jueves , 4 marzo 2021

«Mi hijo ni siquiera una navaja cargaba»: Madre de «El Chicote», menor asesinado por la Marina

«Mi hijo ni siquiera una navaja cargaba»: Madre de «El Chicote», menor asesinado por la Marina

Samuel Sánchez Rubio

ElDorado, Sinaloa.- En el porche de un domicilio humilde de la colonia Aviación en la sindicatura de Eldorado, Culiacán, se encuentra un pequeño altar; tiene flores, una cruz de arena y la fotografía de Miguel Ángel Cháidez, el joven abatido por elementos de la Secretaría de Marina el pasado jueves 6 de noviembre.

En la parte frontal del domicilio aún se encuentra la carpa de una funeraria.

A su llegada, el reportero saluda de mano al señor Jaime Cháidez, el abuelo, padre de corazón de la víctima, pues junto con su esposa, se encargaron de criar a “El Chicote”, como era llamado de cariño por sus familiares y amigos.

Después sale del hogar la madre del menor Cecilia Cháidez Madueño, junto con la abuela, hermanos y primos.

Visten de negro, su rostro refleja tristeza por la pérdida de su ser querido.

la foto (10)

“Él no trabaja ni estudiaba, pero era un niño muy tranquilo; a él lo único que le gustaba era andar con sus amigos y pasearse en la moto, nada más, y aquí se la navegaba con mis papás”, expresó con dolor.

Cuenta que su hijo salió muy temprano ese jueves para realizar unos mandados a su madre, lo hizo a bordo de su motocicleta.

Ya habían transcurrido algunas horas, pero no tenían pendiente, ya que por lo general, Miguel Ángel lo hacía así y siempre aprovechaba para visitar a sus amigos.

Pero al pasar las horas, la noticia que le rompió su corazón llegó: le informaron sobre el asesinato de su hijo de apenas 17 años.

“Me dijeron que lo habían balaceado. Yo me vine de mi casa cuando lo miré, que ya estaba la Marina, ya lo habían balaceado. Aquí mi familia fueron lo que escucharon todos, la colonia, todo lo que estaba pasando”, mencionó.

Pero quien sí logró escuchar los disparos que causarían la muerte a Miguel Ángel fue su abuelo, quien cuenta que esa mañana vio salir de su domicilio a su nieto, pero nunca regresó.

“Yo estaba acostado cuando él salió, después me levanté yo y escuché unos disparos. Dije son cuetes y ya salí y escuché las ráfagas, vi una moto blanca ahí tirada y pues estaban corriendo los militares. Dije quién sabe qué pasaría”, dijo en voz baja.

Ante la impresión que había causado en él el estruendo de las balas, salió a revisar de qué se trataba.

Ahí se encontró con unos amigos de “El Chicote”, quienes aseguran que el adolescente había sido asesinado.

“¿Dónde está El Chicote? Me dijeron. Anda a un mandado, respondí. Ahí me explicaron que lo venían correteado los marinos. Y eso, ¿porqué? Les pregunté. Me dijeron sabe», expresó el señor de edad avanzada.

Por horas, el área donde fue abatido a balazos por elementos de la Marina fue acordonada. No se permitía acceso a ninguna persona, incluso a su familia.

Después de momentos de espera, la familia finalmente es notificada de su fallecimiento.

A decir de los familiares y los vecinos, «El Chicote», a bordo de su motocicleta, era perseguido por elementos de la Marina.

A una cuadra de su domicilio, descendió de la unidad para darse a la fuga, pero al ser alcanzado por una bala, la cual le generó una lesión en una de sus piernas y corrió unos metros hasta llegar a un domicilio.

Ahí brincó una cerca de malla ciclónica, caminó hacia el área de lavado, hasta ser alcanzado presuntamente por estos elementos de seguridad, quienes lo persiguieron a este sitio para accionar de nueva cuenta sus armas, causándole heridas mortales.

La familia Cháidez exige justicia

Por este hecho, la familia de Miguel Ángel Cháidez ha iniciado una protesta permanente en busca de justicia.

Realizaron una manifestación, con el cuerpo presente de la víctima en las instalaciones de la Novena Zona Militar en Culiacán. Posteriormente acudieron a las instalaciones de la Televisora Grupo Pacífico.

“Yo lo que pido es que se le haga justicia; no había necesidad de hacer todo eso, que me escuchen y que ayuden para hacerle justicia a mi hijo, justicia para él; no se merecía esto mi hijo. Yo me imagino que el corrió porque se asustó, creo que no sé y ellos yo creo que por coraje, porque no se detenía los balearon y lo quisieron justiciar poniéndole una pechera y una bolsa de droga, pero no usaba nada de eso; ni siquiera una navaja cargaba”, expresó la madre de familia.

Intervienen organismos de derechos humanos

En rueda de prensa, diversos organismos de derechos humanos hicieron un posicionamiento al respecto en un restaurante de la sindicatura de Eldorado.

Leonel Aguirre, presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa, exigió a las autoridades esclarecer este hecho y sancionar a los elementos de la Marina involucrados, en caso de ser responsables.

Por su parte, Miguel López Morales, presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Valle de San Lorenzo, dio a conocer que la víctima, Miguel Ángel Cháidez, tenía de precedente una detención por parte de elementos del Ejército en el mes de mayo, hecho en el había intervenido el organismo que él representa.

Denunció abusos por parte de elementos de la Marina, pues “arrollaron al joven menor de edad y tumbaron de la moto, le aplicaron la ley fuga, porque pudieron haberlo detenido, pero no lo detuvieron, permitieron que avanzara un poco más para poder hacer cerca de 10 impactos y los conocemos porque la comisión local estuvo con la comisión nacional analizando el caso”.

Descartó que la víctima halla portada un arma como se ha dicho por parte de las autoridades, porque “ nosotros lo constamos, estuvimos presentes en el acto y no existía ninguna arma sobre el cuerpo del menor. A la 10 de la mañana que ellos llegaron y llegó el ministerio público, plantaron el arma; era un arma café en color oscuro y claro con un caños con silenciador”.

 

Simple Share Buttons