciones éticas invariables, a tal grado que rechazó el nombramiento de Embajador de la República de Colombia durante la presidencia de su amigo, Miguel Alemán.

¡Pos no tenía necesida! Decía un policía.

También la diputada por el Partido Sinaloense, María del Rosario Sánchez Zatarain, en tribuna lucía un llamativo collar al presentar un posicionamiento sobre jefas de familia, señalando la urgencia de establecer, regular el apoyo y protección a las madres jefas de familia que habitan en Sinaloa mediante ayuda económica mensual condicionándolo a la condición de vulnerabilidad en la que se encuentren.

“Que venda su collar”, bromeaban algunos diputados y otros defendían “es que la diputadas quieren brillar”.

La diputada por el Partido Revolucionario Institucional, María Lorena Pérez Olivas, no se quiso quedar atrás y también con un sugestivo collar con piedras verdes, en tribuna apoyaba el posicionamiento de la legisladora del PAS.

¡Es una pasarela…!los collares los está regalando la diputada Sylvia Miriam” decían.

“Las diputadas si nos tienen confianza….sabían que íbamos a venir y sacaron sus perlas, rubíes, esmeraldas y granates”, señalaban los policías. (El Sol de Sinaloa)

 

Simple Share Buttons