martes , 26 enero 2021

Así fue asesinada María Luisa Zambada, su hija y dos sobrinas

Así fue asesinada María Luisa Zambada, su hija y dos sobrinas

Carlos Rosas

Culiacán, Sinaloa.- El subprocurador de Justicia, Martín Robles Armenta, confirmó que dos sobrinos participaron en el secuestro y asesinato de la abogada María Luisa Zambada Gallardo, de su hija y dos sobrinas.

En conferencia de prensa, dio a conocer que hay cinco personas detenidas por estos hechos, de los cuales dos son parientes directos de la ex procuradora de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia. Uno de éstos se encuentra prófugo de la justicia.

A los detenidos se les considera como probables responsables de la comisión del delito de feminicidio.

De los detenidos, uno de ellos es sobrino, identificado y otro más empleado de confianza.

Tras lamentar el fallecimiento de la familia,  relató los hechos:

Con motivo de una denuncia interpuesta por un familiar directo de Zamabada Gallardo, presentada el pasado 17 de noviembre, a las 21:52 horas, ante la Agencia Especializada en Desaparición Forzosa, con residencia en Culiacán, se inició la averiguación previa número 174/2014.

Se designó un grupo de agentes del Ministerio Público, adscritos a la Coordinación de Homicidios Dolosos, así como a un equipo de peritos, para que investigaran el asunto, cuya prioridad era rescatar sanas y salvas a las víctimas.

Este grupo recabó información en el sentido de que María Luisa Zambada había acudido en horas de las tarde del domingo 16 de noviembre del año en curso a una finca campestre de su propiedad ubicada en la sindicatura de Aguaruto, donde había sostenido una reunión familiar con diversas personas.

En este lugar fue vista por última vez a bordo de un vehículo de su propiedad.

Los elementos municipales fueron informados a las 12:00 horas del día 17 de noviembre de 2014 sobre la localización de un niña de 1 año 11 meses de edad, abandonada en el interior de una tienda comercial denominada Bodega Aurrera, ubicada por la calle Aztlán y Benjamín Hill de la colonia Barrancos.

Los policías solicitaron la intervención del sistema DIF, donde quedó depositada la menor para ser turnada a la autoridad correspondiente.

Ese mismo día se tuvo información que la niña resultó ser nieta de Zambada Gallardo e hija de Emma Fabiola Payán Zambada.

La familia de Zambada, al tener conocimiento de la localización de la niña y al no tener comunicación con las cuatro mujeres desaparecidas (la abogada, su hija y dos sobrinas), decidieron denunciar los hechos.

Los agentes investigadores, al constituirse en el domicilio particular de la litigante del derecho, encontraron indicios de daños en el sistema de seguridad y de vigilancia que se encuentra instalado en dicha vivienda.

En la cochera hallaron tres unidades estacionadas propiedad de la familia.

Las investigaciones condujeron hasta la finca, último lugar donde estuvo presente la abogada.

Ahí se aseguró a la persona de nombre Fausto López Salasar, de 25 años de edad, de ocupación velador, quien corroboró la información que obtuvieron los investigadores sobre la presencia de María Luisa en la finca.

El testigo dijo que la abogada estuvo en la finca hasta las 21:00 horas del día domingo 16 de noviembre del año en curso, lugar donde también habían estado las dos sobrinas, al igual que su hija y su nieta.

Las cuatro mujeres, incluida la niña, se habían retirado más temprano con rumbo al domicilio ubicado en esta ciudad a bordo de una camioneta Cherokee modelo 2015, permaneciendo en la finca la licenciada sola.

La mujer se disputo a recoger platos que quedaron en el convivio una vez que se retiraron sus invitados.

El sujeto en referencia argumentó que Zambada se retiró del lugar conduciendo un automóvil Passat en compañía de su sobrino Marco César Zambada Flores, de 22 años de edad, y de otra persona familiar de ésta, quien también se encuentra prófugo.

El día 19 de noviembre del año en curso los agentes obtuvieron información de que las cuatro mujeres fueron privadas de la libertad en el transcurso de la madrugada del día 17 de noviembre del año en curso y horas más tarde fueron privadas de la vida por arma de fuego y utilizando una retroexcavadora, hicieron un hoyo, donde sepultaron los cuatro cuerpos en el interior de la finca.

Los agentes se constituyeron en el lugar ayer, a las 14:30 horas, donde se corroboró la localización de los cuatro cuerpos sin vida, que resultaron ser María Luisa Zambada Gallardo, su hija Emma Fabiola Payán Zambada, así como dos sobrinas más menores de edad.

En la madrugada del día de hoy los elementos del MP, en colaboración con agentes especializados del fuero común, determinaron ordenar la detención por urgencia como probable responsable del delito de feminicidio a las personas que llevan los siguientes nombres:

Marco César Zambada Flores, de 22 años de edad, de ocupación comerciante y sobrino de la abogada; Fausto López Salasar, de 25 años de edad, velador de la finca; Jesús Daniel Villavicencio González, de 23 años de edad, empleado; Jesús Guadalupe Niebla Romo, de 20 años de edad, empleado de tienda comercial, y José Carlos Morales García, empleado de un restaurante.

De acuerdo con Robles Armenta, una vez que se acudió a la finca a la reunión, Emma Fabiola Payán Zambada, con su hija, en compañía de sus primas de 16 y 13 años de edad, decidieron retirarse a su domicilio particular ubicado en la ciudad entre las 20:00 y 21:00 horas a bordo de una camioneta Jeep Cherokee 2015.

Una vez que Emma llegó a la casa que habitaba junto con su madre, dejó a las dos primas al cuidado de su hija para luego retirarse a un compromiso social que tenía.

«Mientras esto ocurría, al estar sola su madre María Luisa Zambada Gallardo en la finca de Aguaruto, ésta se dispuso a llevar manejando su automóvil Passat a dos familiares de ella. Uno de ellos su sobrino, con domicilio allí mismo en la sindicatura de Aguaruto, ya que estos dos últimos fueron invitados al convivio», dijo a los medios.

Estas dos personas se pusieron de acuerdo para robar a su tía objetos de valor. En el trayecto sometieron a la abogada y le propinaron golpes con los puños y la colocaron en el asiento posterior del vehículo, mientras que uno de ellos se puso al volante, mientras la mujer era sometida otro de los sujetos.

La mujer fue llevada al domicilio que habitaban los agresores.

Ya en el domicilio, María Luisa fue amarrada, sujetada de pies y manos, con la boca cubierta.

Esta vivienda era habitada por dichos sujetos.

Los dos sobrinos de María Luisa optaron por hablarle a otro sujeto de nombre José Carlos Morales García para que les ayudara a cometer los hechos.

Posteriormente, los tres sujetos se trasladaron a la vivienda de la abogada, a bordo del Passat, dejándola inmóvil y lesionada en una de las habitaciones del domicilio.

Los tres jóvenes entraron al domicilio de Zambada, donde localizaron a las tres menores, a quienes las sometieron al vehículo Passat.

De igual manera se apoderaron del vehículo Cherokee que se encontraba estacionado en el domicilio de Zambada.

Una vez que hicieron esto, se trasladaron hasta la casa de Jesús Daniel Villavicencio González, ubicada en la colonia Lombardo Toledano, donde las dejaron con vigilancia por el habitante de esta vivienda y de otras personas más.    

También le pidieron colaboración vía telefónica para la comisión de los hechos a otro sujeto que se encuentra detenido de nombre Jesús Guadalupe Niebla Romo y a otra persona que está prófuga.

Esos dos sujetos, acompañados de Marco César Zambada Flores y de otra persona más, regresaron de nueva al domicilio de la abogada para esperar a su hija Emma, a quien sometieron, la golpearon y despojaron de una cantidad de entre 12 y 13 mil dólares para después privarla también de la libertad.

A bordo de los dos vehículos, la Cherokee y el Passat, poniéndose de acuerdo, fueron a la colonia Lombardo Toledano, recogieron a las tres menores y se trasladaron todos con las cuatro mujeres, incluida la niña, con destino a la finca.

Los sujetos dejaron con vigilancia a las cuatro víctimas y posteriormente se trasladaron a bordo de la Cherokee hasta el domicilio donde tenían maniatada y resguardada a la abogada.

Finalmente también se la llevaron a la finca de su propiedad, a las 7:00 horas del día lunes 17 de noviembre.

Estando las víctimas y los probables responsables en la finca, el sobrino de ésta, Marcó César Zambada Flores, rentó una retroexcavadora y contrató un operador para la misma, haciéndole creer que ocupaba un orificio en la parte lateral de la barda de la finca para colocar una palmera, supuestamente por instrucciones de su tía.

Las 5 víctimas fueron sometidas en una de las habitaciones del interior de la finca.

Una vez que se retiró el operador, los sujetos volvieron a atacar a las víctimas en el lugar donde habían realizado el hoyo y uno de los sujetos les realizó diversos disparos en diferentes partes de sus cuerpos con una pistola calibre 22 proporcionada por el velador de la finca.

«Entre todos, decidieron sepultar a las 4 mujeres en el hoyo que momentos antes habían realizado, poniendo una loza de concreto en la parte superior del orificio y haciendo uno de un servicio de taxi, compraron césped y cubrieron la loza de concreto para posteriormente, Márco César Zambada Flores, conduciendo la unidad Cherokee, y Jésus Daniel Villavicencio González, conduciendo el automóvil Passat, se trasladaron a las 11:00 horas del día lunes 17 de noviembre del año en curso a la tienda comercial y dejaron abandonada en el interior de la tienda Comercial Bodega a la niña un año con 11 meses de edad», agregó el funcionario.

Posteriormente, los probables responsables se trasladaron en los dos vehículos y los estacionaron en la cochera ubicada en el interior de la vivienda, propiedad de la abogada.

Se obtuvo la videograbación de diferentes negociaciones comerciales, así como del interior de la tienda comercial donde se dejó abandonada a la menor.

Se identificó al conductor del taxi, de nombre Édgar Humberto Ibarra Lara, a quien se le recepcionó su declaración ministerial.

Actualmente la PGJE se encuentra en el término para resolver la situación jurídica de los acusados y se busca a dos sujetos más como probables responsables del delito de feminicidio.

En el lugar de los hechos fueron localizados indicios balísticos.

Aseguró que ninguno de los cinco implicados tiene antecedentes penales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Simple Share Buttons