miércoles , 23 junio 2021

Velan los restos de María Luisa Zambada en medio de dolor y tristeza

Velan los restos de María Luisa Zambada en medio de dolor y tristeza

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- La tristeza y dolor se refleja en cada uno de los rostros que visitan esta sala de velación de la funeraria Moreh en Culiacán.

El lugar se encuentra rodeado de coronas y arreglos florales, cada uno con un mensaje de amor y apoyo.

La mayoría de los presentes viste de negro, al fondo de una sala se encuentran cuatro ataúdes; al centro, con dos cirios en cada costado, es velado el cuerpo de María Luisa Zambada Gallardo, ex procuradora de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia del DIF Sinaloa, al lado el de su hija, Emma Fabiola Payán, y sobre los dos ataúdes restantes, se encuentran las fotografías de dos jovencitas.

En el exterior se acomodan más coronas con dedicatorias a la abogada María Luisa, a su hija y a las adolescentes.

El reportero aborda a una de las hermanas de la desaparecida Zambada Gallardo.

Con voz entrecortada, producto del dolor que embarga a esta familia, responde con lágrimas en los ojos que su hermana era una gran mujer, luchadora y franca. El sentimiento no le permite decir más y continúa orando.

Sobre los sillones de esta sala también se encuentran muchas jovencitas, la mayoría viste uniforme de preparatoria. A lo lejos se alcanza a percibir sus ojos rojos, ya que han pasado horas y horas el llanto no cesa.

“Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús”, ora un grupo de mujeres por el descanso eterno de estas cuatro almas.

Patricia Inzunza Alarcón, delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Sinaloa, acude a la funeraria para velar los restos de su amiga María Luisa.

“Ella era una excelente hija, ella siempre fue muy responsable con su familia, con su mamá, excelente tía, hermana, y ya de ahí enfocada a la familias con lo público. Una mujer de carácter, muy seria, cabal que tenía palabra y la cumplía, se daba a respetar” expresó.

La delegada de Profepa en Sinaloa, con lágrimas en los ojos, narró un poco sobre las experiencias que compartió con su amiga, con quien mantenía una relación muy cercana desde hace casi 30 años.

“Sinaloa pierde una gran mujer, ella acaba de perder a su mamá, con mucho entereza sacó adelante a estos muchachos (sus sobrinos) y bueno procuró la defensa de los menores, la familia, la mujer. Yo creo que es un legado el que nos deja, que nosotros tenemos que seguir luchando por ese legado, seguir defendiendo a la familia”, puntualizó.

Dijo sentirse orgullosa de haber sido amiga de la ex funcionaria y también habló un poco sobre las inquietudes y planes que tenía María Luisa Zambada.

Situaciones relacionadas con su nieta, su hija y sus sobrinos eran los principales temas de conversación que la ahora fallecida relataba a sus amigas.

“Ella se hizo cargo de sus sobrinos, fallecieron su papás y se encargó de darles educación, aportaba para la manutención. Era muy solidaria, con sus hermanas con su familia, ella no salía de Aguaruto , para ella Aguaruto era la capital del estado y ella con mucho esfuerzo compró ese rancho de cuatro hectáreas, con mucha ilusión. Decía vamos a poner un jardín aquí con una fuente, vamos a poner palmeras, vamos a poner un asador vamos a juntarnos las amigas, ella tenía muchas ilusiones en la vida”, refirió Inzunza.

Representante de diversos organismos de mujeres y la familia también estuvieron en la velación de los restos de Zambada, su hija y sobrinas.

Se le cuestiona a Emma Karina Millán Bueno, directora del Consejo Municipal para Prevenir y Atender la Violencia Intrafamiliar en Culiacán, cómo recuerda a María Luisa.

“Era una mujer luchadora, trabajadora, responsable que siempre trabajaba con defender a las mujeres a los niños a la familia, que es un trabajo muy comprometido, nada fácil. El tratar que las cosas sean justas, lo mejor para la familia en muchas ocasiones es difícil conseguir», dijo.

A Gabriela Inzunza, directora del Instituto Municipal de las Mujeres Culiacán, se le pregunta dónde conoció a Zambada. 

“La conocí en el organismo de mujeres priistas, que antes se llamaba Consejo para la Integración de la Mujer, y posteriormente seguimos siempre en contacto. Ella estuvo como procuradora. María Luisa fue una mujer de temple de carácter, siempre defendiendo sus casos como abogada, siempre con mucho profesionalismo. Una mujer de principios, honesta, me tocó varias experiencias; yo acudí cuando ella era procuradora a llevar unos casos de mujeres, siempre los atendió perfectamente y les dio seguimiento», agregó.

Ana Patricia Ortiz Cárdenas, presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas, comparte las experiencias que tuvo con Zambada.

«Yo tuve la fortuna de de conocerla desde hace muchos años, también más de 28 años de estar participando, trabajando en equipo, la verdad fue para mí muy importante en el aprendizaje, todo lo que ella hacía, como defendía a las niñas, niños a los mujeres cuando estuvo de procuradora».

«Yo en ese tiempo era directora de DIF Sinaloa, la verdad ella me dejó mucho aprendizaje, en el sentido de que nunca hay que detenerse a pensar de lo que me puede afectar a mí sino realmente la vocación de servicio que ella tenía, de enfrentar las situaciones, de luchar por los derechos y sobre todo de buscar una vida mejor».

Teresa Guerra Ochoa, directora Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa A. C., dijo estar consternada por el asesinato de María Luisa.

«Ha sido algo que nos ha consternado, porque tuvimos la oportunidad de trabajar con María Luisa en varios casos defendiendo mujeres, primero como procuradora de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia y luego como abogada, había abanderado a mujeres que habían sido golpeadas o violadas en su derecho».

«María Luisa era una mujer de carácter, muy definida en el sentido de proteger a las mujeres. Lamento mucho las circunstancias en las que se da su muerte, porque es muy contradictorio, que una mujer que se destacó luchando a favor de las mujeres y la familia, haya perdido la vida de esta forma tan lamentable».

«Creo que Sinaloa tiene que redoblar mucho más esfuerzos, de nuevo se vuelve a poner a la vista en esta entidad. Son cuatro mujeres, dos menores de edad y una mujer luchadora en el tema de mujeres, creo que los esfuerzos hasta ahorita han sido insuficientes para frenar la violencia, muchas cosas que nos rebasan».

Los restos humanos de las 4 mujeres fueron llevados a La Lomita, donde se les rindió misa de cuerpo presente.

 

Simple Share Buttons